SOCIEDAD REALIZADO POR LA FUNDACION DAAT

Un estudio advierte sobre los valores calóricos de los cafés

Sostiene que aquellos con leche y salsa de chocolate, por ejemplo, tienen hasta más calorías que un plato de ñoquis con salsa.

PERFIL COMPLETO

Dos hamburguesas con puré mixto, una milanesa al horno con ensalada... o un café. El último estudio de la Fundación DAAT, que trabaja contra la obesidad y la diabetes, es taxativo: con bebidas de hasta 800 calorías, algunos de los cafés de las megacadenas equivalen a una comida con postre.
Los jarabes saborizados,  la leche entera y la crema batida  que se les agregan hacen de un café un cóctel hipercalórico de grasas, azúcares y carbohidratos. Así, según el relevo de la fundación, beber un White Chocolate Mocha mediano, por ejemplo, es equiparable a una cena de milanesa de carne al horno con ensalada mixta y una manzana asada de postre, que reúnen un total de 470 kcal. “No hay conciencia de que podés consumir 500 calorías –un cuarto del valor diario recomendado–  en un trago de café. Y tampoco hay información nutricional que explique qué tiene cada bebida”, explica Viviana Baranchuk, coordinadora del estudio y directora médica de la Fundación DAAT. Para ella,  se trata de “una moda peligrosa”, ya que la popularización de este tipo de cadenas y el fácil acceso a estas bebidas estimulan el consumo de “calorías líquidas”.
¿El problema? “Estar en la ignorancia. Si uno accede a la información puede hacerse responsable de lo que consume. Pero en Argentina, Starbucks, por ejemplo, no publica la información nutricional y, desde el profesional de la salud, eso representa una barrera que impide llevar al paciente a tener una vida más saludable”, finaliza la médica.
“Yo me tomo dos de éstos por día”, dice Florencia Benítez mientras bebe un Caramel Macchiato grande. Como ella, muchas personas tienen el hábito de consumir más de una vez al día este tipo de bebidas, sin saber, quizás, el consumo calórico que eso supone.
Según el estudio, esa bebida suma 300 kcal, las mismas que una porción de flan casero al caramelo con una cucharada de dulce de leche.

Información.  En su sitio argentino oficial, Starbucks no presenta los datos nutricionales de las bebidas e infusiones que vende, lo que impide saber que,  por ejemplo, un Hot Chocolate grande reúne 500 kcal, más que un plato de ñoquis caseros con salsa rosa y queso rallado, que suma 400, reza el estudio.
Ante la consulta de PERFIL, Starbucks prefirió no hacer ninguna declaración y refirió al sitio internacional de la cadena para mayor información nutricional, donde sí están esos datos. Desde la empresa se asegura que existen “listas con la información nutricional por si algún cliente pide consultarlas”.
Si de información se trata, las cadenas nacionales no se quedan atrás. Si bien los productos comestibles empacados tienen sus etiquetas nutricionales correspondientes, las opciones de bebidas anti-light abundan. Lo que escasea son los valores alimenticios: ni los sitios web ni los menúes tienen presente el dato. “La falta de información en vías de una vida saludable es una barrera”, culmina Baranchuk.



Gabriella Botello