TECNOLOGIA OPINIÓN

La otra pantalla chica

Por Francisco Albarello (*) | Las redes sociales están potenciando la propuesta audiovisual y ofrecen nuevas posibilidades a las audiencias de participar en vivo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Telefé.

#adiosMcDreamy es el hashtag que eligió la serie Grey´s Anatomy de Canal Sony para despedir a uno de sus protagonistas, el Dr. Derek Sheperd, quien en la ficción muere durante un accidente. El capítulo no mostraba solamente el pesar de los protagonistas de la ficción, sino que proponía extenderlo hacia los fans, quienes volcaron en Twitter sus sentimientos hacia el galán doctor y la suerte que correría de aquí en adelante Meredith Grey, su reciente viuda, convirtiendo ese hashtag en trending topic en varios países latinoamericanos.

Pasando de los dramas médicos a los zombies, según datos de Nielsen Social, 1,3 millones de tuits fueron enviados en Estados Unidos durante el episodio estreno de The Walking Dead el 12 de octubre de 2014, llegando a 7,4 millones de personas en toda la noche. Asimismo, la serie también tuvo la mayor audiencia en Twitter durante toda la temporada. Pero no son las ficciones las que generan más interacción en esta red social, sino los eventos deportivos: por ejemplo, el Super Bowl, transmitido por la NBC, generó 25,1 millones de tuits. El reality The Bachelor (ABC) cosechó la mayor cantidad de “impresiones” de la temporada, esto es, el número de veces que los tuits son vistos: 32 millones, mientras que en febrero pasado se enviaron 13.4 millones de tuits durante la 57º entrega anual de los premios Grammy.

La mentada TV social va tomando forma, haciendo uso de las segundas pantallas para sobrevivir y adaptarse en la ecología de medios del presente. En este contexto, parece ser que la del pajarito es la red social más simbiótica con la TV, ya que, según Nielsen, Twitter se ha convertido en un destino popular donde los fans pueden hablar en tiempo real de sus programas de TV favoritos, y esto tiene una influencia causal en dos sentidos: por un lado, la actividad en Twitter impulsa a mirar determinados programas de TV sobre los que se está hablando en la red social, a la vez que el aumento del rating en los programas que se ven en TV tiene un impacto significativo en el incremento de usuarios y tuis relacionados. Es así que un número creciente de espectadores dice disfrutar más ver la televisión cuando participa en medios sociales.

“No son las ficciones las que generan más interacción en esta red social, sino los eventos deportivos”.

Pero la TV no es el único medio audiovisual influido por las redes sociales. Dos investigadores de los Laboratorios HP, Sitaram Asur y Bernardo Huberman, monitorearon conversaciones acerca de los estrenos de las películas en Twitter, y comprobaron que esta red social atrae a muchos fans de medios que están dispuestos a ir al cine los días de estreno. En sus conversaciones reflejan su conocimiento e interés sobre el lanzamiento de la película, y sus posteos en Twitter amplifican aquel interés en la medida en que esparcen lo que saben a sus amigos, familiares y seguidores.

¿Qué sucede en Argentina? SI bien aquí no se cuenta con mediciones como las de Nielsen Social, la TV local comenzó a apelar a las segundas pantallas para fidelizar a su audiencia: desde los hashtag que proponen los programas de todo tipo para conversar en vivo sobre lo que sucede en el estudio, hasta la elección del el mejor jugador de la cancha.

Algunas de las apuestas más osadas –en este caso en Telefé- comenzaron con la ficción de Cris Morena, Aliados, que desde una estrategia transmedia proponía, a través de una aplicación especial, participar durante las emisiones televisivas en trivias, concursos y acceder a material adicional. Algo similar sucedía con Susana Giménez, con quien se podía jugar en vivo al Preguntados, y en el reality Elegidos los televidentes pueden participar votando por los cantantes en vivo e incluso pueden aparecer en la pantalla mientras estos interpretaban las canciones.

Si antes a la TV se la llamaba la “pantalla chica” en referencia a su antecesora, la del cine, hoy las pantallas más pequeñas se suman, esta vez en el hogar y en vivo, para potenciar el audiovisual y ofrecer nuevas posibilidades a las audiencias de participar en lo que están viendo.

---

(*) Francisco Albarello es docente investigador en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral y en la Escuelas de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín. Su línea de estudio está vinculada con las pantallas, la lectura y el consumo de información. Ha publicado libros y artículos relacionados con tecnologías digitales, comunicación y educación.

Especial para Perfil.com. En Twitter: @FAlbarello



Francisco Albarello (*)