TRENDS ESTADOS UNIDOS

Murió el nene cuyo papá se había tatuado una cicatriz igual para hacerlo sentir mejor

El pequeño Gabriel Marshall padecía una rara forma de cáncer cerebral. La foto de los dos que su padre compartió en redes sociales en 2016 hizo que su historia se viralizara.

En 2016, Josh Marshall se tatuó una cicatriz en la cabeza para que su hijo se sintiera mejor
En 2016, Josh Marshall se tatuó una cicatriz en la cabeza para que su hijo se sintiera mejor Foto:Facebook

Hace dos años una conmovedora imagen comenzó a circular por internet. En ella aparecía Josh Marshall con su hijo Gabriel y contaba que se había tatuado una cicatriz en la cabeza similar a la del pequeño, quien había sido operado para extirparle un tumor en el cerebro.

Su emotivo accionar se volvió viral y miles de personas compartieron la foto, aplaudiendo al padre, que buscaba que su hijo se sintiera mejor al ver que no era el único que tenía una marca así.

Pero la historia no tuvo un desenlace feliz. Josh dio a conocer en su cuenta en facebook que el nene de 9 años falleció, luego de que el cáncer reapareciera. “Murió tranquilo en mis brazos, junto a su familia”, precisó al diario local The Hutchinson News.

“Tengo el corazón roto, no solo estoy perdiendo a mi hijo, sino a mi mejor amigo”, había escrito horas antes del deceso, en su cuenta de Facebook, en la que solía compartir actualizaciones sobre el estado de salud del menor, que había empeorado en los últimos meses.