domingo 23 de febrero de 2020 | Suscribite
ESPECTACULOS / LA APOTEOSIS DE FLORENCIA DE LA V
lunes 2 octubre, 2006

Soy lo que soy

En la final de Bailando por un sueño, Tinelli logró vencer a Montecristo y coronar a un travesti, primer caso en el mundo que se da en este formato de tevé.

Galería de imágenes

por Redacción Perfil


Fotogalería
Tinelli lo hizo. Le gan a Montecristo y coron a un travesti en Bailando por un sueo 2. Foto: Cedoc
lunes 2 octubre, 2006 Papelitos plateados, gritos populares, aplausos de tribuna y lágrimas sobreemocionadas coronaron este lunes a Florencia de la V, actriz, vedette y ahora bailarina, como mejor artista de Bailando por un sueño. Y es travesti. De hecho, entre las más de veinte versiones de Bailando por un sueño que se presentan alrededor del mundo, Argentina se destaca por ser el único país cuya ganadora del fox trot, tango, vals, charleston, zamba y demás pasos acrobáticos es en verdad un hombre vestido de mujer y que eligió serlo.

En Holanda, el primer puesto se lo llevó Barbara de Loor; en Polonia fue Katarzina Cichopeck; en España, Rosa López; y en nuestras tierras, Roberto Carlos Trinidad, alias Florencia de la V. En medio de una polémica en la que no faltaron cruces de palabras, maldiciones e improperios a grito pelado por parte de la vedette-jurado Laura Fidalgo y De la V, la protagonista de ¡Más que diferente! venció a la blonda Emilia Attias con el 60 por ciento de los votos telefónicos. Y, claro, el ciclo consiguió su mejor puntaje con un rating que escaló el 31.1, venciendo nítidamente los 23 puntos de Montecristo. “Mi victoria fue una cachetada al jurado. Fue ganarles al prejuicio y a la humillación gratuita. En un país tan machista como éste, logré traspasar mi sexualidad y ganar como artista, que es lo que soy”, dijo el/la vedette en diálogo con PERFIL.

Todos los caminos conducen a Roma. Originalmente, el ciclo de entretenimientos en el que bailan las estrellas del espectáculo, del deporte y de la música nació en Inglaterra en 2003, cuando la BBC estrenó Strictly Come Dancing. Desde entonces, la idea se desplegó a lo largo y ancho del mapa bajo el nombre de Dancing with the Stars, Bailando por un sueño, Ballando con le stelle o Mira quién baila, según el país comprador del formato.

El primer argentino en menear las caderas para el programa fue Diego Maradona. A pesar de que por entonces debutaba como conductor de su propio show en las puertas de Canal 13, el ex deportista aceptó viajar cada fin de semana a Italia para bailar junto con una napolitana de 24 años en Ballando con le stelle. Su partenaire, Angela Pánico, no llegó siquiera a la final pero tuvo la oportunidad de un cheek to cheek con el famoso futbolista argentino. Por ese entonces, los que se llevaron el primer puesto fueron la Miss Italia 2004, Cristina Chiabotto, y el bailarín siciliano Raimondo Todaro, que obtuvieron el 58 por ciento de los votos.

Otro país que explotó con éxito la idea fue España, cuyo programa Mira quién baila ya va por su cuarta temporada. Con más de cinco millones de espectadores en la última final, TVE La Primera conquistó a una audiencia que siguió minuto a minuto el bamboleo de caderas de Rosa López, una cantante muy popular en su país y que también ganó otro reality musical archiconocido en nuestro país, Operación triunfo. En su cuarta vuelta, el canal ibérico convocó con un inmodesto cachet de 48.000 euros a la nieta del ex dictador Francisco Franco, Carmen Martinez Bordiú, quien, a pesar de las polémicas por su participación y honorarios, aún sigue en el baile.

Del otro lado del charco, México fue por más. Si bien Televisa ya presentó tres temporadas del campeonato de baile, el canal decidió renovar el contenido de su ciclo bautizándolo Bailando por la boda de mis sueños. El premio no es otro que el pago del casamiento, la luna de miel y un departamento para los recién casados. En agosto comenzó el certamen que cuenta con dieciséis parejas de baile.

Argentinidad al palo. Desesperado por recuperar el terreno que había perdido durante el Mundial de Fútbol, Marcelo Tinelli se animó a importar desde las tierras mexicanas el formato de Bailando por un sueño. Así fue como de a poco recicló el perfil humorístico de ShowMatch hasta convertirlo en un certamen de danza y canto. La metamorfosis rindió sus frutos. Detrás de los sueños de los participantes, los enfrentamientos entre participantes famosos e integrantes del jurado fueron el plato fuerte del ciclo. Uno de los cruces más calientes del programa lo mantuvieron Florencia de la V y Laura Fidalgo. Después de que su juzgadora la calificó como “un travesti que baila mal” (lo que un espíritu optimista puede considerar una verdad a medias), Florencia de la V se despachó contra la Fidalgo: “Yo seré un travesti y bailo mal pero encabezo una obra; en cambio tu nombre no está en ninguna marquesina sino que de tan bajo está en la vereda”. Lágrimas y ajustes de cuentas le valieron al programa 29.6 puntos de rating. El show recién empezaba.

“Toda mi vida fue venciendo prejuicios y tapujos. Creo que ser transparente y fiel a mí misma es lo que me lleva a donde estoy”, dijo De la V. Y siguió: “No hay que dejarse humillar. No lo digo sólo por mí; hablo también en nombre del judaísmo, de los gordos, los ciegos. Repudio cualquier tipo de discriminación. No voy a permitir que nadie se meta con mi condición sexual”. Amén.


La tercera versión. Este lunes 2 a las 22.30, vuelve la tercera parte de Bailando por un sueño. El concurso contará con 16 participantes. Los famosos elegidos que acompañarán a los soñadores son las modelos María Vázquez, Ximena Capristo, Julieta Prandi, Luciana Salazar y Karina Jelinek, las conductoras Carla Conte y Ginette Reynal, las ex vedettes Beatriz Salomón, Alejandra Pradón, Yuyito González y la actual Eliana Guercio. También participarán la boxeadora Marcela “Tigresa” Acuña y las bailarinas Laura Fidalgo y Evangelina Carrozzo, reina del carnaval de Gualeguaychú y promotora de Greenpeace. Como en las versiones anteriores, el jurado tendrá su marca registrada con figuras polémicas. El nuevo tribunal estará presidido por el conductor y productor teatral Gerardo Sofovich, quien emitirá su voto junto a Moria Casán, Reina Reech y Jorge Lafauci. Quince son los sueños que están en juego. Entre ellos, un trasplante de médula, la creación de un centro artístico para chicos con capacidades diferentes, la remodelación del Teatro Municipal de Gualeguaychú y un viaje a Cuba para realizar una cirugía mayor.

Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4914

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.