SOCIEDAD SE USA EN ESCUELAS

Un libro infantil refleja los nuevos modelos de familia

PERFIL COMPLETO

Foto:Gza. Ediciones Iamique

Un niño vive con dos mamás. Una nena se cría sólo con su abuela. Otro pasa algunos días con su mamá y otros con su papá, que a su vez vive con su pareja masculina. Son algunas de las quince historias que componen el libro infantil De familia en familia, que los psicólogos Paula Szuster y José Nesis crearon, inspirados en las nuevas estructuras familiares que observaban cada vez más en el consultorio.
“Hace unos veinte años, las familias ensambladas eran una novedad. Hoy, eso está naturalizado en casi la mitad de los hogares porteños. De lo que todavía no se habla es de las familias monoparentales, con padres del mismo sexo, familias inmigrantes o chicos adoptados, todas realidades que hoy son frecuentes pero no están visibilizadas”, señala Nesis a PERFIL.
El libro toma el juego escolar “carpeta viajera” –que cada alumno lleva a su casa para narrar cómo es su familia y luego se pone en común en el aula– para contar distintas situaciones hogareñas que se dan en un grupo de un jardín de infantes. Además de las cuestiones de género, los psicólogos indagan en otros temas como la inmigración: “Cuando un chico lee y no encuentra reflejada su propia situación familiar, se queda afuera, como si no estuviera legitimado, y eso se transforma en una problemática. El libro no es explícitamente terapéutico, pero busca disminuir el grado de conflictividad de estas situaciones, haciéndolas visibles”, indica Szuster.

Al aula. Tras su edición, distintas escuelas del interior del país y jardines privados de la Ciudad de Buenos Aires contactaron a los autores para trabajar esas historias en clase.
“La recepción de los chicos es muy buena, y mejor incluso que la de los adultos. Ellos nacieron en un ámbito donde ya coexisten con la diversidad en forma natural”, destaca Szuster. Según cuenta, los docentes hacen uso del material como una herramienta más para hablar de los modelos familiares que los chicos llevan a las aulas a diario.
“En el consultorio, hay enojo de los padres porque en los colegios aún subsisten formatos clásicos, como el “señores papis” en todos los comunicados. Hace falta revisarlos”, concluye el coautor.



Rosalia Draletti