SOCIEDAD EN ENTRE RÍOS Y TIGRE

Violencia en la escuela: así atacaron a dos maestras

Como consecuencia del ataque, una de las docentes sufrió el movimiento de cuatro cervicales y una distensión de hombro.

Julieta Petrolo es maestra en una escuela de Entre Ríos, donde fue atacada por un alumno.
Julieta Petrolo es maestra en una escuela de Entre Ríos, donde fue atacada por un alumno. Foto:Gentileza: noticiasvillaguay.com.ar

Mientras sindicatos docentes mantienen una puja con el Gobierno nacional y los provinciales en torno a las paritarias, esta semana se conocieron dos casos de violencia en escuelas. En uno de ellos una maestra recibió una brutal paliza por parte de un alumno, mientras que en el segundo episodio una madre agredió a una autoridad escolar. 

El hecho más violento sucedió en una escuela de la localidad de Santa Elena, en la provincia de Entre Ríos, y la víctima Julieta Petrolo sufrió el movimiento de cuatro cervicales y una distensión de hombro como consecuencia de una golpiza propinada por un alumno suyo. La mujer contó el episodio en una carta: “No me defendí, me dejé golpear, era preferible mi cuerpo enorme a ese cuerpo frágil”, relató en un fragmento de la misma, según publicó el portal local Noticiasvillaguay.com.ar.

"Un 25 de abril de 2017, yo perdí mi vocación. En una escuela llena de dolor, en un aula carente de límites, en un aula que no era la mía, vi la violencia y no la soporté….tuve que contenerla. La ira de un alumno hacia otro destruía poco a poco su frágil cuerpito. Como soy intolerante al maltrato, decidí intervenir. El resultado fue un cambio de rumbo de su cólera, ahora su punto de alivio era YO. No me defendí, me deje golpear, era preferible mi cuerpo enorme a ese cuerpo frágil", sostuvo en la misiva. 

"Cuando se cansó de golpear, se sentó, con la mirada fría, se puso a leer como si nada hubiera pasado. Toco el timbre de recreo, me fui a la biblioteca, allí mis colegas escucharon la historia y me acompañaron a la dirección en donde luego de dos preguntas vacías me enviaron a la clínica. El movimiento de cuatro cervicales no se compara con dolor de una distensión de hombro. El miedo y el abandono no se comparan a la pérdida del ser", agrega en otra parte. 

"Las docentes somos violentadas día a día, nos golpean, nos escupen, nos insultan, si nos quejamos nos amenazan con bajarnos la nota de los conceptos que son nuestra forma de conseguir una estabilidad laboral futura. Si hablamos de violencia obstétrica, de violencia de género, ¿Cómo llamamos a la violencia hacia el maestro? (...) Yo, docente, abandonada por el Estado, por la aseguradora, por la escuela, yo hoy……perdí mi vocación. Ya bajé los brazos, ya no puedo sostener la sonrisa, ahora mis niños me dan miedo", completó Petrolo. 

El segundo caso trascendió por la viralización de un video en redes sociales. El hecho ocurrió el viernes en la escuela EP N° 46 de Tigre, y en las imágenes se observa una violenta discusión entre una maestra y la madre de un alumno que retiró a su hijo de la institución una hora después del horario. 

Allí, la mujer increpa a la maestra al grito de: "No te confundas conmigo, no te rías en mi cara". Acto seguido, le propina un golpe en la cabeza y continúa a los gritos: "¿Qué problema te hacés? yo a mi hijo lo crío cómo se me canta la con...", concluyó con enojo y violencia la familiar del menor. 


Video de la agresión en la escuela de Tigre: