domingo 09 de mayo de 2021
BLOOMBERG
07-08-2020 11:43

Negociaciones por estímulo están cerca del colapso tras la reunión en la Casa Blanca

Las negociaciones sobre un nuevo proyecto de ley de ayuda económica por el coronavirus se acercaron al borde del colapso el jueves después de una reunión entre funcionarios de la Casa Blanca e importantes demócratas del Congreso, las que terminaron con las partes acusándose mutuamente de no estar dispuestas a ceder, y las mayores diferencias están lejos de resolverse.

Erik Wasson, Steven Dennis y Laura Litvan
07-08-2020 11:43

Los cuatro negociadores, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, salieron de una reunión de más de tres horas con poco que mostrar y sin garantía de que reanudarían las conversaciones el viernes.

Mnuchin y Meadows dijeron que si bien las negociaciones avanzaron en algunas áreas con posibles concesiones, todavía hay desacuerdos sobre las principales cifras para un proyecto de ley de estímulo económico y sobre las disposiciones individuales más importantes, incluida la ayuda a los Gobiernos estatales y locales que los demócratas quieren.

“Las diferencias siguen siendo significativas”, dijo Meadows.

Hay desacuerdos sobre las principales cifras para el proyecto

Pelosi dijo que los republicanos no están haciendo frente a la gravedad de la calamidad económica que enfrenta Estados Unidos. Schumer dijo que la reunión fue “decepcionante” porque la Casa Blanca no estaba dispuesta a encontrar un punto medio.

“Estamos muy lejos”, dijo Pelosi. “Es muy desafortunado”.

Las conversaciones comenzaron bajo la presión de las expectativas de los mercados financieros y la amenaza del presidente, Donald Trump, de actuar unilateralmente para restaurar algunas de las medidas de estímulo que caducaron durante el punto muerto en el Congreso.

Meadows y Mnuchin dijeron que consultarán con Trump y llamarán a Pelosi y Schumer el viernes para determinar si tiene sentido reunirse. Schumer dejó en claro que los demócratas están dispuestos a seguir hablando.

Las datos del informe de empleos de julio del Departamento del Trabajo publicados el viernes pueden influir en la reanudación de las conversaciones.

El informe de empleos mejor de lo esperado podría endurecer la resistencia de la Casa Blanca a gastar los cerca de US$3,5 billones que los demócratas han estado exigiendo en las negociaciones.

Wall Street espera un acuerdo. Las acciones estadounidenses subieron el jueves por el optimismo de que las partes llegarán a un acuerdo sobre un estímulo económico. Pero cualquier indicio de que los negociadores no podrán resolver las diferencias sobre un nuevo paquete de ayuda de Estados Unidos despertará inquietud.

Los demócratas han propuesto un paquete de US$3,5 billones de dólares que pasó a la Cámara en mayo, mientras que los republicanos respondieron la semana pasada con una propuesta de US$1 billón.

La ayuda para los Gobiernos estatales y locales fue una fuente importante del antagonismo el jueves por la noche.

En esta Nota