SOCIEDAD INSOLITO CASO EN UNA LOCALIDAD SANTAFESINA

Una banda roba el banco, el correo, la comisaría y la comuna de un pueblo

Foto:fm sensacion Coronda
Agencias
Fueron por todo. Primero coparon la comisaría de un pueblo santafesino de 3 mil habitantes y después atacaron la comuna, el banco y el correo. También asaltaron a un juez. Todo eso en pocos minutos. Se llevaron un botín de 260 mil pesos. Pero no fue gratis: uno de los autores falleció en el intento.
El insólito caso ocurrió en la localidad santafesina de Bernardo de Irigoyen, ubicada al noroeste de la ciudad de Rosario.
Todo comenzó este viernes alrededor de las 9 de la mañana cuando los delincuentes sorprendieron y redujeron a los guardias de la seccional policial, encerrándolos en los calabozos junto al comisario.
Luego, otro grupo se dirigió a la sede comunal, donde golpeó en la cabeza con un culatazo al titular de la intendencia, Jorge Carcavilla.
De inmediato, tras amenazar a la tesorera, se apoderaron de unos 80 mil pesos.
También en la sucursal bancaria sustrajeron unos 180 mil pesos y terminaron el raid delictivo en el correo.Pero allí no pudieron robar el dinero del pago de las jubilaciones, estimado en un millón de pesos, porque todavía no había llegado el camión de caudales.
Por si fuera poco, ingresaron en el despacho del juez de paz de la ciudad. Raúl Bonacea estaba solo en su oficina cuando entró una persona armada. “Me sacó la billetera y me encerró en el baño”, contó la víctima en declaraciones a la prensa. “Somos un grupo comando de seis personas de Villa María, me dijo, pero no le creí”, agregó Bonancea. “En un rato volvieron y me exigieron la caja fuerte. Después me volvieron a encerrar en el baño y se fueron”, señaló.  
Para Bonancea “la banda tenía otro fin, porque en la sucursal del correo cobran los jubilados”.
Momentos después, cuando se fugaron en dos vehículos comenzó la persecución policial.
Al ingresar a la Ruta Nacional 11, en el kilómetro 419, en proximidades de la ciudad de Coronda, uno de los autos en el que viajaban dos ladrones volcó: los dos resultaron heridos, pero uno por el tiroteo con la policía y el otro a raíz de los golpes provocados por el accidente.
El baleado fue llevado al hospital “José María Cullen”, de la ciudad de Santa Fe, y murió poco después.
Fuentes de la investigación señalaron a la agencia DyN que el objetivo central era la sucursal del correo donde iban a efectivizarse los haberes de los jubilados.
Además, se estimaba que los asaltantes serían oriundos de la provincia de Córdoba, aunque algunas de las víctimas lo pusieron en duda. De hecho trascendió que el joven que murió era oriundo de la localidad de José León Suárez.

Redacción de Perfil.com