Cielo cubierto
Temperatura:
20º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 12 de diciembre de 2018 | Suscribite
ESPECTACULOS / Uno de los cmicos ms populares del pas
miércoles 7 noviembre, 2007

El humor está de luto: murió el actor Norman Erlich

De chico comprendió que lo suyo era hacer reír y a ello entregó sus 74años de vida. Falleció por una enfermedad terminal que lo aquejaba desde hacía unos meses. Pionero del café-concert, tuvo inolvidables apariciones en la TV y el cine.

Foto: Tlam

El actor y humorista Norman Erlich, de una extensa trayectoria que lo convirtió en uno de los más claros exponentes del humor judío, falleció hoy a los 74 años a causa de una enfermedad terminal que padecía desde hace meses.

Sus restos serán velados en Loyola 1139 a partir de las 20, mientras que la inhumación será mañana en lugar y hora a determinar, informaron allegados al humorista.

Hijo de inmigrantes polacos, nacido el 7 de marzo de 1934, descubrió su vocación actoral desde chico cuando advirtió que los demás se reían de sus ocurrencias y advirtió que su comicidad despertaba simpatía.

En notas periodísticas señaló: "Sentí que el humor era una forma de seducir y que ese recurso iba a ser mi arma más efectiva, muy lejos".

Considerado como representante del teatro judío que se desarrolló en Buenos Aires a partir de la década del 40, Erlich evocó la historia de ese movimiento que alcanzó su apogeo en la época de la posguerra.

En 1951 inició su actividad como actor de ese tipo de teatro en la sala del Soleil. En ese entonces las primeras figuras venían desde los Estados Unidos o Europa, de la talla de Jacob Ben Ami, Maurice Schwartz, Joseph Buloff y Paul Burstein.

Durante cinco años, Erlich realizó 35 espectáculos en idioma idisch y hebreo, transitando los caminos de la comedia, el musical y textos del teatro universal como Shakespeare, Ibsen, Lenormand y clásicos judíos.

"Mi primer trabajo en el Soleil -recordó en varias oportunidades- fue como galán en un paso de music-hall. La actriz que me acompañaba se dio cuenta que yo en ese personaje no podía convencer ni a las palomas de Plaza Congreso, entonces lo convirtió en una farsa".

"El resultado del cambio fue un éxito rotundo, aunque nunca más cometieron el error de ponerme de galán. Desde entonces, siempre me dieron roles de actor joven cómico", manifestó.

En 1955 Erlich inició una gira por los Estados Unidos donde permaneció hasta 1960. Recién doce años después, en 1972, hizo por primera vez teatro en español, en el Astral, integrando una compañía de revistas junto a Luis Sandrini, Paulina Singerman y Raúl Rossi.

A partir de ese momento, comenzó una nueva etapa artística como uno de los humoristas de mayor repercusión popular.

Entre sus numerosas actuaciones en la calle Corrientes cabe señalar su participación en la revista musical "Sexcitante", en el teatro Nacional, con Susana Giménez, Juan Carlos Calabró y Osvaldo Pacheco, y en la comedia musical  "La mujer del año", también con Giménez.

Además llegó a jugar papeles protagónicos como en la obra "Un dúo inolvidable", de Neil Simon, junto a Santiago Bal y Daniel Miglioranza.

Fue uno de los creadores del género del café-concert con el espectáculo unipersonal  "Humorovich", el primero de una serie con que cosechó aplausos en numerosas giras por el interior y en los escenarios de casi todas las capitales latinoamericanas y de muchas ciudades estadounidenses.

Participó además en importantes ciclos de TV junto a Emilio Dissi y Dorys del Valle ("Casi una pareja"), con Jorge Porcel ("Porcelandia") y Juan Carlos Calabró ("Calabromas").

Fue también director, productor y protagonista de su propio programa de TV por cable, titulado "El show de Norman Erlich", que llegó a toda la Argentina y a países vecinos durante 10 meses.

Desde fines de diciembre 1997, Erlich filmó la película "Cohen versus Rossi", junto a un elenco multiestelar en que se contaron Alfredo Alcon, Pepe Soriano, Gabriela Acher y Roberto Carnaghi.

En septiembre de 2000 estrenó en el Café Literario de la Sociedad Hebraica de Buenos Aires el unipersonal de humor de su autoría "Haga clic", que más tarde lo llevaría al Templo Menorah de Miami Beach y a la sala del Círculo en la ciudad de Montevideo, Uruguay.

Pero la mejor definición del papel que desempeñó Norman en la escena nacional la dio él mismo al afirmar que "mi especialidad es mantener vivo el género del monólogo, que es el producto de una enorme soledad del artista frente al mundo, encontrándose en el escenario en su desnudez más absoluta y preparado para enfrentarse con las circunstancias más adversas".

Fuente: Télam.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4476

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard