SOCIEDAD UN MICRO VOLCO CAMINO A CHILE

Tragedia en Mendoza: tres chicos lograron sobrevivir al accidente

Son de San Juan y viajaban con sus familias de vacaciones. Dos son hermanos, tienen 4 y 2 años, y sus padres fallecieron. El otro menor, de 3, perdió a su mamá.

final. Eliana Oro y Jorge Maldonado, con su hijo en el micro antes de partir. Ella murió en el accidente, el marido y el hijo sobrevivieron. Los hermanos Olivera Sanchez, están internados.
final. Eliana Oro y Jorge Maldonado, con su hijo en el micro antes de partir. Ella murió en el accidente, el marido y el hijo sobrevivieron. Los hermanos Olivera Sanchez, están internados. Foto:facebook

Un micro que viajaba de Mendoza a Chile con 40 pasajeros volcó ayer en la zona de alta montaña de la ruta 7 y provocó una tragedia: 19 personas fallecieron y otras 22 resultaron heridas, entre ellas tres menores de edad, que al cierre de esta edición permanecían internados en el Hospital Notti de esa provincia.

Los tres menores que sobrevivieron fueron identificados como Thiago y Dilan Olivera Sánchez, dos hermanitos de 4 y 2 años, que perdieron a sus padres en el accidente; y Liam Juan Cruz Maldonado, de 3, cuya madre también falleció. Todos son oriundos de San Juan y estaban yendo de vacaciones junto con sus familias a Chile.

Desde la puerta del hospital donde permanecían internados, el director Dr. Raúl Ruifel confirmó sin especificar nombres que uno de ellos permanecía en terapia intensiva con respirador y politraumatismos, sobre todo por un impacto fuerte en la cara, y que debían esperar entre 48 y 72 horas para ver su evolución. Mientras que los otros dos, que también presentaron traumatismo, ya estaban en sala común, compensados.

“Los chicos (por los hermanitos Olivera Sánchez) están con los tíos, quienes los están conteniendo, y uno de ellos (por Maldonado) está con el papá, que está con todo el dolor de haber perdido a su esposa”, dijo a los medios locales desde la puerta del hospital.

Se refería a Jorge Maldonado, padre de Liam Juan Cruz, quien también fue atendido en ese hospital y resultó ileso. Horas antes de la tragedia, había publicado una foto en Facebook junto a su familia en la previa de sus vacaciones. Su mujer, Eliana Oro, no figuraba en la lista oficial de los heridos que emitió el Ministerio de Salud provincial, por lo que su papá, Gustavo Oro, esperaba reconocer su cuerpo en la morgue judicial, junto al resto de los 19 familiares. Al cierre de esta edición, no estaba publicada la lista de víctimas, ya que en muchos casos hubo que practicar análisis de sangre y huellas dactilares, por la gravedad del hecho. Desde allí, Oro contó a PERFIL que su yerno le relató que el colectivo iba a gran velocidad, y que la gente les pedía a los choferes que bajaran la velocidad. “De pronto sintió que el micro se tambaleó y las luces se apagaron. Agarró a su mujer e hijo pero los perdió en el vuelco. Luego todo eran gritos. Logró salir del colectivo y encontró a su hijo sentado llorando a unos cinco metros, pero su mujer no estaba”, dijo.


El hecho. En el micro de la empresa Turbus viajaban 42 personas, 40 pasajeros y dos choferes, que quedaron detenidos en Luján de Cuyo (ver aparte). Según relataron varios sobrevivientes, el colectivo iba a gran velocidad en una zona de alta montaña, cerca del Parque Aconcagua. Y que muchos pidieron al chofer que bajara la velocidad. “Iba muy rápido, muy rápido. Los pasajeros se quejaban, le gritaban, pero después, cuando se fueron a parar ya el micro se había dado vuelta”, contó Leandro Torres, un joven de 18 años que viajaba en el micro, a los medios locales.

Por su parte, Victoriano Gómez, vocero de la empresa, dijo que el micro se encontraba en condiciones y que ambos choferes conocían la ruta, que recorrían hace más de un año. En un comunicado, informaron que se produjo en el kilómetro 1.223, en los Los Horcones.

En el accidente fallecieron 19 personas y otras 22 resultaron heridas: seis de ellas aún permanecían internadas, los tres menores y otros tres adultos (ver aparte). El gobernador Alfredo Cornejo decretó duelo y el presidente Mauricio Macri dio sus condolencias por Twitter.


El conductor manejaba a 100 km por hora

El procurador de la Corte de Mendoza, Alejandro Gulle, confirmó ayer la versión de los sobrevivientes que dijeron que el chofer iba a alta velocidad, al asegurar que el velocímetro del colectivo de la empresa Turbus quedó parado en 100 km/h al momento del accidente. El vuelco, que provocó la muerte de 19 personas y dejó un saldo de 22 heridos, se dio en una zona de alta montaña, –cerca del Parque Aconcagua– donde las máximas no superan los 40 km/h.

Por este motivo, ambos choferes, identificados Pedro Vargas y Francisco Sanhueza, de nacionalidad chilena y que resultaron ilesos, quedaron demorados en la Oficina Fiscal 11 de Luján, donde fueron incomunicados y se les practicaron análisis de sangre y orina para determinar su grado de responsabilidad.

Al cierre de esta edición, esperaban a que el fiscal Gustavo Pîrello, quien permaneció durante todo el día en la morgue con las familias de las víctimas, les tomara declaración y determinara si eran imputados en la causa.

Desde temprano, la empresa Turbus emitió un comunicado en las redes sociales donde confirmó que en el micro viajaban 40 personas y dos choferes, y que el accidente se produjo en el kilómetro 1.223 de la ruta 7 camino a Los Horcones. En tanto, su vocero, Victoriano Gómez, dijo que el micro se encontraba en condiciones y que ambos choferes conocían la ruta, que recorrían hace más de un año. Según trascendió, la empresa, una de las más grandes de transporte del país trasandino, con una flota de 700 colectivos, cuenta con un historial de accidentes y multas.

“Sentimos como una explosión y cuando salimos era el colectivo. Empezamos a escuchar a la gente que gritaba, las criaturas que lloraban, un desastre. Nunca había visto algo así”, dijo a los medios locales Eduardo Pizarro, un puestero que vive por la zona y que, junto a su hijo, fue uno de los primeros en asistir a los heridos.



josefina hagelstrom / magali lorenzo russo