SOCIEDAD LA MUJER ERA PACIENTE PSIQUIATRICA

Tiró a una nena del pullman por un brote psicótico

Luego de 24 horas de permanecer internada en el Hospital de Niños Ricardo Guitérrez, el estado de salud de la nena de 5 años que fue arrojada el viernes a la noche desde el pullman de un teatro porteño evoluciona favorablemente.

Traslado. La nena de 5 años fue internada en el Gutiérrez.
Traslado. La nena de 5 años fue internada en el Gutiérrez. Foto:cedoc

Luego de 24 horas de permanecer internada en el Hospital de Niños Ricardo Guitérrez, el estado de salud de la nena de 5 años que fue arrojada el viernes a la noche desde el pullman de un teatro porteño evoluciona favorablemente. Si bien continúa en observación, se presume que sería dada de alta dentro de las próximas 48 horas. En tanto que la mujer que la arrojó al vacío desde una altura de casi seis metros sigue hospitalizada en la guardia del neuropsiquiátrico Braulio Moyano, sedada y con custodia policial.  

El incidente se produjo poco después de las 21 en el teatro ND Ateneo durante el concierto del cantante Gabo Ferro. En ese momento, una mujer –que se llama Carolina y sufre problemas psiquiátricos– inesperadamente tomó del brazo a la nena que estaba en el recital con su madre y la arrojó hacia la platea. Debido al fuerte impacto la menor sufrió traumatismo de cráneo, cortes y lesiones en sus brazos.  

Al caer sobre el hombro de uno de los espectadores, amortiguó en cierta forma su caída y evitó otro tipo de desenlace. Ante los gritos del público a raíz de lo sucedido, el cantautor suspendió el recital.  

Fuentes cercanas a la investigación consultadas por PERFIL confirmaron que la atacante era paciente del hospital neuropsiquiátrico para mujeres y gozaba de una salida transitoria. Las mismas fuentes revelaron que la mujer de 42 años habría sufrido una descompensación psicótica.

Manuel, un testigo del hecho, contó a la prensa cómo se vivió desde el público lo sucedido: “Pensamos que se había caído una luz o un bulto desde el techo. De inmediato se produce un griterío y se para la música. Segundos después bajó una señora preguntando por su hija, en medio de una crisis de nervios”.

Los responsables de la sala informaron en un comunicado que “las tres personas que resultaron damnificadas por el incidente provocado por una persona del público fueron atendidas por personal médico”.