SOCIEDAD

Temor en Córdoba por otra crecida de los ríos: hay más de cien evacuados

Bomberos temen que los muros de contención filtren más agua. Poca información oficial y grandes pérdidas materiales.

Foto:Gentileza La Posta Digital.

Más de cien personas seguían hoy evacuadas a raíz de las inundaciones generadas por la crecida del río Ctalamochita, que persiste desde hace una semana en el sur de Córdoba, lo que generó cortes de ruta, servicios de agua y energía en Bell Ville, y nuevos desbordes en Villa María.

La situación más crítica se vivía en la ciudad de Bell Ville, a 205 kilómetros al sudeste de la capital cordobesa, donde la crecida fue considerada "histórica" por las autoridades, que dispusieron para mañana asueto escolar, administrativo y judicial para evitar mayores inconvenientes.

Mientras se espera una posible crecida, la ciudad permanecía hoy sin agua potable ni servicios de cloacas, a la vez que amplios sectores estaban sin energía eléctrica, mientras 153 personas seguían evacuadas en el polideportivo municipal.

Federico Haldemann, bombero de la localidad, aseguró a la agencia DyN que la situación continuaba "crítica" en la ciudad, donde "a las 3 tocó la alarma y empezó a filtrar agua por uno de los muros de contención", por lo que hicieron evacuaciones en el Barrio Fátima.

"Estamos cuidando las contenciones porque si colapsan inundamos a un tercio de la población", describió. Además, indicó que "la planta cloacal que está dentro del barrio Fátima", que fue evacuado, "está inutilizable".

Ante ello, el servicio de agua de red quedó suspendido a las 8 y las autoridades pidieron a la población utilizar el sistema cloacal lo menos posible, a la vez que seguía restringida la circulación de vehículos dentro de la ciudad.

Sin precendentes. Haldemann resaltó que es considerada "histórica" esta crecida, porque recordó que la más importante que tuvo la ciudad fue en 1979 cuando, dijo, "el agua no llegó hasta el cuartel y ahora sí".

La Policía Caminera de Córdoba detalló que los cortes eran totales y preventivos en la ruta 9 sur, entre Villa María y Ballesteros, y a la altura de Morrison en el kilómetro 517. Asimismo, fue cerrado el tránsito en ruta 2 y la 9 sur, y en la ruta 158 a la altura del kilómetro 197, en Dalmacio Vélez Sarsfield, mientras en la 36 se impidió el paso de camiones.

Nuevas crecidas. El desborde de los ríos en Córdoba, generados por lluvias recientes, eran monitoreadas por las autoridades de distintas comunas que organizaron traslados preventivos y redes de asistencia. Ante la falta de una comunicación clara de parte del gobierno provincial, la información es compartida por medios locales, vecinos y damnificados a través de las redes sociales.

En Villa María, el intendente Eduardo Accastello dijo a radio Cadena 3 que "hay vecinos que hace siete días están con el agua en la puerta de su casa". "Hoy nos enteramos a la mañana de que había crecido el río porque empezó a desbordar", apuntó.

El funcionario cuestionó las demoras en dar aviso por parte de la dirección provincia de aguas DIPAS, al sostener que "la información llega con horas de atraso y a nosotros no nos sirve. Ayer estábamos terminando de recuperar los barrios Vista Verde y Mariano Moreno, y la pretensión hoy era restablecer la luz".

"Nos enteramos por radio que nos habíamos vuelto a inundar en Vista Verde y que el río iba a subir 25 centímetros", sostuvo.

Mientras tanto, el director de Recursos Hídricos de Córdoba, Juan Pablo Brarda, explicó que el mayor caudal de agua desde el dique Piedras Moras y algunas precipitaciones aumentaron el nivel del río a la altura de Villa María, donde después de varios días en el que el nivel bajó un metro, hoy subió 20 centímetros.

Brarda señaló que "llovió en las cuencas media y alta, eso genera aumento en los niveles de velocidad de los ríos".

"Los campos están inundados, saturados con agua; esa agua que precipita escurre al río, es un excedente hídrico de una magnitud incalculable", añadió.



Redacción de Perfil.com