SOCIEDAD REVELACIONES DE UN GRUPO DE WHATSAPP


Time Warp: de qué hablaban los organizadores durante la fiesta

Una pericia al teléfono de Conci reproduce los chats en tiempo real. La secretaria de Stinfale estaba al tanto de los accesos. 


Foto:Cedoc Perfil

Una pericia realizada al celular de Adrián Leonardo Conci, el empresario prófugo por la tragedia de Time Warp, reproduce en tiempo real las conversaciones sobre los ingresos entre quienes estarían a cargo de la organización del evento. La charla demostraría que la secretaria del reconocido abogado Víctor Stinfale estaba al tanto del número de asistentes y tenía conocimiento de los accesos al predio.

El informe preliminar, que figura en el expediente y al que tuvo acceso PERFIL, se realizó sobre el iPhone 6 que Conci entregó a los investigadores al declarar como testigo. El hallazgo del grupo de WhatsApp “Time Warp” puede resultar clave para probar la participación del abogado Víctor Stinfale, que negó su responsabilidad en dos entrevistas publicadas ayer.

El grupo de la aplicación de mensajería refleja la actividad entre el 15 de abril, a las 10:07:08 pm, y el 16 de abril, a las 7:09:21 am, de un grupo abocado a las entradas del evento en el que murieron cinco chicos.

En el chat se puede leer cómo “El Pollo” Conci, los titulares de la empresa encargada de controlar los accesos –Axcess Group– y “Erica”, la mano derecha de Víctor Stinfale, intercambian datos sobre el número de asistentes a la fiesta de música electrónica hasta llegar al “ingreso final: 20.513”, es decir, 7 mil personas más de las permitidas por las habilitaciones cedidas por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La participación de la secretaria de Stinfale comienza el viernes a las 22 con una serie de indicaciones: “Dar de baja Rodri A.”. Luego indica: “Dar de baja rrpp cristian”; sigue con “Magnéticas para dar de baja –y da el número preciso de las tarjetas–. Los otros participantes también le piden indicaciones.

La actividad se detiene y se retoma cerca de la 1 de la madrugada. Los integrantes de la empresa contratada para controlar los ingresos dan los números: “1136”, a la 1:25 de la madrugada. El número crece una hora más tarde: “7916”, informa uno de los encargados de los ingresos. Y “Erica” vuelve a intervenir: “¿Ya?”, se sorprende.

Pasadas las 4 del sábado, un mensaje avisa: “Ingresos 19795” hasta llegar a 20512, a las 7:09:21. A esa hora, las ambulancias ya se habían llevado a los chicos intoxicados. Dos de ellos murieron en el predio de Costa Salguero.



Cecilia Di Lodovico