SOCIEDAD ALUMNOS DEL BUENOS AIRES

Una semana después de las tomas, se fueron a Bariloche

Varias divisiones del tradicional colegio comenzaron su viaje de egresados. Las autoridades aún no determinaron si habrá sanciones.

Foto:Cedoc

Además de cumplirse 30 días desde el comienzo de las tomas, el próximo 17 de octubre marcará que, en el último mes, los alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires habrán tenido apenas un puñado de días de clases. Una semana después de las tomas, y todavía sin sanciones para los responsables del ataque a la iglesia San Ignacio de Loyola, varios de los protagonistas de la lucha contra la reforma de los planes de estudios emprendieron viaje hacia Bariloche.

Entre el viernes y ayer casi todas las divisiones de 5to año iniciaron su viaje de egresados y algunas de 4to se trasladaron hacia Salta, a modo de salida de estudios, en una semana en la que las clases en el colegio quedan interrumpidas y se llevan acabo, según indica el calendario escolar, las actividades extracurriculares.

A través de las redes sociales, los chicos dejan constancia de su periplo a la Patagonia y mantienen presente lo ocurrido en el colegio una semana atrás. Es el caso de Nicolás Cernadas, vocal del Centro de Estudiantes y una de las caras visibles durante las tomas. Desde su cuenta de Twitter, el joven contó orgulloso que “En Pringles, última parada antes de Bariloche, me felicitaron x la lucha contra la reforma”, y compartió el mensaje con el presidente del Centro de Estudiantes, Juan Manuel Cuello, que, según contó a PERFIL, no viajó “para continuar con la lucha y la organización de la Coordinadora”. Otros hicieron lugar a las bromas: “Recepción del hotel. Disculpame, somos los chicos del Nacional Buenos Aires ¿Sabés donde queda la iglesia más cercana?”, escribió la alumna @RoCaldes.

Los jóvenes se hospedan en el hotel Aguas del Sur, ubicado a sólo tres cuadras del centro Cívico. Según consta en el contrato con la empresa Baxxter, los chicos tendrán al llegar su fiesta de bienvenida con disfraces y free painting y, en los días siguientes, excursiones a los cerros Catedral y Viejo, con aerosillas, cabalgatas, trekking, fútbol, vóley y esquí.

Con los ánimos ya calmos por el fin de las tomas, Gustavo Bazzan, padre de un alumno y detractor de la medida de fuerza llevada a cabo en la escuela, opinó: “No veo ningún problema en que formen parte del viaje de fin de curso. Si la situación del colegio se normalizó, es totalmente lógico que los estudiantes, hayan o no participado de la toma, retomen su vida normal. Y el viaje es parte de esa normalidad”.

Fuentes del colegio informaron a PERFIL que “habrá sanción a los alumnos de las tomas, pero aún no está definida la cantidad de amonestaciones. Eso dependerá del historial de cada estudiante. Si alguno llega a 24, quedará libre”, explicaron. Sobre las sanciones para quienes atacaron la iglesia, desde la institución confirmaron que irán ligadas al desarrollo de la causa judicial. “Si en la misma se comprueba que fueron ellos, se aplicaría la sanción máxima que es la expulsión”, indicaron.

Cartas. Ayer PERFIL publicó la carta del primer arrepentido por el ataque a la iglesia de San Ignacio. En las últimas horas circuló en las redes sociales una nueva carta (ver debajo), en este caso de la Agrupación Consciente Colectivo, en la que el movimiento juvenil dice “repudiamos lo que pasó en la madrugada del miércoles 25 en la Iglesia de San Ignacio de Loyola. Lo vemos como algo innecesario, una falta de respeto y una irresponsabilidad muy grande con el Cenba y con todo el movimiento secundario. Por eso, nos entristece y decepciona más todavía que se hayan visto implicados dos compañeros nuestros, en los que confiamos y a los cuales queremos; y sobre todo porque lo sucedido nada tuvo que ver con la manera y el compromiso con el que militamos durante todo este tiempo”.

Más viajes. En el colegio Mariano Acosta la situación es similar. Aunque sin vacaciones ni recesos, los alumnos de 4to y 5to año votaron hace diez días levantar las tomas para evitar que los directivos de la institución suspendieran un viaje de estudios al norte del país. Hacia allí viajaron unos cien chicos la semana pasada y estarán de retorno mañana por la noche, luego de un itinerario por Salta, Humahuaca, Tilcara y Cachi que incluyó visitas a escuelas de esas zonas.

 

Hay más arrepentidos por el ataque a la iglesia

En la edición de ayer, PERFIL publicó la carta de uno de los líderes del movimiento La Revancha donde se hacía responsable de los destrozos en la Iglesia. Ahora se suma la carta de la agrupación Consciente Colectivo, también relacionada con los hechos. “Primero que nada, queremos que sepan que si no pudimos dar antes una respuesta como agrupación es porque tuvimos que tomarnos un tiempo para procesar todo lo que nos produjo lo sucedido, charlar con nuestros compañeros y darles una oportunidad para que nos contaran qué había pasado”, aclaran en el escrito.

“Creemos que es completamente infundada la acusación de que fue una movida anti-toma. Tampoco creemos que ninguno de ellos haya decidido arriesgarse a una denuncia penal y al malestar del movimiento sólo por un intento burdo, ridículo e ilegítimo de levantar la toma. Queremos aclarar que los compañeros involucrados no seguirán participando de esta agrupación, por lo menos por un tiempo. Lo más importante ahora es que dispongan del tiempo y la dedicación necesarios para ocuparse de reflexionar sobre ellos mismos, sobre lo sucedido y sobre lo que van a hacer de ahora en más”, sostienen y agregan: “Pedimos disculpas haciéndonos cargo de lo que nos corresponde”. Piden que “se plantee cuál es la mejor manera de acompañar lo que está pasando sin caer en el bardeo ciego y los ataques constantes que solemos sufrir ya desde las autoridades y los medios”.

De los destrozos participaron dos chicos de esta agrupación, uno independiente y otro par del movimiento La Revancha. La carta que ayer publicó PERFIL decía: “Aclararé que fui responsable por los actos que tuvieron lugar en la vecina Iglesia, que no me encontraba drogado ni alcoholizado o bajo efecto de sustancia alguna, que sin embargo poco recuerdo de lo sucedido en sí (retengo las imágenes, no los pensamientos que corrieron por mi cabeza), que fui yo quien guió al resto de los pibes que estaban conmigo y que me gustaría, en este sentido, recalcar que nada ha tenido esto que ver con ningún tipo de movida política o acción anti-toma”, decía el escrito.



Patricio Navarra / Cynthia De Simone / Nadia Galan