sábado 24 de julio de 2021
CóRDOBA DESPUÉS DEL 30
25-04-2021 00:59

Schiaretti sostiene la presencialidad escolar y reforzará controles nocturnos para evitar restricciones al sector productivo

Toda la expectativa está puesta en la reunión de mañana al mediodía de la Provincia con los 427 intendentes. “La asistencia a las escuelas no se toca”, reconoció un ministro schiarettista.

25-04-2021 00:59

Mañana al mediodía los cordobeses tendremos el panorama un poco más claro sobre cómo continuarán las restricciones en la provincia después de la reunión que los ministros schiarettistas tendrán con 427 intendentes y jefes comunales. De la misma manera que ocurrió hace casi dos semanas, el encuentro será la previa para definir qué pasará en Córdoba después del próximo viernes 30, cuando vencen el DNU presidencial y los anuncios con autonomía que hizo en su momento el propio gobernador Juan Schiaretti.

Del encuentro participarán los ministros de Gobierno y Salud, Facundo Torres y Diego Cardozo, respectivamente, pero además se sumará el titular de Educación, Walter Grahovac. Y el dato es relevante porque se les confirmará a los intendentes que más allá del 30, la combinación entre presencialidad y virtualidad en las aulas cordobesas se mantendrá.

“Se va a defender la presencialidad porque vimos que hay intendentes que ceden a las presiones de directores de escuelas en algunas localidades”, sostuvo un integrante del gabinete schiarettista a este medio.

La intención en El Panal es aguardar lo que diga Nación, pintar un panorama completo con los intendentes, en cuanto a la evolución de los casos y el ritmo de vacunación, y luego tomar la decisión. Pero, está claro que, si bien no habrá cambios en las clases, se analizan restricciones puntuales para reducir los contagios (ver página 18).

El viernes por la tarde, un intendente muy importante reconoció a PERFIL CÓRDOBA que “es muy difícil seguir restringiendo”. “Si se toman en cuenta los casos, los controles de la noche y el promedio en el que parece que estamos, la situación está un poco más calma que en otros lugares del país”, reconoció el jefe comunal.

En la misma sintonía, uno de los ministros de diálogo diario con el gobernador, admitió que “Córdoba no va a tomar decisiones por lo que pasa en Amba o en Chaco. Tenemos la experiencia del año pasado, y no vamos a encerrar porque sí”, agregó a este medio.

La distancia es con el Amba. “Schiaretti no se está alejando únicamente de Alberto (Fernández), también lo está haciendo de (Horacio) Rodríguez Larreta. Ojo”, advirtió un dirigente del peronismo capitalino con llegada a la mesa chica del gobernador.

En el entorno del mandatario provincial aseguran que está convencido de que la discusión por las clases en Buenos Aires se politizó y que la realidad acá es distinta. “Primero, porque lo vemos al gremio (Uepc) más aplacado que en otras circunstancias. La virtualidad no es la misma, no solo para el alumno, tampoco lo es para el docente. Y segundo, porque los controles deben ser en otras áreas. Tal vez con las escuelas se deba reforzar el protocolo con los padres en ingresos y egresos de los chicos”, reconocen en el PJ local.

No lo va a decir públicamente. Pero Schiaretti está convencido que no fue buena la gestión de la pandemia en otros distritos. Por ejemplo, con el refuerzo de mayor cantidad de camas críticas, como así tampoco con las vacunas. “Acá llegan a todas las localidades, se fue más prolijo”, dijo un ministro a este medio.

Más camas, vacunación y foco en ciudades grandes. Schiaretti anunció que en el mes próximo, Córdoba quedará por encima de las 3.700 camas críticas. Con esa perspectiva, más la continuidad de la vacunación, la lupa se pondrá en los desbordes de los grandes centros urbanos. Hoy preocupan Córdoba y Gran Córdoba; buena parte del departamento San Justo, con San Francisco a la cabeza; Río Cuarto, Villa Carlos Paz y el sudeste provincial.

Sobre la capital cordobesa, el intendente Martín Llaryora sostuvo el viernes en Pulxo 95.1FM: “Hoy está claro que nosotros no tenemos la complejidad en materia de casos. Se hizo un gran trabajo con el incremento de camas para defender la presencialidad y la actividad económica. Aunque tenemos claro que hay que seguir cuidando la vida de nuestra gente”.

Con esta frase, Llaryora adelantó de alguna manera los próximos pasos. Y coincide con lo que reconoció un funcionario provincial, que sostiene el propio Schiaretti. “Cree que al pico de la segunda ola lo estamos transitando”, razonan cerca del mandatario provincial. Más allá de esto, la intención desde el Centro Cívico es actuar en bloque por lo que viene.

Tanto con las clases como así también con las restricciones. Por eso, además de las vacunas y las camas, lo que no se detendrá en Córdoba es el ritmo de testeos. Esto último también genera cierta tranquilidad en El Panal porque advierten el compromiso de los municipios para testear, pero también de la gente, de pasar por los controles antes la presencia de síntomas.

La otra cuestión a seguir es si habrá o no un tipo de asistencia para los sectores que se vean afectados por la pandemia. “No pasa tanto por la reunión social sí o no; hay margen para una marcha atrás ahí. Lo que preocupa es cómo asistir ante el impacto económico”, señaló una fuente de diálogo directo con el entorno de Schiaretti. 

Alivio por las Paso. Por último, la postergación de las elecciones también trajo tranquilidad en los que siguen de cerca la campaña en Córdoba. “Es mejor que se pase todo un mes, da tiempo para armar todo con más calma”, reconoció un importante dirigente del PJ capitalino.
 

En esta Nota