Parcialmente nublado
Temperatura:
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 18 de agosto de 2019 | Suscribite
COLUMNISTAS / VOTOS CLAVES / PANORAMA
viernes 5 abril, 2019

Santa Fe, nada seguro

El socialismo postula a Lavagna presidente pero precisa de Massa para que gane Bonfatti. Los Eskenazi, recuerdo K.

por Daniel Bilotta

Con CENSO Roberto Lavagna Foto: DIBUJO: PABLO TEMES

La tasa de homicidios en Rosario  es casi el triple que en Argentina: 14,2 cada 100 mil habitantes contra un promedio general de  5,2. La del país es la más baja en la región después de la menor en Chile (2,7.) De las estadísticas oficiales se desprende otro dato. Los indicadores en esa ciudad superan a varios Estados en América Latina. Como  Ecuador (5,7), Bolivia (6,3), Perú (7,8) y Panamá (9,6). Tal vez sirva para comprender lo saliente de la campaña en la provincia de Santa Fe. El llamativo silencio de Antonio Bonfatti, elegido por el socialismo para retener la gobernación que controlan hace 12 años.

Bonfatti la ocupó entre 2011 y 2015. En mayo de 2013 fue asesinado Claudio Ariel “Pájaro” Cantero. La muerte del líder de Los Monos es tomada como el inicio de la guerra entre bandas narco en Rosario que derivó en una ola de violencia en toda la provincia. Bonfatti fue salpicado por ella. En octubre de ese año balearon su vivienda particular. Ese siniestro no logró esclarecerse ni con la detención y el enjuiciamiento de los principales implicados en aquel conflicto.

Otro hecho, en apariencias, inexplicable amenazó con hacerlo reaparecer estos carnavales. Fue fotografiado con Lorena Verdún, la primera mujer de Canteros. El candidato socialista aseguró que no la conocía y atribuyó  a una campaña sucia de Cambiemos la viralización del retrato en las redes. Esa accidentada intervención pública justificaría las prevenciones del socialismo y que la campaña esté enfocada en Miguel Lifschitz, actual gobernador y postulado a primer diputado provincial.

No solo porque la inseguridad es una prioridad de los santafesinos según los sondeos que Federico Aurelio realizó para José Corral, intendente de la ciudad de Santa Fe y rival de Bonfatti en las elecciones del 16 de junio. También porque en otros, Cambiemos es una fuerza competitiva a pesar de la situación económica. Entre ellos, el que encargó el socialismo a César Mansilla. Al 28 de marzo, Cristina Fernández de Kirchner tiene el 31,3 por ciento de intención de voto a presidente y Mauricio Macri el 27,7. Roberto Lavagna está bastante lejos (19,8), igual que Sergio Massa (12,7).

Tercios. Lifschitz depende de  ambos para recrear el histórico escenario de tercios ¿Lo habrá conversado anteayer con Juan Schiaretti en Córdoba? Para buscar su reelección, el gobernador se alió al socialismo y al GEN. Lifschtiz es el principal sostén de la candidatura de Lavagna y aspira a ser su compañero de fórmula. Pero depende de un triunfo holgado de Bonfatti. Y para eso,  que Massa sea parte de la coalición amplia que él imagina y el economista verbaliza. El jefe del Frente Renovador es reacio a ungirlo por aclamación.

La suerte de SanCor es una preocupación compartida por los gobernadores.

La principal usina de la cuenca lechera debió desprenderse de las marcas con valor agregado, en medio de una crisis donde las ventas impagas a Venezuela se sumaron a las crónicas dificultades de management: un alto costo salarial entre personal jerárquico y el afiliado a Atilra, casi una réplica del sindicato de Camioneros. Ninguno de los dos parece interesado en que se los vincule de manera remota al kirchnerismo.

El socialismo se revela más crispado con esa posibilidad. En marzo  pidió a la Justicia provincial y al fuero federal  que investiguen las reuniones de Marcelo D’Alessio y Ramón Machuca, alias “Monchi Cantero”entre diciembre de 2017 y febrero de 2018. Los ministros de Seguridad y de Derechos Humanos, Maxi Pullaro y Ricardo Silberkasten subrayaron que el falso abogado se presentó como “la mano derecha de Cambiemos en asuntos de narcotráfico”. Según los funcionarios, habría ofrecido a Machuca grabar una cámara oculta para vincular al socialismo con esa actividad ilegal.

Pero tal vez la inquietud obedezca a un tema más delicado. La renovación por diez años de la licencia para explotar el Banco de Santa Fe. El Banco Nación es el inesperado competidor de la familia Esnekazi, cuya concesión vence en junio: el mes que se elige gobernador. 

El proceso de licitación del Banco de Santa Fe pasó el 28 de marzo por la apertura de los sobres con las ofertas.


Es extraño que no hayan apelado a otro procedimiento con el antecedente de Hermes Binner.  Electo gobernador en 2007, dio un año de prórroga a los Eskenazi y convocó en 2009 a la licitación que volvieron a ganar. En la Coalición Cívica especulan con que fue el costo que pagó Binner para garantizarse gobernabilidad.  Pero lo que llama la atención es la abstracción de la oposición con ese asunto. Especialmente de Omar Perotti, síndico de la entidad cuando Jorge Obeid puso en marcha su privatización.  El senador nacional parece concentrado en enfrentar a María Eugenia Bielsa en las PASO del 28 de abril.


Con una intención de voto de 12 puntos,  fue excluida del acuerdo que Perotti (22,1) alcanzó con Agustín Rossi, condenado al ostracismo en el entorno de Cristina por excluir de esa alianza a Bielsa y a Marcos Cleri (Cámpora): competirán por Nuevo Encuentro. Lifschitz confía en que los votos de la dirigente vayan al socialismo si es derrotada.  

Energía. Corral trabaja en lograr adhesiones del casi 20 por ciento que aún no tiene resuelto a quién votar. Aunque la elección esté desdoblada de las presidenciales, las probabilidades de una victoria están ligadas a Macri. Hasta diciembre del año pasado fue tributario de la recuperación de su imagen pública. Y también de su caída. Confía, sin embargo, en el supuesto rédito de la batalla librada por capítulos para poner en debate el costo del servicio de energía.

Quizás el más importante haya sido el que derivó en un recorte salarial a los directivos de la Empresa Provincial de Energía (EPE). El año pasado, La Capital de Rosario reveló que sus directivos percibieron hasta mayo un salario promedio de $ 400 mil.  A esa fecha, el del gobernador no alcanzaba a 140 mil.  Entrevistado en canal 3 a fines de julio, Maximiliano Neri terminó por admitir que “era posible” que percibiera esa cifra. Neri es el presidente del EPE.

Con un bajo conocimiento en Rosario, que concentra casi el 40% del total de electores, Corral depende del volumen que adquiera la primaria entre Jorge Boasso (UCR) y Roy López Molina (PRO) por la intendencia  para instalarse y dar pelea. El socialismo procura asegurarse la victoria con la disputa entre Verónica Irízar y Pablo Javkyn. O, al menos, es con lo que se especula. En  Santa Fe nada es seguro.

 

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4725

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard