SOCIEDAD VERANO 2017

Uruguay vive su mejor temporada de los últimos treinta años

Así lo aseguran desde el ente de Turismo de ese país. En Punta del Este y Rocha, las reservas alcanzan el 90%. Y ya entraron 22 mil autos más que en 2016.

A full. Las playas esteñas, sin carpas como en la costa argentina, se llenaron ayer de sombrillas con grupos de familias y amigos.
A full. Las playas esteñas, sin carpas como en la costa argentina, se llenaron ayer de sombrillas con grupos de familias y amigos. Foto:Federico De Bartolo

Uruguay es sin dudas la estrella de esta temporada de veraneo argentino: Punta del Este, La Pedrera, La Paloma y Punta del Diablo son algunos de los destinos que viven su mejor temporada en los últimos treinta años, gracias a que los precios competitivos hicieron que muchos argentinos volvieran a elegir las costas uruguayas para sus vacaciones, e incluso muchos vayan por primera vez.

“Ya en noviembre teníamos cifras récord, y prevemos que este año vamos a estar entre un 10% y un 15% por encima del año pasado. Va a ser la mejor temporada de la historia desde que se llevan registros numéricos, hace más de treinta años”, dice a PERFIL Benjamín Liberoff, subsecretario de Turismo y Deporte de Uruguay.

Según datos de migraciones, en los últimos días de diciembre y los primeros de enero cruzaron por los puentes de Fray Bentos y Paysandú entre cuatro mil y ocho mil autos por día, lo que significó un incremento de 22 mil autos con patentes argentinas respecto del mismo período de año pasado.

“Este año los precios están muy parecidos a los de Buenos Aires, y hay muchos descuentos en restaurantes, así que si salís a comer y pagás con tarjeta te devuelven el IVA”, cuenta Verónica Mac Donnell (44), argentina que veranea en Punta del Este desde hace más de veinte años y que este verano alquiló casa en La Barra desde el 28 de diciembre.

Vengo desde hace cinco años y éste me parece que es el verano más lleno; los afters en la playa están siempre llenos de gente, y abrieron boliches nuevos como Sofía, en La Barra, con terrazas espectaculares”, dice Carolina Sampietro (19), que está veraneando con su familia y amigas.

Accesible. Los precios, todos coinciden, son el principal indicador de por qué los argentinos volvieron a elegir destinos caros como Punta del Este y los de la costa de Rocha. “Uruguay da beneficios al consumo con la devolución del IVA en gastronomía, o sea que para nuestro rubro eso beneficia. Se puede comer acá al mismo precio que en Buenos Aires. Año Nuevo siempre marca el movimiento que viene, y esta vez hubo muchos eventos y nosotros trabajamos con toda la capacidad reservada”, dice Pablo Sartori, dueño de Negroni, en Manantiales. Comer ahí y en otros lugares top de la zona, como Mostrador Santa Teresita, de Fernando Trocca, una comida con la bebida incluida ronda los 400 y 500 pesos argentinos.

Desde el sector inmobiliario también confirman la tendencia: en PDE las reservas rondaban el 90%, del cual un 70% era de argentinos. La contra que remarcan es que se consolidó el turismo “micro”: reservan por períodos más cortos, algo que para ellos es poco beneficioso. Un departamento de un dormitorio a una cuadra y media de la playa cuesta desde los us$ 1.200 por quincena, y para una familia tipo, en el centro, desde us$ 2.500.

La Pedrera, La Paloma, Punta del Diablo y Cabo Polonio también son destinos auspiciosos. “Es una buena temporada, con un 90% de ocupación”, asegura Ana Claudia Caram, subdirectora de Turismo de Rocha. Allí destacan que este año hubo muchos argentinos que eligieron sus destinos por primera vez.

“Me alquilé un apart con parrilla en La Paloma para la segunda quincena de febrero por el mismo precio que me salía irme a la costa. Me tentó conocer algo nuevo”, cuenta Leandro González, que ya reservó para ir con su mujer y sus dos hijos.

Colonia es otro destino muy elegido: la Cámara Hotelera de esa localidad confirma que la ocupación ronda el 80% de Año Nuevo a la fecha. Y asegura la mitad de las reservas son de turistas argentinos.