SOCIEDAD DIARIO PERFIL

Un porteño necesita 107 sueldos para comprar una casa

Un informe revela cuántos salarios requiere un vecino de Recoleta o de Villa Soldati. Fotos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Tener un techo propio es cada vez más difícil para quienes viven, y quieren seguir viviendo, en la ciudad. Aunque desde hace diez años la cantidad de metros construidos creció sin parar mientras la población se mantuvo casi constante, el precio de los inmuebles ha sido cada vez más alto. Al punto de que un porteño promedio necesita hoy 107 sueldos para acceder a una vivienda familiar.

El dato surge de una investigación del Laboratorio de Políticas Públicas sobre la problemática habitacional con información del Censo Nacional, la Encuesta Anual de Hogares (EAH) del gobierno porteño y un relevamiento sobre el mercado inmobiliario. Los investigadores tomaron como referencia un departamento usado de 60 metros cuadrados, valuado en US$ 107.700, el precio promedio para el año 2011.

Ese número varía según el barrio de residencia. Para un habitante de la Comuna 2 (Recoleta), por ejemplo, bastará con un ahorro de 78,4 sueldos, siempre y cuando no gaste en nada más. En el otro extremo, quien viva en Villa Soldati, en el sur de la ciudad, deberá invertir 164,34 salarios. No es casual que esa zona, la Comuna 8, sea la que concentra la mayor cantidad de villas, y que la proporción de hogares en situación de hacinamiento llegue a 21,9%.

Lo llamativo es que de 2000 a 2010 se construyeron en total unos 14.662.327 metros cuadrados en viviendas, pero la población apenas creció un 4,1% (114.013 habitantes). Es decir, se edificaron unos 128 metros cuadrados por cada nuevo habitante, espacio que podría albergar un más que confortable hogar en un departamento de cuatro ambientes, dos baños y balcón terraza.

Sin embargo, 159 mil personas habitan villas, inquilinatos, asentamientos o casas tomadas. “El precio de las propiedades se mueve al compás del los ingresos medios del 20% más rico de la población”, explica Natalia Cosacov, investigadora del grupo.

Boom. La mayor parte del crecimiento edilicio se concentró en unas pocas comunas. La 12 (con Villa Urquiza a la cabeza) y la 14 (Palermo) se llevaron el 30% del total, mientras que en la 8 casi no hubo obras. Pero, paradójicamente, en las zonas más construidas casi no hubo aumento demográfico.

Lea la nota completa en la edición impresa del diario PERFIL.



Gustavo Ajzenman