TURISMO TODOS CONTENTOS

Lo que dejó la Feria Internacional de Turismo de Buenos Aires

En cuatro días, convocó a miles de viajeros y partícipes de la industria sin chimeneas. Cómo serán las vacaciones 2018.

Cuatro días y 102.000 visitantes; un éxito que crece año tras año.
Cuatro días y 102.000 visitantes; un éxito que crece año tras año. Foto:Gentileza FIT

Hace una semana concluyó la edición 2017 de la 22ª Feria Internacional de Turismo que, cada año, al despuntar la primavera, se realiza en La Rural de Palermo.

Las cifras oficiales no se hicieron esperar: 102.000 visitantes en cuatro días, entre entendidos, viajeros y profesionales del sector. Es decir, mucha gente, un 8% más que el año anterior. Veinticuatro provincias argentinas y cuarenta y cinco países del mundo (entre los cuales figuraban Turquía, Tailandia y la isla de Anguila, Territorio Británico de Ultramar, entre otras sorpresas) desplegaron su color local. Un festival de 1.575 expositores del que uno se va pensando en todo lo que aún le queda por conocer.

El presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elías, anunció con orgullo que las rondas de negocios que suelen realizar en conjunto con la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) también superaron los números del año anterior: “3.922 citas de negocios, con 155 compradores y 403 vendedores“. Algo más técnico, pero igualmente alentador. Tanto como el anuncio de Villa de Merlo, en San Luis, que ya es un destino Pet Friendly en donde los perros podrán pasear por las sierras sin que los manden a la cucha. No es poca cosa ya que, por ejemplo en los destinos de playa, su presencia transforma las vacaciones familiares en un mar de problemas.

Tucumán, por su parte, deslumbró con su novedosa tecnología 360º y en el stand de Aerolíneas Argentinas la gente hacía cola para experimentar con anteojos 3D el nuevo Airbus que aún no llegó.

En el stand de Tailandia, en cambio, ofrecían masajes entre velos colgantes y daban ganas de quedarse ahí para siempre, pero urgía darle la bienvenida al inminente y multicultural Programa Nacional Pueblos Auténticos que conjugó los esfuerzos de diez ministerios de turismo nacional para que las comunidades aborígenes también tuvieran su tajada en la industria sin chimeneas y pudieran al fin demostrar como Dios manda su peculiar identidad, tan combatida en nuestro país y tan celebrada en otros.

Y hubo más. La Dirección de Turismo Social y Accesible de la Subsecretaría de Turismo anunció que ya se puede descargar de la web el manual “El rol de los recursos humanos en el Turismo Accesible”, que da 150 recomendaciones para saber tratar y atender a personas con discapacidad y movilidad reducida. Y, desde luego, sugieren a las empresas emplearlos.

Iberostar y Meliâ, aunque multidestinos, son para los argentinos dos colosos de la «hotelería de las palmeras», y compartían pasillos y visitantes. La primera cadena festejaba el 23% de incremento de turistas en sus hoteles de México, República Dominicana y Jamaica. Meliâ, en la otra orilla, puso en tapa su nueva adquisición, el hotel y resort Meliá Iguazú, ventana privilegiada a las Cataratas, junto a la noticia del pack media pensión que lanzó el Gran Meliâ Nacional Río.

Vista desde afuera, la industria turística nacional avanza mil millas cada nuevo año, a la par que se consolida una nueva secta de viajeros: los creyentes del cyber monday y las 18 cuotas. Mientras los impuestos se multiplican y los salarios se fraccionan, sin este horizonte dogmático los suplementos de viajes volverán a ser literatura de evasión.

El portal cordobés alquilerargentina.com inauguró esta semana post FIT con algunos datos. Sobre un muestreo de 4.821 turistas nacionales, el 44% de los que dijeron que no podrán tomarse vacaciones el próximo verano argumentó que las valijas seguirán en el altillo por culpa de los precios altos. El 88% de los que sí se irán a alguna parte, lo harán por menos de 15 días. El 73% de la gente contrata alojamientos en oferta y se prefieren las cabañas (37%), los departamentos (27%) y las casas (21%) en detrimento de la hotelería tradicional, que cobra impuestos y requiere sumar el gasto gastronómico outdoor. Todos los viajeros magullados por el costo de vida piensan estrategias de ahorro y lanzan sus dardos contra los espectáculos y los restaurantes.

Entre los destinos nacionales, la Costa Atlántica seguirá siendo la favorita (29%), seguida por las sierras de Córdoba (20%), Brasil (16%) Patagonia (11% ), y un porcentaje menor que se reparte entre Mendoza, el Norte, Entre Ríos y alrededores.

La competencia será muy grande y cuidar el bolsillo, el nuevo credo.