jueves 22 de agosto de 2019 | Suscribite
DEPORTES / Un karma argentino
domingo 29 junio, 2008

Nalbandian y Messi: ¿los eternos "futuro Nº1"?

Lograntriunfos, algún que otro título y dinero, pero cuando más cerca parecen del trono se caen o dejan pasar la oportunidad.

por Redacción Perfil

Foto: Cedoc

Alguna vez fue Carlos Reutemann. También, Guillermo Vilas. Como ellos en su momento en el automovilismo y el tenis, desde hace un tiempo David Nalbandian y Lionel Messi parecen encarnar el karma de tener todo para convertirse en el número uno del mundo en su especialidad pero nunca dar el salto definitivo.

En los casos del tenista cordobés y el futbolista santafesino, no obstante, las causas de esto no sólo parecen tener que ver con esa sempiterna mala suerte que persigue a algunos deportistas argentinos. Y es que ambos vienen mostrando una singular pericia para boicotearse con actitudes que conspiran contra sus posibilidades de alcanzar la cima mundial.

Por lo pronto, resulta llamativo que uno y otro desaprovechen chances tan claras de cimentar su prestigio como las que vienen teniendo, así como el modo en que lo hacen. Para tener una idea de esto, basta con recordar la muy temprana y sorpresiva eliminación sufrida este lunes en Wimbledon por Nalbandian, después de perder en primera ronda contra  el 98º del ránking.

En este que supuestamente iba a ser "su" año en vistas del gran modo en que cerró el anterior, el "Rey David" ya había cumplido una actuación igual de desconcertante al ser eliminado en Roland Garros al caer hace poco menos de un mes con Jeremy Chardy luego de ganar los dos primeros sets.

Todo ello se contradice abiertamente no sólo con las condiciones del cordobés y su brillante final de 2007, sino incluso con los vaticinios de hombres que, como el número uno del tenis mundial, Roger Federer, dijeron alguna vez ver en él un claro aspirante al primer puesto del ránking de la ATP.

Consultado al respecto, Nalbandian reconoció alguna vez que para sacarle la corona mundial al suizo "se necesita tener regularidad, y yo no la tengo". Más que a eso, no obstante, habrá que apuntar por enésima vez a sus gustos por la noche, las modelos y los autos para explicar este increíble eclipse en la aún muy prometedora carrera del joven nacido en Unquillo.

En el caso de Messi, en tanto, su juventud (el martes cumplió 21 años) no es un atenuante válido a la hora de evaluar las "desapariciones" que también viene experimentando en partidos claves, como la final de la Copa América disputada en Venezuela el año pasado (Brasil 3-Argentina 0) o los choques de "su" Barcelona ante el finalmente campeón Manchester United en semifinales de la última Champions League.

Esas "ausencias" en momentos decisivos, sumadas a algunas muy inoportunas lesiones, llevaron al futbolista señalado alguna vez como sucesor de Maradona a quedar en 2007 tercero -detrás de Kaká y Cristiano Ronaldo- en la compulsa que habitualmente organiza la FIFA para consignar al mejor jugador del mundo. Y en virtud de lo visto este año, no parece que la cosa vaya a cambiar mucho para el argentino cuando en diciembre se realice otra vez esa elección.

Para poder aspirar en serio al trono, Messi deberá no sólo tener una actuación acorde en alguna de esas instancias en las que su talento no termina de aparecer, sino, sobre todo, ganar algo importante con el Barcelona o con la selección argentina, sin dudas la principal materia pendiente de un jugador que, para conseguir ese logro, deberá pensar más en el fútbol y no tanto en facturar como modelo publicitario o en otras cosas que al parecer lo tienen también obsesionado.

Si quieren despegar de una vez por todas y ratificar lo que prometen, en definitiva, tanto Nalbandian como Messi deberán adoptar una nueva mentalidad y dejar de lado esas actitudes con las que vienen boicoteándose a sí mismos. Esas que contribuyen en mucho para que parezcan los herederos de una vieja maldición, que parece no dejar de perseguir a los deportistas argentinos.

*Redactor de Perfil.com.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4729

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard