SOCIEDAD

Un video busca concientizar a la sociedad sobre la homofobia en Buenos Aires

Un grupo de jóvenes realizó un experimento social donde muestran las reacciones de la gente al ver una pareja gay besándose en lugares públicos.  

Foto:captura

Ser homosexual en tiempos modernos es mucho más fácil que años atrás, pero atención, porque no hay que confiarse. La homofobia sigue presente en la sociedad argentina al igual que en el resto del mundo, pese a ser pioneros con políticas como el matrimonio igualitario.

Con el objetivo de demostrar cómo es el trato que reciben las parejas gays en los lugares públicos, el equipo del canal de YouTube Bajo ningún término, realizó un experimento social donde, mediante una cámara oculta, muestra las reacciones de la gente frente a una pareja del mismo sexo que se besa y se muestra de la mano.

Con más de 131.181 visitas a pocas horas de subirse, el video rápidamente se viralizó y el hashtag #HomofobiaenBuenosAires se convirtió en Trending Topic en Twitter. Allí, se pueden escuchar insultos que los jóvenes reciben al besarse y miradas acosadoras. Incluso, un padre le tapa los ojos a su hijo para que no observe a la pareja

“Lo que nos inspiró a hacer este video fue que una vez estaba en el subte hablando con Bárbara –su compañera en los videos–, pero como tengo una manera de hablar muy amanerada se acercó un chico y me dijo en tono amenazante ‘Esta vez te salvás porque hay gente pero la próxima vez no te salvás’”, explicó a Perfil.com Pablo Agustín, uno de los protagonistas y realizadores del video. “En el momento estuve al borde de contestarle pero el hombre estaba fuera de si. No se qué hubiera pasado si le contestaba, pero se que si me lo cruzaba en una calle solo, mínimo me hubiera pegado”, continuó.

Ese chico al que no lo dejan ver una pareja homosexual crece pensando que eso no es normal y que no está bien, si después llega a ser gay, sin dudas no se lo va a poder decir a su padre”, explica Pablo vinculando fuertemente la homofobia como uno de los factores principales a la hora de aceptar la sexualidad.

La homofobia nos lleva a vivir una mentira durante años hasta que tenemos la voluntad de decirlo y que te acepte el que quiera, pero hay gente que le lleva mucho tiempo o que se pasa toda su vida sin vivirla plenamente”, aseguró el realizador.

Por su parte, Leandro Carrizo, otro de los protagonistas del video, confesó: “En la calle siempre me gritan de todo pero yo ahora soy de un perfil bajo, no presto atención y no me prendo a lo que digan porque a veces las consecuencias son terribles”. 

“Les aconsejo que no dejen de ser quienes son pero que tampoco vayamos a la provocación y evitemos la agresión”, asegura Leandro y agrega: “Lo sexual, que es lo único que nos diferencia, lo hacemos entre cuatro paredes. Si hay un acto de homofobia, no lo sufran porque no es culpa de ellos”.

No se trata de esconderse pero también es preservarse y evitar un problema. Ahora nosotros luchamos para que en un futuro todo el mundo sea libre de poder hacerlo sin tener miedo”.“No sé si lo esperaba, si lo buscaba. Fue hecho con esa intención”, concluye Pablo.

* De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)