SOCIEDAD LA VIDA EN 3 D


Un estudio de arquitectos argentino crea “casas virtuales”

Elaboraron un sistema que permite ver cómo quedará la obra antes de empezar. Qué otros proyectos que usan esta tecnología hay en el país.

PERFIL COMPLETO


Foto:Juan Obregón

La construcción de su casa en Nordelta no comenzará hasta el verano, pero el dueño ya paseó por sus habitaciones, cambió el material de las paredes y hasta notó que el sol de la tarde daba bien en el  living. Sentado en el sillón del estudio de arquitectura y con unos lentes especiales de realidad virtual, el futuro propietario pudo recorrer su casa por completo antes de siquiera poner un ladrillo.
“Ya no es siquiera necesario imaginar. Recorrer una casa en escala real permite entender verdaderamente el espacio, y cómo vas vivirlo”, sintetiza Tomás Val,  líder del proyecto Sense Arquitectura Virtual. El estudio, el primero de su tipo en el país, permite navegar, decorar, iluminar y hasta decidir cómo incidirá el sol en casas virtuales antes de empezar a construirlas.
La realidad virtual desembarca en Argentina con nuevas experiencias inmersivas muy variadas, que invitan a vivir desde adentro recitales en vivo hasta luchar contra alienígenas en videojuegos (ver aparte).
En la arquitectura, los planos cobran vida con un par de lentes Oculus Rift y un casco diseñado para captar la espacialidad en 3D. Se pueden navegar espacios y, con sólo un movimiento de ojos,  modificar las paredes, las ventanas, cambiar la luz artificial y natural y hasta personalizar el mobiliario.  “Las posibilidades son infinitas. Podés construir y demoler sin dar un solo paso o gastar un solo peso”, sostiene Val.
Más allá de los tours virtuales que permiten recorrer una casa, los planos también pueden convertirse en 3D sólo descargando una app. Con realidad aumentada, la cámara del celular captura la imagen de un plano 2D y, procesándola, puede mostrar la volumetría final de un edificio. También permite cambiar materiales y colores de cada plano.

Uso extendido. “En el mundo, la realidad virtual volvió a ponerse de moda. La tecnología está en pleno desarrollo y también se abarató. Ahora podés ubicarte en cualquier escenario, ya sea real o ficticio, y eso permite extender sus usos a muchas disciplinas”, explica el programador Aaron Wang.
En el país, el entretenimiento es una de las industrias que explora las ventajas de la realidad virtual. Vrtify  es una aplicación ideada por los argentinos Facundo Díaz, Guillermo Kelly y Federico González que invita a una experiencia en la que el usuario, a través de su dispositivo  y con un visor especial, puede asistir a un recital en vivo en cualquier lugar del mundo.
Desde Coldplay hasta Lali Espósito, la app –que es gratuita– ofrece videos en sonido 4D, en cámaras 360º y contenidos 3D, además de sincronizar  vídeos 2D, como los de YouTube. “Permite teletransportarse a un evento, posibilitando que el usuario sea una parte activa y además dirija del contenido. Es una experiencia única que te permite ver desde el escenario, debajo, entre el público, en el fondo o el backstage”, explica Facundo Díaz, CEO de Vrtify.
La Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen) también utiliza esta tecnología  para el entrenamiento en trabajos de alto riesgo como son  las prácticas de extractores de petróleo, cirujanos y trabajadores de planta nuclear que simula situaciones de riesgo.

 

Aliens creados en La Plata

El desarrollo de los primeros videojuegos de realidad virtual datan de los 90. Pero con el crecimiento de los lentes Oculus Rift, PlayStation VR, Samsung Gear Vr, Microsoft HoloLens y hasta la económica versión Cardboard de Google, los videojuegos invitan a viajar a otras realidades sin moverse del hogar.
En Argentina, la industria es incipiente. The Hum,  creado por el platense Ariel Arias, junto al Totwise Studio  propone un mundo de terror y ciencia ficción en primera persona, catalogado por la comunidad de gamers Steam como uno de los más aterradores. Tanto juego de rol como videojuego, se basa en la temática de abducciones e invasiones alienígenas.
“Se trata de explorar un mundo desolado y de abrirse paso por una ciudad destrozada por la guerra, mientras luchás por tu supervivencia contra los invasores. Podés ver cómo los alienígenas invaden y cambian la ciudad”, explica uno de los jugadores online que lo probaron en su versión PlayStation.



Gabriella Botello