VIDEO #PERFILGOURMET

Receta infalible para preparar una tortilla de papas

Con sólo tres ingredientes, papa, cebollas y huevos se puede hacer un plato delicioso. Los secretos de Shanti Aboitiz, un cocinero vasco, para que nada falle.

La tortilla de papas de Lekeitio, un bodegón vasco en Chacarita
La tortilla de papas de Lekeitio, un bodegón vasco en Chacarita Foto:cedoc perfil

Es un clásico de la cocina española. Es riquísima fría o caliente. Se puede comer sola, con ensalada o cortada en cubitos como los famosos pintxos que sirven los vascos. Shanti Aboitiz, cocinero y creador de Lekeitio, un bodegón vasco de Chacarita, nos enseña todos los trucos para que salga sabrosa y bien jugosa. “Es un clásico de la cocina vasca con tres ingredientes nobles como son la papa, la cebolla y los huevos. Después se le puede agregar chorizo colorado, panceta, ajo, de acuerdo al gusto de cada uno”, explica Shanti.


 

Ingredientes: 

Papas, 4 grandes
Cebollas, 2 grandes
Huevos, 6 
Sal, a gusto 
Pimienta, a gusto 
Aceite de girasol, para freír 
Aceite de oliva, cantidad necesaria 

Paso 1. Pelar las papas y cortarlas en rodajas, no demasiado finas, no demasiado gruesas, un poco a gusto del cocinero.

Paso 2. Pelar y cortar las cebollas en tiras. No hay que cortarla demasiado fina porque pierde demasiado volumen. 

Paso 3. Lo importante es freír correctamente las papas y las cebollas. Tienen que colocar aceite en una sartén amplia, no tiene que estar demasiado caliente. Tiene que ser una fritura lenta y constante. Las papas tienen que estar doradas y la cebolla caramelizada. 

Paso 4. Colocar los huevos en un bol, batir y condimentar con sal y pimienta. Incorporar las papas y la cebolla. Mezclar con las manos para integrar todo bien.

Paso 5. Rociar con aceite de oliva una sartén. Está bueno que cubra toda su superficie. Para que la tortilla no se pegue el aceite tiene que estar caliente.  Pero si está demasiado caliente se va a quemar. 

Paso 6. Ahora viene el momento de la “magia” verter la preparación. Cocinar unos minutos y darla vuelta. Si les gusta babé es sólo un toque de cada lado. Si la prefieren más seca se la puede dar vuelta un par de veces más.