SOCIEDAD ENCUESTA DE SADOP

Una problemática que también se sufre en las escuelas privadas

La primera encuesta nacional realizada por el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) demuestra que la violencia escolar también está instalada en las escuelas privadas. Allí los educadores padecen mayormente violencia psicológica, y crece entre ellos un fenómeno que el gremio vincula con esta problemática: el estrés.

La consulta –dirigida desde el Departamento Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Cymat)– abarca el período 2012-2013, y se realizó con cinco mil docentes de escuelas privadas en todo el país.

 Los resultados del relevamiento muestran que el 1,4% de los maestros y el 1,3% de los profesores manifestaron haber sufrido una agresión física relacionada con su trabajo. En tanto el 19,4% de los docentes de primaria y el 14,8% de los de secundaria se sintieron amenazados física, psíquica o emocionalmente en su actividad.

A quienes manifestaron haberse sentido amenazados se les preguntó de dónde provenía dicha intimidación. Entre ambos niveles existen diferencias considerables. El porcentaje de profesores que se sintió amenazado por sus alumnos (46,1%) es más elevado que en el caso de los maestros (28,8%). En cambio, un mayor porcentaje (54,4%)de los maestros se sintieron afectados por los directivos de su escuela que en el caso de los profesores (41,5%).

“En algunas jurisdicciones provinciales hay mejores respuestas ante estos hechos y hay una tendencia a proteger al docente. Pero en otras no. Creemos que es muy importante revalorizar la autoridad del docente pero, además, preservarlo en su integridad psicofísica. No es solamente que no lo golpeen y que no lo agredan físicamente, que desde luego es básico. También que no se lo maltrate psicológicamente. Lamentablemente hay mucho maltrato en la docencia privada. Esta es por ahí la nota distintiva en relación con la docencia estatal”, indicó Mario Almirón, secretario general de Sadop.

Para Almirón, la Guía Federal de Convivencia Democrática es positiva. “Valoro que se hayan ocupado del tema. Hay que generar un mayor compromiso de los padres. La primera educadora es la familia, la escuela colabora con ella”, finalizó.



Redacción de Perfil.com