Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 20 de octubre de 2019 | Suscribite
ACTUALIDAD / ENTREVISTADOS
jueves 21 febrero, 2019

Hablan los padres de Wanda Taddei, a 9 años del femicidio que cambió la historia

Transformaron el dolor en acción: su verdad como militantes contra la violencia de género. La historia de una familia que cambió para siempre.

Antonella Pisetta y Melina Monti

Los padres de Wanda Tadei Foto: Cedoc
jueves 21 febrero, 2019

Beatriz y Jorge Taddei , los papás de Wanda Taddei recibieron a las periodistas de PERFIL en su casa de Mataderos en medio de mensajes de fuerza y aliento en una fecha tan especial para la familia. Nueve años más tarde del femicidio que marcó un antes y un después en la sociedad y la justicia argentina, su dolor se transformó en acción. Hoy viajan por todo el país dando charlas sobre violencia de género, desde jardines de infantes hasta secundarias, pasando por servicios penitenciarios, clubes de barrio, la Legislatura Porteña y el Colegio de Abogados entre otros.   

 “Hay un interés muy grande por saber cuáles son nuestros derechos y qué hacer ante un caso de violencia de género. Nos contactan padres de todas las provincias pidiendo ayuda, pidiendo por favor que los salvemos”, afirma Beatriz. 

La vida de una familia puede cambiar de un instante a otro. Jorge dejó su empresa en manos de su hijo para ocuparse del juicio de Wanda. Beatriz decidió hacer a un lado las lágrimas para buscar pruebas que demostraran la intencionalidad de Vázquez. Mientras Nadia, su hermana se hizo cargo de sus sobrinos Juan Manuel y Facundo, que a los 5 y 8 años perdieron a su mamá. Cabe aclarar que estos niños son fruto del primer matrimonio de Wanda; hoy en día están al cuidado de su padre Jorge Elechosa y su pareja, que es  ‘su mamá del corazón’.   

Respecto a los avances en materia de género en estos 9 años, Jorge enfatizó: “La Ley 26.485 (de protección a la mujer) se promulgó en 2009, se reglamentó en 2012, y todavía hoy no se aplica”. Apuntó también contra los sectores más conservadores que se resisten a los cambios y pretenden mantener el statu quo de la Edad Media, que suponía que el género masculino era superior al femenino. Por su parte, Beatriz sostiene que los avances no se miden en estadísticas, sino en el campo social: “Se avanzó porque salimos a la calle, el movimiento de Ni una Menos se hizo escuchar”

los padres de Wanda Tadei 20190220
Beatriz con sus colgantes de mariposas que representan a Wanda

Después de tantos años, la familia de Wanda sigue esperando que le entreguen algunas pertenencias de su hija. “La justicia nos castiga porque dejamos en evidencia su deficiencia. Sacaron el premio Garrote de bronce al peor fallo, el que más atrasa” afirma Beatriz. 

El premio Garrote lo entrega una organización colombiana que resalta las sentencias que más hacen retroceder la equidad de género en el mundo. El caso de Wanda se llevó el Garrote de Bronce por la reducción de la pena a Eduardo Vázquez por considerar que mató a su mujer bajo “emoción violenta” con una sentencia de 18 años de prisión. El fallo fue revisado por la Cámara de Casación, que quitó la figura atenuante de 'emoción violenta' e implementaron una condena ejemplar para un femicidio: la sentencia a cadena perpetua

Beatriz lamentó: "El juicio de Wanda fue una guerra campal entre las familias, el Doctor Rombolá, el Fiscal Oscar Ciruzzi y el Tribunal Oral Nº 20 que trataba de manera amigable a la defensa del supuesto asesino. El primer día del juicio, Eduardo Vázquez, el que prendió fuego a mi hija, se puso a llorar mientras declaraba, contando del amor eterno que le tenía a Wanda... y el juez Luis Niño bajó del estrado para consolarlo delante nuestro". 

Los padres de Wanda coincidieron en que el juicio "fue un calvario". La estrategia de la defensa de Vázquez fue inventarles un perfil violento a cada uno de los integrantes de la familia Taddei. "Yo era una golpeadora, Jorge el jefe de una mafia, uno de mis sobrinos un traficante...todo era absurdo, una locura", recordó Beatriz, y agregó: "Entre tanto dolor, del mas profundo que una madre puede sentir, tenés que lidiar con todo esto, te tenés que poner a estudiar abogacía, psicología, un poco de antropología, sino te pasan por arriba", finalizó.  

Taddei 02202019

El caso de Wanda Taddei hizo un quiebre en la sociedad, visibilizó la problemática de la violencia contra las mujeres en Argentina y sentó precedentes en materia judicial. La lucha de Jorge, Beatriz y su toda su familia fue fundamental para poner sobre la mesa un tema que hasta entonces era naturalizado, contado como algo excepcional. En su camino de búsqueda de justicia se encontraron con muchísimas personas con historias de violencia de género. Ahora, la sociedad dice: "Ni Una Menos", las mujeres gritan: "¡Basta de matarnos!". Ya empezó un cambio de paradigma, que no busca imponer ningún género sobre otro, sino que proclama la igualdad, el respeto y la no violencia. 

El femicidio. Wanda Taddei fue quemada viva en la madrugada del miércoles 10 de febrero de 2010 por Eduardo Vázquez, baterista de la banda de rock "Callejeros" en la casa que ambos compartían en la localidad de Mataderos. Él era pareja de Wanda, que tenía 29 años y dos hijos de de su pareja anterior, de 5 y 8 años. Esa madrugada, Vázquez llamó a Nadia, la hermana de Wanda, y le dejó a los chicos en la casa. De allí, se fue al Hospital “Donación Francisco Santojanni” de esa misma localidad sin decirle lo que había pasado. 

Al otro día, Nadia llamó a la casa de Wanda y como no se pudo comunicar, le dijo a su papá, Jorge que vaya al Hospital que quedaba a pocas cuadras y que pregunte qué había pasado. Cuando Jorge llegó, vio a Eduardo Vázquez, lo saludó y se lamentó porque tenía una parte de la mano vendada y no iba a poder tocar la batería. Y ahí fue cuando se enteró lo peor: Wanda tenía el 60% de su cuerpo quemado. Fue trasladada al Instituto del Quemado para recibir los cuidados específicos y estar en una sala adecuada. Luego de estar once días agonizando y con asistencia respiratoria mecánica, murió el 21 de febrero de 2010

En 2010, también hubo otros femicidios como el de Alejandra Rodríguez, Norma Rivas, Fátima Guadalupe Catán y Dora Coronel. Rociadas con nafta, prendidas fuego con alcohol, agua hirviendo, ellas también murieron quemadas por quienes decían “amarlas”. Esto fue conocido como el “efecto Efecto Wanda Taddei”. Hoy en el aniversario de su muerte, decimos “Ni Una Menos”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4788

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.