UNIVERSIDADES FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL

El importante apoyo que brinda un tutor académico

Las instituciones superiores apuestan a implementar nuevas estrategias para ayudar al estudiante en los primeros años de su inserción educativa. Acompañamiento personal y profesional indispensable.

Capacitaciones. Espacio de encuentro donde los tutores pueden conocerse, intercambiar ideas, experiencias y metodologías para potenciar su práctica con los alumnos.
Capacitaciones. Espacio de encuentro donde los tutores pueden conocerse, intercambiar ideas, experiencias y metodologías para potenciar su práctica con los alumnos. Foto:unla

Cada vez son más las estrategias institucionales que implementan las universidades para acompañar a los estudiantes en el transcurso de sus carreras, principalmente durante el primero y el segundo año que son los momentos más críticos en el abandono de los estudios universitarios. Por este motivo, los programas de tutorías junto con otras políticas institucionales, orientadas a favorecer el bienestar estudiantil y el exitoso desarrollo de sus carreras de grado, son de central importancia en la promoción no sólo del ingreso, sino de la permanencia y la graduación universitaria.

Graduación y permanencia. En este sentido, de acuerdo con los datos relevados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) para los años 2011-2012, la Tasa Neta de Graduación para los países latinoamericanos esta en un promedio del 22%. (OCDE: 2014). Si bien es un dato concreto que describe parcialmente la problemática del abandono universitario en nuestro país, formular conclusiones a partir de éste, resulta sumamente tendencioso si se busca entender en profundidad la problemática de la permanencia y graduación de los estudiantes. Para esto, resulta imprescindible indagar en otras características de los sistemas de educación superior, como: los requisitos de ingreso, la vinculación con la educación secundaria, las características del estudiantado, el arancelamiento o gratuidad de la educación universitaria, etc.

Argentina, por su parte, es uno de los pocos países a escala mundial, con un sistema universitario gratuito y de ingreso masivo; sin embargo, esto solo no resulta suficiente para garantizar el derecho a la educación superior. Si bien se observa una gran mejoría en el período 2003-2013, donde la graduación de carreras de grado aumentó en un 50% en las universidades nacionales, el abandono en los primeros años sigue siendo un desafío para los decisores de políticas universitarias.

Pero entonces, ¿cuáles son los factores de abandono durante estos años?

Los motivos de abandono universitario pueden ser múltiples y variados. Para poder abordarlo de manera general, consideramos dos grandes factores, por un lado los factores institucionales (estrategias y condiciones institucionales y pedagógicas, estructuras curriculares de las carreras, etc.) y por el otro las cualidades de los estudiantes (biografías escolares, saberes previos, contexto familiar, socioeconómico, etc.).

Desafíos UNLa. Frente a los discursos que proponen la falacia de resolver este problema a través del arancelamiento bajo el lema “de lo que cuesta se valora” nosotros estamos convencidos de que los desafíos de la universidad pública se resuelven con más universidad pública y proponemos un rol más activo del estudiante, donde éste sea el centro de un conjunto de dispositivos donde se “aprenda a aprender” como actitud para la vida, donde la universidad es un escalón más de un proceso de formación a lo largo de la vida. Como el conocimiento se duplica cada cinco años si no se construye un sistema que permita a los estudiantes formarse a lo largo de la vida la sociedad quedará rezagada en términos de conocimiento.

Si tomamos el caso de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), creada en 1995 y ubicada en el sur del conurbano bonaerense, tiene como una de las cualidades más destacadas, al igual que la gran mayoría de las universidades del conurbano bonaerense, el alto porcentaje de primera generación de universitarios, un 80% de los estudiantes. Esto quiere decir, que ocho de cada diez estudiantes, son los primeros en sus familias en acceder a estudios universitarios.

Según datos de la Cepal para el año 2007 en América Latina y el Caribe, se graduaron del nivel universitario el 5,4% de los estudiantes cuyos padres tienen estudios secundarios completos, mientras el porcentaje asciende a 71,6% para los hijos de graduados universitarios. Si bien es necesario desagregar los datos según cada país, es muy significativa la diferencia que hay a nivel latinoamericano, entre los estudiantes que poseen experiencia familiar en la educación universitaria y los que no.

La experiencia de la UNLa que puso al estudiante en el centro a diferencia de los modelos tradicionales centrados en los profesores, cuenta con diferentes tutorías y acciones de acompañamiento, orientadas principalmente al primer trayecto, en el cual se registran los mayores niveles de abandono.

Los docentes orientadores están presentes en todas las carreras de grado y su rol es el de orientar y acompañar principalmente a los estudiantes durante el primer trayecto en constante relación con los docentes de cada una de las materias, para facilitar las dificultades académicas generales del primer acercamiento a la vida universitaria. Por otro lado, uno de los motivos que mayor dificultad traen a los ingresantes de todas las carreras es el acercamiento y la comprensión de la escritura académica, muy diferente a la mayoría de las experiencias que traen de la escuela secundaria. Por este motivo, las Tutorías de lectura y escritura académica buscan acercar a los estudiantes diferentes herramientas para comprender textos como así también para producirlos. Previo a esto, existe además durante el primer año la materia Métodos y Técnicas para los Estudios Universitarios, en la que se trabajan técnicas de estudio, selección de ideas, organización de contenidos, y de manera primordial, facilitar el primer acercamiento para muchos ingresantes a los textos académicos. Las carreras que poseen dentro de sus contenidos fuerte presencia de exactas cuentan con tutorías en matemáticas, porque es una de las principales dificultades que experimentan en los primeros años.

También funciona en la UNLa el Programa Compromiso Educativo, dentro del cual se encuentran las becas de ayuda económica, que además de otorgar un incentivo económico a estudiantes regulares cuentan con un docente tutor para cada uno, con el que tienen encuentros periódicos, para hablar sobre su experiencia y trayectoria en la vida universitaria.

Por último, el Programa Tutores Pares “De compañero/a a compañero/a”, creado en 2015 y formado por un equipo de estudiantes avanzados de las carreras, acompañan a los estudiantes de primer año desde su lugar de pares, propiciando una mayor cercanía con los ingresantes.


Nueva cultura

Los tutores pares son estudiantes avanzados, que acompañan de forma presencial y virtual a los estudiantes de los primeros años. La dificultad de muchos jóvenes durante los primeros pasos en la universidad no sólo tiene que ver con dificultades académicas, sino con aprender una nueva cultura institucional, con características muy distintas a la escuela secundaria. Si bien existen diferentes acciones de acompañamiento, los primeros dos años del programa, dejan en evidencia la importancia que representa el lugar de un par con mayor experiencia en la universidad. El programa Tutores Pares “De compañero/a a compañero/a” viene a institucionalizar y facilitar un espacio de cooperación entre estudiantes, que muchas veces se da naturalmente al interior de los grupos. Luego de un año de participación, los tutores reciben un reconocimiento rectoral.


*Director de Bienestar Universitario, UNLa.

** Coordinador del Programa Tutores Pares.

Producción periodistica: Silvina L. Márquez



Santiago Hernández / Martín Radics