lunes 17 de febrero de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL
martes 17 mayo, 2011

Máxima cumple 40

Zorreguieta, la primera mujer sudamericana que se convertirá en reina europea, es el eje de las celebraciones en los Países Bajos. Galería de fotos.

Galería de imágenes

por Redacción Perfil


Fotogalería
Foto: AFP.
martes 17 mayo, 2011

Máxima de Holanda, esposa del príncipe Guillermo-Alejandro, y nacida en Buenos Aires, es la primera mujer sudamericana que llegará a ser Reina de una nación Europea. El título -a futuro- forma parte de una especie de regalo que el Parlamento holandés hizo la semana pasada para, quizás, homenajear a la princesa heredera por su cumpleaños 40. Otros, se figuran, no sin emoción, que la coronación de Guillermo y Máxima Zorreguieta está muy cerca, lo que mantiene en vilo a los holandeses.

La princesa, que un día inspecciona una guardia de honor y al día siguiente colabora en una campaña contra los piojos en una escuela holandesa (revisando incluso los cabellos de los estudiantes), combina a la perfección lo que los holandeses esperan de su monarquía: dignidad, trabajo y simpatía. "Máxima tiene personalidad", expresa Marc van der Linden, jefe de redacción de la revista holandesa Royalty. "Baila, canta, le da a la familia real una cierta alegría de vivir. Guillermo Alejandro era considerado un tipo insulso, sin carisma. Con Máxima a su lado, se ve mucho mejor".

En un documental que la televisión pública holandesa, la princesa confiesa que cuando su marido se convierta en rey ella "seguirá haciendo las mismas cosas que hasta ahora". "Estaré ahí apoyando a mi marido cuando sea coronado rey, pero yo no ejerceré de jefa de Estado, y seguiré haciendo lo mismo que hasta ahora", indicó la princesa en la entrevista a la televisión, de la que hoy recoge algunos extractos la agencia ANP.

En la entrevista, se muestra humilde y sencilla y reconoce que nunca soñó con ser princesa: "Es algo que no entraba en mis planes". La princesa también habla en el documental de algunos momentos delicados desde que entró a formar parte de la familia de los Orange, como cuando le llovieron las críticas en 2007 por afirmar durante un discurso que la identidad holandesa no existía. "Me sirvió de lección y aprendí que tengo que expresarme mejor cuando quiero hacer un cumplido a Holanda", justificó Máxima, quien a pesar de ser miembro de una Casa Real dice sentirse "completamente libre" a la hora de expresar su opinión.

Los homenajes a la princesa nacida en el exclusivo barrio de Recoleta comenzaron la semana pasada, al ser inaugurada por la reina Beatrix una exposición sobre su nuera argentina. La muestra ("Máxima, 10 años en Holanda") fue inaugurada el 7 de mayo en el Palacio Het Loo (Apeldoorn)  y recorre los acontecimientos más importantes de la vida de Máxima como princesa a través de fotografías, vídeos y vestidos que destacan el papel de la princesa dentro de la familia real y el trabajo que desarrolla desde que se convirtiera en la esposa del príncipe de Orange, el 2 de febrero de 2002.

Los holandeses la adoran y las encuestas indican que es el miembro más popular de la Familia Real holandesa, superando con creces a la reina Beatrix (2º lugar) e incluso a su marido y futuro rey, Guillermo-Alejandro (3º lugar). Un 75% de la población opina que la reina debería abdicar lo más pronto posible para que a pareja de herederos al fin comience su reinado. Pese a ello, consideran realmente exitosa la labor de la reina desde que fue entronizada en 1980.

Máxima parece sobrellevar el acoso de la prensa y el público sin problemas. En su primera conferencia de prensa dijo que el futuro rey era por momentos "medio bobo", pero eso fue visto como algo simpático. "El que lo haya dicho en un buen holandés y con sentido del humor le cayó bien a mucha gente", comentó Van der Linden.

Como casi todos los aspectos de su vida como princesa, no obstante, incluso ese comentario aparentemente espontáneo había sido preparado con la asesoría de los consejeros de la Casa Real, según Van der Linden. "Originalmente el príncipe heredero debía decirlo, pero decidieron que lo hiciese Máxima para que tuviese más efecto", aseguró.

Dueña de un gran sentido del humor, disciplinada, y muy inteligente, su personalidad y su carácter pusieron a los holandeses a sus pies. Creció en un departamento de Uriburu 1252 -donde aun viven sus padres- y su fulgurante carrera de economista la llevó a ocupar importantes puestos en distintas entidades bancarias, tanto en Buenos Aires como en Nueva York y finalmente Bruselas.

La calidez, típicamente argentina, que Máxima todavía no deja de mostrar en todas sus apariciones públicas la hicieron tremendamente querida por los holandeses, e incluso las últimas semanas numerosas publicaciones del país hicieron hincapié en que Máxima es un ejemplo genuino de cómo debe ser, comportarse y trabajar una princesa del siglo XXI.

Johan Ter Molen, encargado de la exhibición de Máxima, asegura que a Kate Middleton le convendría visitar a la princesa holandesa para ver cómo cambiará su vida. "El cambio más grande para ambas es que pasan de un ambiente relativamente protegido al candelero y jamás podrán alejarse de él", comentó. "Es como una jaula de vidrio en la que debes permanecer el resto de tu vida".

Vea la galería de fotos con los momentos más importantes del principado de Máxima.

(*) Especial para Perfil.com.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4908

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.