Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 17 de octubre de 2019 | Suscribite
COLUMNISTAS / mundo digital
sábado 11 mayo, 2019

Negocios del futuro

El mundo observa cómo, cada vez más, las personas y las empresas buscan organizar sus vidas y sus negocios desde alguna clase de interface digital.

Maria A. Alegre*

Las organizaciones deben adaptarse al ritmo del cambio tecnológico Foto: CEDOC PERFIL
sábado 11 mayo, 2019

Ha sido noticia destacada y comentada en estos días en muchos otros medios, que Mercado Libre es la empresa más valiosa de la Argentina.

¿Cómo puede ser que una empresa con apenas veinte años de historia, que posee mínima infraestructura y emplea a solo unas 7 mil personas, valga cuatro veces más que YPF, con sus reservas de hidrocarburos documentadas, centenares de pozos de exploración y producción, refinerías y demás elementos de infraestructura de alta complejidad, y cerca de 20 mil trabajadores en sus filas?

Esta paradoja se replica en otros ámbitos de la actividad económica, local e internacional. Por ejemplo, en el mundo del transporte, Uber, esencialmente una aplicación en nuestros celulares, se estima que vale el doble que General Motors, la mayor automotriz del planeta, con más de 75 plantas industriales en cinco continentes.

En el último ranking mundial de capitalización bursátil, las primeras cuatro empresas son todas de ADN digital.

Cabe recordar que la capitalización de mercado, en esencia el valor de las acciones de una compañía, está influida por los resultados del negocio, pero ante todo refleja la expectativa de rentabilidad futura. Mercado Libre creció 47% en el último año. Pero el e-commerce apenas representa un 3% del total de ventas en América Latina, mientras que en países como Estados Unidos ya supera el 10% y en China, el 25%.

El mundo observa cómo, cada vez más, las personas y las empresas buscan organizar sus vidas y sus negocios desde alguna clase de interface digital.

Esto es especialmente palpable en las nuevas generaciones. Por ejemplo, a un joven de 16-20 años en Buenos Aires, no se le ocurre esperar un taxi en una esquina. Pide un Uber. Si debe retirar apuntes de estudio de la casa de un compañero, trasladarse no es opción: manda un Glovo. Cuando quiere entretenerse, ojear una revista o prender la tele son alternativas que ni siquiera cruzan su mente.  Abre Instagram, o mira los últimos postings de su youtuber preferido.  Eventualmente pudiera ir a Netflix o Spotify.

Los papás y mamás de estos jóvenes venimos más rezagados, y todavía hacemos un poco de todas estas cosas. Pero vamos de a poco descubriendo lo cómodo que resulta pagar la nafta leyendo un código QR desde el celular con Mercado Pago, en vez de esperar el cobro de una tarjeta de crédito. O resolver operaciones financieras desde una plataforma de home banking. O contratar nuestro alojamiento en un destino remoto desde alguna página web. Nuestros hijos directamente no conciben otra forma, y el futuro es de ellos más que nuestro.

Ciudades del futuro: las 8 claves de empresas que podrían mejorar la calidad de vida

Son estas tendencias, estos comportamientos colectivos en ascenso los que están forzando la transformación digital de la economía.  Microsoft, Mercado Libre, Uber, son negocios de ADN digital: todo lo piensan, crean, construyen y perfeccionan, cada día y desde hace muchos años, en el marco de esta lógica.  Hoy les va excelente.  El mundo cree que son las empresas del futuro, y por eso valen tanto.

Las demás empresas, las tradicionales, tienen el enorme desafío de reinventarse para este mundo digital de hoy, y mucho más de mañana. Algunas lo están haciendo a paso raudo. Otras no tanto. Muchas quedarán en el camino.

 

*Ph D. Directora de la Licenciatura en Negocios Digitales, Universidad del CEMA.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4785

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.