lunes 21 de junio de 2021
DEPORTES Champions League
30-05-2021 04:35

Ni el Kun ni Pep

El Chelsea sorprendió al Manchester City de Guardiola y se quedó con el mayor trofeo de europa. en su último partido con el City, Agüero se despidió con lágrimas.

30-05-2021 04:35

El Chelsea conquistó por segunda vez en su historia la Champions League europea, tras sorprender en la final al favorito, el Manchester City, al que venció por 1-0 en Oporto. En su último partido con la camiseta celeste, el Kun Agüero no logró despedirse con la copa.

El alemán Kai Havertz adelantó al Chelsea en la recta final de la primera parte (minuto 42) y en la segunda, con el City con muchos problemas para generar peligro, el marcador ya no se movió.

El Chelsea repitió la historia de 2012, cuando había logrado triunfar en el máximo torneo europeo también llegando con el cartel de víctima a la final, imponiéndose entonces al Bayern en Múnich.

Para el Manchester City esta derrota empaña una temporada en la que había ganado la Premier League y la Copa de la Liga inglesa. En la Copa de Inglaterra había sido eliminado en semifinales, precisamente por el Chelsea, que se confirmó como su pesadilla de este curso.

Era la primera vez que llegaba a la final de la Champions, el torneo que obsesiona a sus propietarios emiratíes desde su llegada en 2008, pero tendrá que seguir esperando.

También tendrá que digerir la decepción su entrenador Josep Guardiola, llegado al City en 2016 con la misión de ganar la Champions, una competición que ya conquistó como técnico del Barcelona en dos ocasiones (2009, 2011) pero donde no ha logrado triunfar en la última década.

El Chelsea, cuarto de la última Premier League, se olvida así de la final de la Copa de Inglaterra que perdió este mes ante el Leicester y sucede en el historial al Bayern Múnich.

Para Thomas Tuchel, entrenador del Chelsea, lo de ayer fue una revancha. El año pasado perdió la final de la Champions League con el Bayern y fue despedido del París Saint-Germain. El técnico alemán, de 47 años, llegó al Chelsea y en apenas seis meses armó este equipo que ayer logró levantar la “orejona”.

 

Una despedida con lágrimas

La última función de Sergio Agüero con la camiseta de Manchester City quedará en la historia a pesar de los apenas 20 minutos en cancha en la caída con Chelsea en la final de la Champions League.

Agüero apenas jugó siete partidos en esta Champions, le convirtió un gol a Porto y otro al Olympique de Marsella. Pero la idolatría no se manchó, ni siquiera se salpicó como se vio el fin de semana pasado en su despedida en Manchester.

La gran hazaña no se consiguió, la Liga de Campeones quedó como materia pendiente, más allá de su rol secundario, y no pudo ser otro peldaño en su carrera dentro de la institución que lo tendrá como máximo ídolo.

Los 36 millones de dólares pagados hace 10 años al Atlético de Madrid se devolvieron en creces, con un tanto cada 108 minutos jugados. Queda una extraordinaria carrera, una despedida emotiva y las lágrimas del final.

En esta Nota