SOCIEDAD TEMPORADA DE ESQUI

Tras las tormentas de nieve, Bariloche busca recuperarse

Rpresentantes del sector turístico analizan cómo los afectaron los cuatro días que estuvieron sin vuelos ni luz. Este fin de semana esperan un ‘aluvión’ de visitantes.

Hoy. Una vista aérea de Bariloche, ya con todos sus servicios en funcionamiento y llena de nieve.
Hoy. Una vista aérea de Bariloche, ya con todos sus servicios en funcionamiento y llena de nieve. Foto:municipio bariloche

Más de 27 vuelos cancelados, cerca de 3.500 pasajeros varados en aeropuertos, rutas y calles cortadas, ciudades sin luz y temperaturas bajo cero. Ese fue el saldo que dejó la tormenta histórica, de nieve y lluvia, que azotó a la región patagónica el fin de semana pasado, especialmente a la ciudades de San Carlos de Bariloche y San Martín de los Andes, como no lo hacía desde hace 21 años.

Si bien, la situación ya se encuentra normalizada, y para este fin de semana se espera la llegada del recambio turístico, fuentes municipales y de los principales centros de esquí, aseguran que el fenómeno meteorológico empañó y afectó de forma significativa a la temporada alta.

“El mayor perjuicio que nos dejó la tormenta fue la imagen que quedó del destino por no haber podido reaccionar, contener y atender rápidamente a las necesidades de la gente”, manifiesta a PERFIL una fuente municipal de Bariloche, el lugar más afectado.

El viernes pasado, no sólo se llegaron a acumular 50 centímetros de nieve en las pistas de aterrizaje y despegue, del aeropuerto local, sino que el 47% de la ciudad estuvo sin energía eléctrica.

Según publicó el diario Río Negro, fueron los comerciantes de la zona céntrica quienes “recibieron la mayor parte de los reclamos de los turistas” que no pudieron volver. También las redes sociales explotaron de las quejas de visitantes denunciando, por ejemplo, que les pedían $ 100 por cargar agua para el mate en el aeropuerto. También los locales se indignaban frente a la reacción del municipio para sobrellevar la situación.

El impacto también se sintió en el centro de esquí del Cerro Catedral. Si bien, funcionó de forma parcial durante el temporal por la incorporación de dos grupos electrógenos, desde el complejo informaron que “la montaña estaba lista pero la gente no llegaba”. Y detallaron: “Históricamente, el cerro recibe en promedio a 10 mil esquiadores para este momento del año, y hoy estamos a 7 mil”.

En San Martín de los Andes también se declaró la alerta meteorológica el fin de semana pasado. “El temporal hizo que se demorara la llegada de los turistas, pero a partir del miércoles ya se empezó a llenar. Esta semana estuvimos en un 85% de ocupación y para el domingo esperamos estar completos”, asegura Esteban Bosch, secretario de Turismo de la localidad. En esa ciudad, la acumulación de nieve llegó a los 30 centímetros en el centro, 70 en los barrios más altos y alcanzo 1,20 en el Cerro Chapelco.

“La tormenta nos perjudicó bastante porque tuvimos cuatro días de inactividad, y se perdió una parte de turistas de la temporada alta que no sabemos si va a reprogramar sus vacaciones para agosto”, admite Juan Pablo Padial, gerente comercial de Chapelco Ski Resort. Sin embargo, asegura que desde su reapertura el martes pasado, “los números son buenos y se asimilan a los de temporada alta con 5 mil esquiadores diarios”.

Tanto en Bariloche como en San Martín de los Andes, los servicios de energía eléctrica, rutas, y vuelos ya funcionan con normalidad. “Fue una

situación que nos excedió, pero el lado positivo es que ahora tenemos nieve en demasía y eso augura una muy buena temporada”, concluye Padial.