jueves 22 de agosto de 2019 | Suscribite
DEPORTES / Que dir el INDEC?
miércoles 28 enero, 2009

La AFA, a tono con la inflación: en sólo un año, las entradas del fútbol aumentaron más del 100 por ciento

Hasta enero de 2008, la general costaba 14 pesos. Ahora -nuevo aumento mediante-, costará 30. Por qué ya no tienen nada de "populares".

por Redacción Perfil

Foto: CeDOC

La AFA lo hizo: en apenas un año, las entradas comúnmente conocidas como "populares" perdieron por completo su carácter de tales. En realidad, ya lo habían perdido a comienzos de 2008, al pasar de 14 a 24 pesos el valor de las de Primera. Pero, por si hacía falta, el golpe de gracia para aquella vieja denominación llegó anoche, al disponer en su primera reunión de 2009 el Comité Ejecutivo llevar el precio de los tickets en cuestión nada menos que a... ¡30 pesos!

Sí; gracias a este nuevo aumento, los boletos para ver un partido de fútbol del próximo Torneo Clausura costarán más del doble de lo que costaron los del Apertura 2007. Dicho con otras palabras y para que se entienda bien: mientras el INDEC acaba de anunciar que en 2008 la inflación fue del 7,2 por ciento, las entradas del superdevaluado torneo de Primera de la AFA aumentaron en el último año más de un 100 por ciento.

A ello, por supuesto, deben sumarse los otros gastos habituales que conlleva ir a ver un partido de fútbol en la Argentina, llámese transporte, choripán y gaseosa para el entretiempo. Con ello -y descartando los ya prohibitivos gorro, bandera y vincha-, el costo de ese ritual que muchos argentinos se resisten a abandonar se elevó en total del orden de los 20 a los 50 pesos por fin de semana, en lo que termina representando una suba real del 150 por ciento

Ahora bien, ¿qué ocurrió para que en un año los bolsillos del hincha sufriera semejante ataque? ¿Por qué los dirigentes del fútbol argentino decidieron este nuevo aumento, aún a sabiendas de la caída en la venta de entradas que provocará en un contexto de crisis económica por el que los gastos considerados "superfluos" serán recortados o eliminados?

La respuesta, en gran parte, está dada por aquello que no quiere reconocer el INDEC en sus índices manipulados por el Gobierno: la inflación galopante que el país viene padeciendo. Al menos, ése es el motivo que esgrime la dirigencia de la AFA, como el mismo Julio Grondona lo hiciera para justificar aquel aumento de más del 70 por ciento de enero de 2008.

Concretamente, una de las justificaciones dadas entonces por el eterno mandamás del fútbol local -quien este año cumplirá 30 primaveras en su cargo- fue que se habían “incrementado al doble” los costos de los operativos policiales que asumen los clubes. Dispositivos que -vale aclararlo-, son impuestos y tarifados por ese mismo gobierno que desde hace mucho "dibuja" números obscenos en torno a la espiral inflacionaria.

Pero no sólo de esa forma el Estado incide en los costos del fútbol. Además, y tal como Grondona dijera también hace un año, debe tenerse en cuenta que "el único espectáculo que paga IVA es el fútbol”, así como que los clubes deben hacerse cargo además “del seguro del espectador, del impuesto municipal y de la seguridad”. Y esto, en tiempos en que la sola apertura de un estadio implica gastos en personal administrativo y de maestranza que también crecieron y mucho.

Si se quiere explicar en serio el actual precio de las entradas, no obstante, a todas estas circunstancias habrá que agregar otras dos: por un lado, la depresión que sufre el mercado de transferencias a nivel global, que lleva a que durante este receso no haya habido casi ninguna venta importante de un jugador del medio local al exterior; por otro, el congelamiento que sufren los montos que los clubes reciben en concepto de derechos de televisación.

Ningún incremento, en efecto, ha logrado la AFA al respecto luego de que a mediados de 2007 renegociara el acuerdo que cede hasta 2014 el monopolio de la distribución de imágenes del fútbol argentino a las empresas "Televisión Satelital Codificada" (TSC) y "Tele Red Imagen SA" (Trisa), propiedad del Grupo Clarín, que para colmo lograron entonces notorias mejoras sobre el contrato original.

Justamente, si alguien saldrá beneficiado por este nuevo aumento de las entradas serán esas firmas que, desde entonces, no sólo siguen pagando una suma considerablemente inferior a las que en otras latitudes pagan por lo mismo, sino que además tienen por ello el derecho hasta de disponer el fixture del campeonato. Una situación que, sin dudas, los clubes deberán revisar de una buena vez si no quieren seguir rasguñando ingresos de donde ya no se puede.

(*) redactor de Perfil.com


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4729

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard