SOCIEDAD

Vandalizan San Ignacio, apuntan a los estudiantes y los padres los defienden

El sacristán denunció a los alumnos que tomaron el Nacional Buenos Aires. El testimonio ante Perfil.com.

PERFIL COMPLETO

Foto:Captura TV

Humo, fuego y pintadas profanas generaron un complejo escenario esta madrugada en la iglesia más antigua que se conserva en el barrio Monserrat de la Ciudad de Buenos Aires. San Ignacio de Loyola amaneció este miércoles vandalizada en distintos sectores de su recientemente restaurado edificio y las autoridades apuntaron a los estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires.

La iglesia católica inaugurada en 1722, perteneciente a la Arquidiócesis de Buenos Aires está ubicada en la Manzana de las Luces y su edificio es lindero con el de la institución educativa.

Parte del mobiliario eclesiástico, entre los que se encuentran un altar, una silla de oración y un banco para los fieles, aparecieron quemados y sus cenizas diseminadas en el piso de la nave central, según detalló a Perfil.com personal de la Policía Metropolitana, quienes además señalaron que las causas del incidente son "materia de investigación".

En tanto, en el piso de la iglesia se descubrieron pintadas con leyendas anticatólicas con mensajes como: "La única iglesia que ilumina es la que arde". "Hipócritas" y "Ni Dios ni Amo", también fueron algunas de las consignas escritas con aerosol blanco en los muebles y en el piso.

En diálogo con los medios, el sacristán Alberto responsabilizó a los alumnos del Colegio Nacional Buenos Aires, quienes presuntamente esta madrugada habrían roto un candado para cruzar de manera subterránea mediante los antiguos túneles coloniales y provocar los destrozos.

Perfil.com se acercó a las puertas del Colegio para escuchar su opinión y respuesta ante las acusaciones. Una de las madres que se encontraban acompañando a los estudiantes, quien se identificó como Gimena, dijo: "Es raro, complejo. Quieren endilgar un cargo a los alumnos para ensuciar la toma".

Y explicó: "A la madrugada y en plena noche vimos a un hombre merodear por la puerta del Colegio. Luego esta persona comenzó a tomar varias fotos del edificio. Cuando unos padres se acercaron para preguntarle el motivo por el que tomaba fotografías, esta persona no respondió a las preguntas y luego se la vió ingresar en el edificio de la Iglesia".

La iglesia de San Ignacio de Loyola fue construida por los jesuitas en 1675 y fue declarada monumento histórico en 1942.



Emiliano G. Arnáez