Ligeras lluvias
Temperatura:
24º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 09 de diciembre de 2018 | Suscribite
CULTURA / Un libro polmico
sábado 24 noviembre, 2007

"El poder y la gloria", la faceta oculta de Juan Pablo II

El periodista inglés que profundizó en la muerte de Juan Pablo I, David Yallop, salió con otra investigación en la que arremete contra la Iglesia Católica. Una radiografía escalofriante desde las fauces del mismo Vaticano.

Foto: Cedoc

Cuando era un estudiante pálido y desgarbado de una escuela católica en Inglaterra, David Yallop fue informado por las autoridades escolares que una encíclica del Vaticano había determinado un nuevo dogma de fe sobre la vida de la Virgen María que resolvía de un plumazo viejos debates eclesiásticos.

El carácter indiscutible de la determinación violentó la curiosidad natural de Yallop y se grabó para siempre en su memoria. Todavía la recuerda cuando medio siglo después busca una respuesta para la pregunta acerca de “por qué volvió a escribir sobre el Vaticano”. En 1984, el libro Por voluntad de Dios del periodista inglés conmovió al mundo al argumentar que Albino Luciani, coronado como Juan Pablo I, había sido asesinado para frenar su decisión de terminar con la corrupción del sistema financiero del Vaticano y, en particular, la caída del Banco Ambrosiano.

Tras investigar asesinatos seriales, el terrorismo, el lado oscuro del negocio del fútbol y los traficantes de drogas; Yallop regresó con su último libro del Vaticano, a través de una biografía crítica de Juan Pablo II llamada El Poder y la Gloria.

A lo largo de sus páginas, el autor denuncia cuentas secretas de dinero proveniente del delito, vínculos con las dictaduras latinoamericanas, hostigamiento a los disidentes y describe a un Papa convertido en un experto de la lógica de los medios masivos de comunicación.

Yallop asegura que el nuevo libro le valió más “ataques” que el anterior, pero asegura que sus detractores muestran menos argumentos “fácticos” para defender sus críticas.

—¿Por qué decidió volver a escribir sobre el Vaticano?
—Cuando Juan Pablo II se convirtió en Papa prometió seguir con la agenda trazada por Juan Pablo I. Pero destruyó el programa de su antecesor y permitió que continuara la corrupción que Juan Pablo I se había propuesto eliminar. En 1981, Mehmet Ali Agca intentó asesinar a Juan Pablo II. El Papa dijo que había sido salvado por una intervención milagrosa. Más allá de las creencias religiosas, si uno observa la distancia desde la cual disparó Agca y la diferencia milimétrica que separó a la bala de los órganos vitales, se llega a la conclusión que realmente salvó su vida por milagro. La situación lo enfrentó con su condición de mortal, fue un momento crítico y me interesó saber si la experiencia podía cambiar el curso de sus decisiones. Pero no lo hizo. Siguió adelante con la intolerancia, la homofobia, la aceptación de un sistema bancario corrupto. Entonces me pareció, entrada la década del noventa, que era necesario desmitificar la imagen que se había presentado al público. Existían muchísimas biografías y ninguna crítica o equilibrada. El Papa era presentado como una persona perfecta, desde la niñez a la adultez. Y luego como un Papa infalible. Y yo tenía las evidencias iniciales de que la realidad era diferente.

—¿El manejo financiero que salió a la luz dos décadas atrás con el escándalo del Banco Ambrosiano cambió o se mantiene igual?
—Se mantiene. En el presente hay causas judiciales relacionadas con el dinero del Vaticano. Una involucra, por ejemplo, a un empresario norteamericano, Martin Frankel, que trabajaba con compañías de seguros en Wall Street. Tomaba de un lado y de otro, robaba. En cinco diferentes estados de los Estados Unidos, en este momento, hay denuncias contra el Vaticano que lo acusan de participar de la defraudación. Y el Vaticano responde “nosotros no tenemos nada que ver”. Pero si tiene que ver. Ellos dicen que nunca se dan cuenta. Tampoco se daban cuenta del Banco Ambrosiano. Otro caso es el dinero de las familias de la mafia, que todavía lavan dinero en el Banco del Vaticano. Y tal vez es dinero que proviene del narcotráfico, la prostitución u otros negocios del crimen organizado. En su estatuto, el Banco del Vaticano establece que su objetivo es la asistencia para fundaciones religiosas. Pero la última vez que verifiqué, en el Banco del Vaticano había 13 mil cuentas bancarias. Pero sólo dos mil era para fundaciones religiosas. El resto eran de políticos italianos, periodistas y de otra clase de persona que busca lavar dinero u ocultarlo.

—Usted fue cuestionado desde la Iglesia por criticar a una persona que murió.
—En realidad, el libro lo comencé tiempo antes de la muerte de Juan Pablo II. De hecho, si hubiera vivido unos pocos meses más lo hubiera visto publicado. Además, ya lo había criticado enPor voluntad de Dios, y todavía vivía. Pero esta mañana, cuando me bañaba, recordé una frase de Voltaire: "A los vivos les debemos respeto; pero a los muertos sólo les debemos la verdad".

Fuente: DyN


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4473

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard