SOCIEDAD POR LAS OBRAS DEL PASEO DEL BAJO

Tras la polémica, mudaron la estatua de Azurduy al CCK

El monumento, que había reemplazado al de Colón detrás de la Casa Rosada, quedó instalado ayer en su nuevo lugar, frente al ex Correo.

En marcha. El traslado de la estatua de Zerneri cortó el tránsito y sorprendió a los peatones.
En marcha. El traslado de la estatua de Zerneri cortó el tránsito y sorprendió a los peatones. Foto:silvestro

“Antipatrias. Dejen La Juana donde estaba”, gritó un taxista que circulaba por la avenida La Rábida justo cuando la estatua de Juana Azurduy era depositada en el camión que la trasladaría a su nuevo emplazamiento, frente al CCK. De todas maneras, y más allá de alguno que otro transeúnte sorprendido, nada interrumpió la mudanza de la escultura de la heroína de la independencia.

Poco después de las 16 y tras recorrer unos 500 metros, la obra de Andrés Zerneri fue instalada sobre el pedestal que se construyó especialmente en la Plaza del Correo. De esta manera, se cierra un nuevo capítulo de la novela que comenzó en 2013, cuando Cristina Fernández decidió sacar la estatua de Cristóbal Colón e instalar allí a “la Juana”, donada por el gobierno de Bolivia.

El operativo comenzó a las 8, cuando los operarios sujetaron con lingas y cables de acero el monumento, de 21 toneladas, para depositarlo sobre un camión de diez metros de largo. En el trabajo, también participaron dos grúas.

Pasado el mediodía, el camión cruzó las rejas del parque, algunas de las cuales debieron cortarse para que pasara el transporte, y comenzó a circular lentamente sobre la avenida La Rábida hasta tomar Leandro N. Alem, para luego llegar al cruce de Sarmiento, donde finalmente quedó instalada.

El motivo del traslado tiene que ver con la construcción del futuro parque del bajo, un gran espacio verde que abarcará el polígono delimitado por las avenidas Belgrano, Corrientes, Paseo Colón y Madero. De esta manera, y de acuerdo con Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano porteño, “la parte trasera de la Casa de Gobierno se convertirá en un paseo peatonal abierto al público y sin rejas. Los próximos trabajos tienen que ver con la instalación del mástil y de la estatua de Juan de Garay”.

Por su parte, Andrés Zerneri, el autor de la obra que se inauguró en 2015, señaló a PERFIL: “Creo que el nuevo lugar está bien. La gente lo va a ver más de cerca. De todas maneras, y más allá de su ubicación, lo importante es que se conserve el mensaje que representa, que es el de la hermandad entre los pueblos de América”.



Temas: