SOCIEDAD

Tragedia de Once | Familiares piden ver a "los funcionarios procesados presos"

A 18 meses del siniestro, los padres de Lucas Menghini Rey, la víctima 51, leyeron un duro comunicado. El llanto de Campanella.

Foto:Telam

Al cumplirse 18 meses de la tragedia de Once, que dejó 51 víctimas fatales y más de 700 heridos, los familiares llevaron adelante una jornada en conmemoración a "la masacre" y renovaron su reclamo de justicia en el que pidieron "cárcel para los funcionarios y empresarios amigos que están procesados".

La jornada, que comenzó a la mañana y terminó a las 21 en la estación de Once, tuvo su momento más emotivo cuando Paolo Menghini y María Luján Rey leyeron, entre lágrimas, un duro comunicado en el que responsabilizaron al Gobierno de "abandonarnos antes, durante y después de la tragedia".

"En la vida hay que elegir, decía el eslogan del oficialismo. Nosotros no pudimos elegir tener a nuestros familiares con vida", sentenció Paolo intercambiando palabras con lágrimas. "Pero sí podemos elegir denunciar la corrupción sin miedo, por eso pedimos a la Justicia que cite a (Julio) De Vido a declarar y que haga algo con las denuncias ya que no hizo nada ni con (Ricardo) Jaime, ni con los Cirigliano, ni con nadie".

María Luján Rey, continuó: "Ellos ya eligieron. Entre los Pedraza, los Cirigliano, los Jaime y nosotros, los eligieron a ellos", dijo en referencia al Gobierno. "Ellos ya eligieron, sí. Eligieron pintar los vagones. Pintar los vagones no salva vidas", siguió.

"La responsabilidad de todo esto que está pasando, ahora, es del señor Florencio Randazzo", remató la mamá del joven hallado en el fuelle de un vagón dos días después de la colisión del tren contra el paragolpe del andén 2 de la estación ferroviaria, el 22 de febrero de 2012.

Paolo Menghini sintetizó el malestar de los familiares en dos oraciones: "Jaime es este Gobierno y este Gobierno es Jaime. Queremos ver a todos los funcionarios procesados, presos".

Llanto. Los familiares de las víctimas no fueron los únicos que vertieron lágrimas al hall central de la estación de Once. El cineasta Juan José Campanella participó del acto y pronunció un emotivo discurso.

"Sé que no me dedico a esto, dirijo películas en mi horario laboral pero soy hombre soy las 24 horas", comenzó. "Cuando ocurre una masacre, que no es un accidente ni una fatalidad, sino que es un crimen por la negligencia o corrupción de otra gente, me meto", lanzó.

El director de cine dijo estar "ante la responsabilidad más grande en la vida" antes de pronunciar el discurso. "No es necesario ser juez para saber lo que es justo", esbozó.

Reclamo. La jornada, titulada "Doce horas por justicia" comenzó a las 8.32 (hora de la tragedia) con el sonar de una sirena y continuó con las palabras del sacerdotes Diego Fares, quien acompaña espiritualmente a las víctimas por pedido de Jorge Bergoglio, hoy Papa.

El religioso jesuita llamó a luchar por la justicia porque "si no perdemos nuestra dignidad y se deshace el tejido social que nos une como ciudadanos, como hermanos, como argentinos". "Necesitamos estar acá y acompañar cada uno desde su fe, desde su creencia, desde su solidaridad", manifestó.

En el marco de la jornada también hubo una muestra de la agrupación "Fotógrafos con causa", se presentó la página web de los familiares de las víctimas y se estamparon remeras con la leyenda "JU5T1CIA".

Asimismo, se colocó en el hall central de Once la imagen de una vaca, que representa a una organización de usuarios de la línea Sarmiento, con la frase: "No somos animales, justicia".


Redacción de Perfil.com