UNIVERSIDADES TRABAJO COMPARTIDO

Unir culturas desde los espacios educativos

Con mayor interés de los jóvenes argentinos por las carreras artísticas y un llamado a la participación, desde la Universidad Nacional de Tres de Febrero se gesta la I Bienal Internacional de Arte de septiembre a diciembre.

Forma de expresión. Cada vez más, las carreras artísticas, ocupan el interés de los estudiantes. Esto se ve reflejado en la variedad de oferta de las instituciones.
Forma de expresión. Cada vez más, las carreras artísticas, ocupan el interés de los estudiantes. Esto se ve reflejado en la variedad de oferta de las instituciones. Foto:shutterstock

“Creemos que uno de los motivos que hacen que en países donde no hay enfrentamientos religiosos, no hay problemas limítrofes, se comparte el mismo idioma, salvo Brasil, y donde están dadas las condiciones para actuar en conjunto, lo que hace que esto no se logre es la desconexión cultural, el desconocimiento que hay entre cada uno de los países”, reflexiona el rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) Aníbal Jozami. Así, con la idea de unir culturas desde la Universidad y, con el interés cada vez mayor de los jóvenes argentinos, en estas áreas de estudios, se integró una red de instituciones de nivel superior para dar origen a la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur - Bienalsur 2017, que tendrá lugar en diversos países de septiembre a diciembre. Al respecto, el rector Jozami brinda más información sobre este evento que surgió desde la Untref y se ha convertido en una Bienal internacional de los países del Sur.

—¿Por qué una bienal desde la universidad?

—En el aspecto de Bienalsur es un ámbito para recoger opiniones e ideas. Es una suerte de asesoramiento para poder movernos en ese sentido. Pensándolo desde la universidad, permite establecer una serie de relaciones y una acción en conjunto. Al ser una red de instituciones, todas se caracterizan por sus significaciones en sus respectivos países. Lo que hay que destacar es que es una red que no está basada en ideologías políticas como muchas veces se ha hecho, sino que se basa en un trabajo en conjunto independientemente que los rectores o cuerpos directivos coincidan o no coincidan con nosotros. Es un punto de orgullo que una propuesta como la nuestra haya sido aceptada por instituciones tan tradicionales y de tanto prestigio internacional como la Universidad de San Pablo o la Universidad Mayor San Marcos de Lima, entre otras.

—¿Qué característica tiene esta Bienalsur?

—Esta bienal, al ser conducida, pensada y proyectada desde una universidad, correspondía que invitáramos a otros espacios universitarios a compartir este proyecto. Además, al ser gestado desde este centro de estudios, e invitar a otras instituciones de otros países, permite un acercamiento con la juventud que participa de la vida universitaria. Así, por ejemplo, en una de las reuniones tuvimos un público de entre 500 y 600 estudiantes en Córdoba y Tucumán. También, al querer darle la característica de un comité académico, formado por universidades de distintos lugares, hasta el momento confirmaron su participación la Universidad de Chile (Chile); Universidad de la República y el Instituto Universitario Sudamericano Montevideo (Uruguay); Fundación Getúlio Vargas, Universidad Federativa de Río Grande do Sul, Brasil, Fundação Armando Alvares Penteado-FAAP, Universidad San Pablo (Brasil); Universidad Metropolitana de Caracas (Venezuela); Universidad de las Artes de Ecuador (Ecuador); Universidad Nacional de Colombia y Universidad Javeriana Colombia (Colombia); la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (Nicaragua); la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Perú y la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes de Perú (Perú); la Universidad de San Carlos de Guatemala (Guatemala); la Universidad Complutense (España); la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París (Francia); la Universidad de Artes (Tokio) y de Argentina la Universidad Nacional de Tres de Febrero y la Universidad Nacional de Tucumán. Esta bienal también se caracteriza por su carácter democrático. Se realizó un llamado abierto para artistas y curadores donde se presentaron 2.543 proyectos con temáticas y variedad de expresión. Desde septiembre a diciembre se podrá participar de distintas muestras y eventos en aproximadamente en treinta ciudades en 15 países al mismo tiempo, que estarán interconectadas. ¿Qué quiere decir esto? Una persona que está en la exposición en Bogotá, a través de pantallas, podrá sentirse parte de todo un entramado cultural porque se proyectarán las muestras de otros países.

—¿Tomaron como antecedente otras muestras?

—No. Nos inspiramos contrariamente, en todo lo que había hasta ahora. Las bienales, normalmente, las organiza una ciudad. Lo que pensamos hacer es algo nuevo que no tienen las bienales tradicionales. De hecho, lo estamos haciendo con la participación de las universidades como la apertura de un llamado público y la interconexión, que una persona sin moverse de su país pueda participar de un fenómeno que se da en otros lugares al mismo tiempo.

—¿Qué se va a poder ver y dónde?

—Con el criterio de difundir el arte, la variedad de cosas para ver va a ser muchísima. Se podrán contemplar muestras de artistas emergentes y, otros ya consagrados; diálogos de colecciones de museos con colecciones europeas, entre otras actividades. Por ejemplo, en el Museo de Bellas Artes va a haber una interferencia de la colección nacional con veinte piezas de la colección del Museo Contemporáneo de Ginebra. También habrá mucha actividad para el acceso de comunidades marginales. (El listado de los espacios destinados para Bienalsur 2017 se va a poder consultar en http://bienalsur.org/es.)


UNA y su Performance 2017

La Universidad Nacional de las Artes (UNA) también realizará la Bienal de Performance 2017. En esta nueva edición, el programa académico se consolida a través de una perspectiva que explora la relación dialógica entre campo artístico y educación y cómo esta relación está hoy siendo revisada desde distintas perspectivas. Al respecto su directora, Susana Tambutti –docente e investigadora de la UNA, además de directora del Instituto de Investigación en Artes del Movimiento–, destaca que “la pregunta fundamental hoy es cuál es la función de una sección académica en una Bienal de performance. No debe reducirse a un área de reflexión, sino que el objetivo es crear un espacio en el que se ponga en acto el potencial del arte contemporáneo para impulsar propuestas de educación artística, hacer visible la interacción y asumir cómo se han afectado mutuamente la producción de conocimiento y el campo del arte”.

Esta bienal se inició ayer y será hasta el 3 de junio. Esta sección contará con seminarios, conferencias, diálogos y talleres con la presencia de destacados artistas e investigadores nacionales e internacionales. Los eventos se llevarán a cabo en diversos espacios, como el Museo de la Cárcova y las sedes de Bartolomé Mitre e Ingeniero Huergo de la UNA, el Centro Cultural Paco Urondo, el Centro Cultural de la Cooperación y el estudio Déjà Vu.



Silvina L. Márquez