Soleado
Temperatura:
16º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 23 de mayo de 2019 | Suscribite
ACTUALIDAD / VISITA REAL
lunes 25 marzo, 2019

Llegó Felipe VI, el hijo del rey que habló de derechos humanos ante Videla

Los sucesivos gobiernos mantuvieron buenas relaciones con la Casa de Borbón desde que vino el rey Juan Carlos hace 40 años.

por Darío Silva D'Andrea

Los reyes Juan Carlos y Sofía recibidos por Videla en 1978. Foto: Cedoc

Muchas cosas cambiaron en el mundo en 40 años. En 1978, Argentina vivía bajo la más sanguinaria dictadura militar mientras España daba sus primeros pasos en una endeble democracia parlamentaria, tras décadas de una dictadura fascista. En aquel entonces, el rey Juan Carlos de España hacía malabares políticos para afianzar su reinado y demostrar al mundo que no era el sucesor del dictador Francisco Franco. Hoy, reina su hijo Felipe VI, que llegó a la Argentina para su primera visita de Estado como rey.

Don Felipe VI y la reina doña Letizia llegaron este domingo por la noche y la visita incluirá un viaje a Córdoba. Según anunció la Cancillería española, el viaje de los monarcas pretende demostrar su confianza en el país y en sus reformas económicas en un momento de crisis y su deseo de reforzar la relación bilateral en todos los ámbitos. dijeron además que las empresas españolas demuestran interés y confianza en nuestro país.

El de Argentina será el octavo viaje de Estado de los Reyes desde la proclamación de Felipe VI en 2014 y el tercero que tiene como destino un país de América Latina, después de los que hicieron a México (en junio de 2015) y Perú (noviembre de 2018). Felipe y Letizia recibieron a Mauricio Macri en febrero de 2017, un viaje que vivificó las relaciones entre Argentina y España después del deterioro vivido en el kirchnerismo.

casa de borbon en argentina
Recepción al Juan Carlos en la Casa Rosada (1978)

Pero no es la primera vez que Felipe de Borbón está en Argentina. Siendo príncipe de Asturias, representó a España en 69 tomas de posesión de presidentes iberoamericanos entre 1996 y 2014, y asistió a las de Menem (1999), De La Rua (2001) y Cristina Kirchner (2007 y 2011). En 2015, su padre, el rey emérito Juan Carlos, fue el encargado de representar a España en la asunción de Macri.

Las relaciones de la Casa de Borbón con Argentina son extensas, y comenzaron en 1910, cuando la infanta Isabel de Borbón vino a dar las felicitaciones de España por el Centenario de la Revolución de Mayo. Sin embargo, fue el viaje que Juan Carlos realizó en 1978 el más importante desde el punto de vista político.

Juan Carlos y su esposa, la reina Sofía, realizaron entnoces una gira oficial de marcado tinte político a un país gobernado por una junta militar, liderada por el general Jorge R. Videla. Los argentinos recibieron con respeto y entusiasmo la visita de la pareja real, que ya comenzaba a perfilarse como garantía de la estabilidad política y democrática de España, y empezaba a ganarse el respeto mundial.

casa de borbon en argentina
El matrimonio Kirchner recibió a los reyes Juan Carlos y Sofía en 2007.

Fue un viaje de cinco días (entre el 26 y el 30 de noviembre), en una agenda estrictamente regulada por la dictadura. Los monarcas fueron agasajados en la Casa Rosada, el rey recibió las llaves simbólicas de la Ciudad de Buenos Aires y a la reina le robaron una capa durante una cena en el Consejo Deliberante. El viaje incluyó una visita a la provincia de Misiones y una estancia en San Antonio de Areco.

En España el viaje levantó no pocas polémicas, pues el país estaba todavía en pleno proceso de transición política, de la dictadura franquista a la monarquía parlamentaria, y una visita a la Argentina de Videla podía ser interpretada como un respaldo tácito al régimen militar argentino, caracterizado por su vulneración sistemática de los más elementales derechos humanos.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), principal partido de la oposición, presentó una moción en el Congreso español en la que solicitó el aplazamiento del viaje. Desde la izquierda en España se consideró inadecuada la visita y un diario izquierdista acusó a Videla de ser "un auténtico depredador de las libertades humanas" que implantó "un estado de terror". Para muchos, la presencia del rey podría contribuir innecesariamente a un cierto reconocimiento a la política de Videla, lo que supondría “un flaco servicio a la democracia", dijeron los diputados.

casa de borbon en argentina
Cristina de Kirchner recibó al rey Juan Carlos I.

Los diarios españoles afines a la monarquía respaldaron los criterios básicos mantenidos por el gobierno y su ministro de Exteriores, apoyados en el principio de indiscriminación por el que se debían guiar los viajes del rey, y la explicación de que los monarcas, sobre todo al ir a Latinoamérica, visitaban países y no regimenes. Para el diario monárquico ABC, "sólo la Corona era y es la institución capaz de superar, en beneficio de un sentido superior de unidad, toda esa conflictiva dinámica de antinomias que genera la doble e interna diversidad de lo hispánico”.

Más claro fue el periódico barcelonés La Vanguardia al decir que el viaje del rey contenía “un mensaje de hermandad esencial superior a las contingencias, para insertarse en un proceso histórico de recuperación de lazos fraternos entre España y América”. Por su parte, el diario Ya afirmó que el viaje constituía “una clara demostración española de renovar y profundizar sus relaciones con Iberoamérica (…) al margen de los distintos regímenes políticos del momento en esos países”.

El viaje real se realizó de todos modos, dentro de una gira que llevó a los reyes a visitar antes México y Perú. En España no les quedó otra opción que despedir al rey esperando que abogara en Buenos Aires por el respeto a la dignidad y los derechos humanos. En la capital argentina, la presencia de los reyes despertó una clase entusiasmo que no se veía hacía tiempo, y los titulares de los periódicos españoles del 28 de noviembre dan buena muestra de este calor popular: “Buenos Aires: indescriptible entusiasmo por la visita de los Reyes” (ABC); “Argentina: miles de personas rompen el protocolo para acercarse a los Reyes de España” (La Vanguardia); “Apoteósica acogida” (Ya).

casa de borbon en argentina
Felipe de Borbón asistió a cuatro asunciones presidenciales en Argentina

De pie en la pista de aterrizaje, Videla dio un discurso de moral ante el rey español y defendió la lucha contra el "terrorismo subversivo" que libraba el régimen: "La vulneración de la libertad, la justicia y la convivencia democrática, impuso esa lucha en la que el pueblo entero brindó su apoyo para rescatar la dignidad nacional y los derechos humanos afrentados por la agresión. Argentina triunfó en ese empeño. Hoy se empieza a comprender en el mundo el sentido de nuestra acción".

Un editorial del diario español El País informaba de ciertos sectores argentinos que se opusieron a la visita del rey: “El viaje fue criticado por los sectores de la oposición argentina que se mueven en torno al Partido Montonero. Si se toma en consideración el mítico papel asignado en la iconografía de ese movimiento a la figura de Eva Duarte, y se recuerda el viaje, a España de la esposa de Perón en uno de los momentos más duros de la dictadura franquista, no cabe sino mostrar una cierta perplejidad acerca de la coherencia ideológica de esos herederos del justicialismo y de la fidelidad de su memoria histórica”.

Juan Carlos, en el discurso pronunciado en la cena de bienvenida que le ofreció Videla, tuvo el valor de recordarle la modélica transición española: “El Estado que queremos no es el de unos españoles impuesto a otros españoles, sino el Estado de todos, de forma que, en su seno, general, puedan convivir todas las opciones y alternativas políticas… El cambio es siempre posible a través de medios pacíficos, ya que los problemas aludidos pueden ser planteados y resueltos políticamente".

casa de borbon en argentina
Recepción oficial a Cristina Kirchner en el palacio real de Madrid en 2009.

"Estamos convencidos que el orden político y la paz social no pueden tener otros fundamentos que la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes y el respeto por la ley", dijo el rey ante un inconmovible Videla. "El orden puede y debe ser construido y defendido con procedimientos basados en los fines humanos del poder”. Las dudas que pudieran todavía existir sobre el significado del viaje de Juan Carlos quedaron disipadas ni bien terminó su primer discurso.

Juan Carlos de Borbón no había venido a Buenos Aires a consolidar una dictadura, ni a elogiar a sus gobernantes. Sus palabras en defensa de la Constitución española y la transición de España hacia la democracia fueron un mensaje claro sobre los propósitos de su viaje. En España, el discurso fue interpretado por los distintos medios como una preocupación rotunda por responder a los reclamos de los familiares de desaparecidos españoles en la Argentina.

Al finalizar la gira, en una declaración diplomática firmada por las dos cancillerías, España reivindicó que "la protección y el efectivo respeto de los derechos humanos constituyen una responsabilidad principal de todos los gobiernos que se han adherido a la declaración universal de 1948".

casa de borbon en argentina
Macri realizó un viaje de Estado a España en febrero de 2017.

El periodista español Jaime Peñafiel, que acompañó a los reyes, recordó: “Yo acompañé al rey en 150 viajes alrededor del mundo y nunca voy a olvidar cuando fuimos a la Argentina de Videla. El rey no visita gobiernos, sino países, pero supo poner los puntos sobre las íes y hablar de democracia. Por eso es tan respetado en el mundo entero".

"Desde el primer momento don Juan Carlos quiso mantener la distancia, incluso física" con los militares de la dictadura, explicó Peñafiel. "Al rey le preocupaba que el dictador Videla intentara darle el abrazo con el que todos los presidentes americanos venían recibiéndole. Su intención era mantener firme el brazo a la hora del saludo evitando, como fuera, ser abrazado, lo que finalmente consiguió. El sanguinario dictador se quedó sin la foto que quería".

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4638

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard