miércoles 23 de junio de 2021
BLOOMBERG Internacional
15-11-2018 05:11

El presidente de México presenta un amplio plan para abordar la violencia

Andrés Manuel López Obrador presentó un amplio programa para frenar la creciente violencia en el país.

15-11-2018 05:11

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el miércoles un amplio programa para frenar la creciente violencia en el país y dijo que su Gobierno se centrará en acabar con los crímenes más brutales y en crear empleos para los jóvenes.

Los principales puntos de la estrategia incluyen crear una Guardia Nacional y reforzar la coordinación regional en las operaciones de seguridad, erradicar la corrupción, volver a estudiar la prohibición de algunas drogas y crear oportunidades de empleo, dijeron López Obrador y miembros de su gabinete. Una clave será no enfatizar la lucha contra los cárteles de la droga, sino centrarse en las raíces de la delincuencia, dijo López Obrador.

La siguiente prioridad de seguridad del Gobierno será la protección de los ciudadanos contra los delitos más violentos, como el robo, la extorsión y el asesinato, dijo Alfonso Durazo, el futuro secretario de seguridad pública. Los homicidios casi se han duplicado en los últimos tres años a más de 21.000 hasta septiembre, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México.

Los homicidios casi se han duplicado en los últimos tres años

López Obrador dijo que su estrategia estaba orientada en un 80 por ciento a abordar las raíces de la inseguridad y la violencia, en lugar de combatir los grupos criminales existentes. También subrayó la necesidad de volver a concentrarse en lo que él llamó valores familiares.

’Causas de la violencia’

López Obrador dijo que la violencia no se puede enfrentar con violencia ni el mal con el mal y añadió que, en su lugar, deben abordarse las causas de la violencia.

La estrategia de AMLO, como se conoce al ex alcalde izquierdista de Ciudad de México, continúa dependiendo en parte del Ejército para la seguridad interna. La Guardia Nacional que el futuro mandatario tiene previsto crear estará compuesta por miembros del Ejército, la Marina y la Policía Federal, y sus planes requieren mantener algunas de las fuerzas actuales hasta que el grupo esté en funcionamiento dentro de tres años.

"La estrategia de AMLO es sorprendente porque a pesar de haber calificado a las fuerzas armadas de represores e incluso asesinos, está creando una superestructura que fusionará al Ejército, la Marina y la Policía Federal, y pone la seguridad pública bajo el mando militar", dijo Verónica Ortiz, analista política, quien co-presenta un programa en el canal Congreso de México no partidista.

El 65% de los participantes en una encuesta dijeron que esperaban que la seguridad mejorara con López Obrador

Algunos críticos podrían considerar ingenuo el enfoque de López Obrador de promover el bien frente al mal y su énfasis en los valores familiares, pero los mexicanos están cansados ​​del mismo enfoque que ha llevado a una lucha de más de 10 años contra los cárteles de la droga y niveles récord de derramamiento de sangre. López Obrador asume el cargo durante la era más violenta de la historia moderna de México: el total de asesinatos en 2017 fue el más alto del que se tienen datos, más de 31.000, y es probable que 2018 supere esa cifra ante el incremento del 18 por ciento hasta el momento.

López Obrador se enfrenta a unas altas expectativas de su electorado para hacer que México sea más seguro. En una encuesta del 23 de julio, el 65 por ciento de los participantes dijeron que esperaban que la seguridad mejorara con López Obrador, el primer presidente que obtuvo una mayoría absoluta de votos en una elección nacional desde que el país abrió su sistema político, según la firma de análisis, Consulta Mitofsky, de Ciudad de México.

Durazo fue franco en su evaluación de la estrategia de confrontación con los cárteles de la droga del expresidente Felipe Calderón en 2006, que continuó con la presidencia de Enrique Peña Nieto. "El Gobierno mexicano no ha podido derrotar a los cárteles y no hay expectativas de derrotarlos", dijo. "Somos un país de víctimas".