UNIVERSIDADES

Comienza el segundo ciclo del Posgrado Perfil-USAL

Se realizó la fiesta de graduación para los primeros egresados del programa en Periodismo de Investigación. Los mejores promedios realizarán pasantías rentadas en diario PERFIL, Noticias, Caras y Perfil.com. Y un nuevo grupo de 26 estudiantes iniciarán sus clases a fin de mes.

PERFIL COMPLETO

Es motivo de particular alegría participar de este acto institucional, y darle la más cordial bienvenida a todos los aquí presentes.  No tengo duda de que la generosidad del esfuerzo y la rigurosidad científica de quienes han sido artífices de esta propuesta creativa han representado un compromiso con nuestro tiempo y los tiempos por venir, con la finalidad de ayudar a concretar las aspiraciones de perfeccionamiento de mujeres y hombres en el ámbito del periodismo.

Agradezco nuevamente a Editorial Perfil como lo hiciera al inicio de este proyecto, en la persona de su presidente Jorge Fontevecchia, la oportunidad que nos ha brindado para que con nuestra experiencia educativa de casi 60 años podamos contribuir a través de este posgrado al fortalecimiento de nuestra sociedad, de nuestra democracia y de sus instituciones, pues como bien afirma José María Desantes: “La formación es requisito y es impulso para que el hombre individualmente considerado adopte decisiones políticas, que adquieren así un valor comunitario. De modo que informar es promover la participación”.

Y justamente este Posgrado en Periodismo de Investigación, ha encarnado en su primer año de vida, una propuesta innovadora respecto de su contribución a la sociedad; integrando un justo equilibrio entre la teoría y la práctica, mediante la realización tanto de espacios teóricos, como de intensas experiencias de carácter práctico en donde los participantes han ejercitado sus artes en las distintas redacciones de la Editorial Perfil.
Esto les ha permitido vivenciar el ritmo y las manifestaciones concretas del quehacer periodístico real de nuestro tiempo: trabajando en equipo y siguiendo directivas en el ámbito de distintas publicaciones de primera línea.

Asimismo, en el Aula Perfil instalada en la Facultad de Ciencias de la Educación y de la Comunicación Social de la Universidad del Salvador, los participantes del Posgrado tuvieron toda la tecnología educativa a su disposición para desarrollarse profesionalmente y lograr un buen desempeño académico. En dichas aulas, también tuvieron el honor de tener clases especiales con Magdalena Ruiz Guiñazú, Alfredo Leuco, Adolfo Pérez Esquivel, Guillermo Jaim Etcheverry, Beatriz Sarlo, Nelson Castro y Robert Cox.

A los participantes de nuestra primera promoción, les agradezco por habernos elegido como institución educativa, y les deseo que ésta haya sido una experiencia provechosa tanto para su formación profesional como espiritual, dado que el ser humano no es solamente técnica y mente, sino también virtud al corazón.

Y también le doy la bienvenida a esta etapa de los estudios superiores a los nuevos 26 alumnos que se incorporan para el ciclo 2015 del Posgrado, entre los cuales no solamente hay participantes de Argentina, sino también de México, Venezuela y Uruguay.

Celebro la posibilidad de que ellos se integren a nuestra casa de estudios superiores, que son llamados así por ir precisamente a un mayor conocimiento de lo que el hombre es y necesita en nuestros días, por sus análisis rigurosos y objetivos, por sus búsquedas interdisciplinares de soluciones a los problemas humanos y, sobre todo, por la vocación de servicio como actitud de fondo de cada uno de ellos, que junto con su calidad humana y profesional, los llevará a incidir positivamente para que la convivencia en nuestra sociedad se desarrolle en una relación respetuosa del otro, justa y reconciliadora.

Con sano orgullo traigo a ustedes un fragmento del mensaje de quien es graduado preclaro de nuestra universidad por haber cursado sus estudios en el Colegio Máximo de San José en San Miguel, cuyo título reconocido a nivel nacional es otorgado por nuestra universidad, y quien hoy es la autoridad máxima de la Iglesia Católica.

Me refiero a Su Santidad el papa Francisco, quien el 16 de marzo de 2013, recientemente elegido como Santo Padre, dirigió las siguientes palabras a los miles de periodistas acreditados en el Vaticano para cubrir su elección: “Tened la seguridad de que la Iglesia, por su parte, dedica una gran atención a vuestro precioso cometido; tenéis la capacidad de recoger y expresar las expectativas y exigencias de nuestro tiempo, de ofrecer los elementos para una lectura de la realidad. Vuestro trabajo requiere estudio, sensibilidad y experiencia, como en tantas otras profesiones, pero implica una atención especial respecto a la verdad, la bondad y la belleza; y esto nos hace particularmente cercanos, porque la Iglesia existe precisamente para comunicar esto: la verdad, la bondad y la belleza –en persona–. Debería quedar muy claro que todos estamos llamados, no a mostrarnos a nosotros mismos, sino a comunicar esta tríada existencial que conforman la verdad, la bondad y la belleza. Estas palabras se aplican con toda amplitud a la tarea que hoy justamente estamos desarrollando en conjunto”.  

Concluyo recordando también las palabras de Su Santidad, cuando pidió a los periodistas y comunicadores concretizar la cultura del encuentro a través de actos como “despertar las palabras, abrir y no cerrar la comunicación y hablar a toda la persona: mente y corazón”. Como sabiamente nos dijo, “si estamos verdaderamente convencidos de lo que tenemos que decir, las palabras llegan. Si en cambio, estamos preocupados por la táctica, nuestra habla será artificial y poco comunicativa, insípida”.

 

Egresados y nuevos alumnos

“Un día en la redacción fue mucho más valioso que un mes en el aula”, dijo Rosalía Draletti, la alumna con mejor promedio durante la ceremonia de graduación de los egresados del primer ciclo del Posgrado en Periodismo en Investigación Perfil-USAL. También egresaron Luciana Betteto, Daniela Bianco, Agustina Canaparo, Cintia Gómez Cerrudo, Agustín Ceruse, Florencia de Souza, Noelia Fraguela, Antonella Ghioni, Mariana Haramburu, Adrián Hernández, Nahir Herrera, Máximo Kank, Camila Molina, Delfina Ortega Nodar, Alba Rojo, Ezequiel Perticari, Naiara Vecchio, Carlo Viotti y Bruno Yacono.

Mientras que los nuevos alumnos son Sergio Amor, Julieta Barrera, Gabriela Botello, Erika Bunger, César Calvo, Luis Carías, Franco Carlucci, Julián De Imperio, Julián Dinahet, Florencia Endl, Agustina Etayo, Vanina Fattori, Mercedes Fernández, Enrique Hernández, Giselle Leclercq, Mauricio Pinto, Rodrigo Pinto, Justino Risso, Mariana Rodríguez Pareja, Viviana Salas, Rosario Savini, Macarena Scudiero, Florencia Spinelli, Marcos Tejeiro, Andrés Todesca y Andrés Viviano.

 

El Papa, un alumno 10

En el acto de graduación del Posgrado en Periodismo de Investigación, el rector de la Universidad del Salvador (USAL), Juan Tobías reveló las notas que había obtenido Jorge Bergoglio cuando se ordenó como sacerdote jesuita, ya que el actual rector de USAL se desempeñaba entonces como secretario de las facultades de Filosofía y Teología del Colegio Máximo de San José.

“En ese momento, los aspirantes a ordenarse debían obtener como mínimo 6 (seis) puntos en sus exámenes para poder ser sacerdotes de la Compañía de Jesús. Caso contrario, podían ser Hermanos Coadjutores, que colaboraban con la orden, pero no se consagraban sacerdotes”, explicó Tobías.

“Luego de pasar exitosamente las instancias requeridas y ordenarse, Jorge me preguntó qué nota obtuvo. Constaté que era el único 10 absoluto, se había sacado un 10 en todas las materias –informó Tobías–. Reflexionando sobre este particular, concluí que a su brillantez había que sumarle la generosidad de no haber conocido y nunca preguntado sus notas siendo entonces un estudiante con diez (10) claramente no pagado de sí mismo.”

*Rector de la Universidad del Salvador (USAL).



Juan Tobias