TECNOLOGIA


Cuando el control pasa a la tablet

Varias firmas que apuestan por mandos a distancia, a partir de dispositivos móviles o smartphones.

Por Thomas Geiger (dpa)

¿Por qué todavía equipar los autos con botones cuando mucha gente tiene una pantalla táctil en su bolsillo? Cada vez más ingenieros tienen en cuenta los dispositivos móviles de sus clientes para el control del vehículo: el sistema deinfotainment, el aire acondicionado, el navegador o la música pueden ya gestionarse desde un smartphone o una tablet.

“De eso se aprovechan sobre todo los pasajeros de detrás”, dice Werner Hamberger, de Audi. “Desde el asiento trasero se tiene así un acceso más fácil a los sistemas y se tiene algo que decir en la selección, o se descarga de una tarea al conductor o al copiloto”, afirma.

Soluciones de este tipo se pueden ver sobre todo en el segmento más alto. Por ejemplo, Bentley introdujo en el Flying Spur un control remoto para los pasajeros de atrás: parecido a un smartphone, tiene el tamaño de un atado de cigarrillos y pantalla táctil. Sin cables y sin botones se puede seleccionar qué ver en las pantallas de atrás del apoyacabezas, regular la temperatura, los asientos, subir y bajar las persianas, programar el navegador y controlar el ordenador de a bordo, afirma Bentley.

Mientras que la firma apuesta por un dispositivo separado, en Mercedes por ejemplo se puede hacer todo eso desde el mismo iPhone: basta con descargar una App y el aparato se conecta con el auto a través de Wi-Fi. En la nueva Clase S se puede así cambiar la temperatura y elegir la música desde el asiento trasero, explica el portavoz Michael Allner.

Se estima que este tipo de avances pronto dejará de ser sólo patrimonio de los compradores de autos del segmento alto. Cuando Volkswagen saque al mercado la próxima generación del Passat “democratizará algo más la tecnología”, afirma el jefe de desarrollo de la firma, Heinz-Jakob Neusser, en referencia a una nueva App que los compradores podrán descargar en su tablet. A través de un hotspot Wi-Fi, los ocupantes del vehículo pueden, durante el viaje, navegar por Internet y comunicarse con el sistema de infotainment. Lo que se ve en el monitor del cockpit se muestra también en la pantalla: por ejemplo la ruta, del sistema de navegación y el tiempo estimado de llegada.

Mientras que algunos fabricantes tienen sus sistemas de control abiertos para otros dispositivos externos, Audi va un paso más allá: una tableta propia. Con el “Audi Smart Display” presentado a comienzos de 2014 en la Feria de Electrónica de Las Vegas, la automotriz quiere hacer la competencia al iPad y compañía.

Dentro del vehículo sirve como control para diversas funciones, explica Werner Hamberger. “Y cuando se llega al destino, te llevas el Smart Display y navegas en Internet en un café, gestionas la agenda en la oficina o lo usas en casa como álbum de fotos, aparato de música o para mirar el e-mail”, afirma.

Este aparato es aún sólo un prototipo, pero según Hamberger no tardará en estar disponible de serie: “Cuando salga al mercado el nuevo Q7, se podrá adquirir el Smart Display como extra”.

Los ingenieros se limitan hoy a fomentar el control remoto de funciones de confort einfotaintmet en dispostivos externos, debido al temor al ataque de hackers y teniendo en cuenta las leyes actuales y las costumbres de los clientes.

Que las posibilidades son muchas queda claro con los modelos de exhibición, como el Vision Discovery de Land Rover: ante pasos offroad complejos, el conductor puede bajarse del todoterreno y controlar el vehículo a distancia desde la tablet, como hace James Bond en el cine.

FUENTE: dpa



Redacción de Perfil.com