SOCIEDAD

Una experiencia única

PERFIL COMPLETO

Cualquiera puede hacer cerveza con el estilo y la particularidad que quiera y con los sabores que más le guste. Primerísimo, es importante estudiar y formarse. Cualquier curso bueno lleva al menos cuatro meses. Desde el Centro de Cata de Cerveza ofrecemos de elaboración, degustación y de sommelier que te preparan para no sólo catarla, sino para poder fabricarla por tu cuenta.
Una vez que uno se decide a hacerla, en la tirada que sea, hay que elegir estilos fáciles, simples, que permitan practicar y jugar. Los dos conceptos claves que le recomiendo a cualquiera que esté empezando es buscar la calidad y la “tomabilidad”. Cuando tomás una pinta entera y querés más, una cerveza tiene encanto, como si fuera un hombre o una mujer, eso es tomabilidad.
No hay como, en tu propio cumpleaños, servir una cerveza que hayas hecho vos: te convertís en un rey. Agasajar a los amigos, que siempre les va a encantar, es importante. Pero más todavía es poder tomar algo que hiciste vos. Tiene una mística especial.
En Argentina, la tendencia del ‘homebrewing’ es imparable. La mayoría de las microcervecerías empiezan así: con una persona haciendo cerveza en su casa y descubriendo un universo, variedades, sabores y comprobando que la ductilidad de la cerveza artesanal es única

*Juez Internacional de Cerveza, Director del Centro de Cata de Cerveza y dueño de Bierlife.



Martin Boan