martes 24 de mayo de 2022
ECONOMIA Política económica
12-04-2022 12:13

¿Aumentar las exportaciones podría beneficiar al consumo interno?

Un estudio de IDESA señaló que la idea de que las ventas al exterior afectan al consumo interno es muy antigua y que quedó en desuso hacia finales del siglo pasado.

12-04-2022 12:13

Ante la falta de dólares que sufre el país, el gobierno tomó la decisión de reforzar los controles para evitar una mayor sangría. Al mismo tiempo, y de manera muy cuestionable, limitó las exportaciones con la idea de proteger al consumo interno y controlar los precios. 

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) fue uno de los tantos actores que criticó la medida al explicar que se necesita aumentar las exportaciones para generar las divisas necesarias a fin de expandir la producción y el consumo.  

De hecho, desde el ente señalaron que "la aceleración de la inflación agudizó las internas dentro del gobierno." Asimismo, aseguraron que los controles de precios no funcionaron, por lo que el sector que los impulsa pasó a focalizar las culpas en el Ministro de Economía y a la guerra en Ucrania que hace subir los precios internacionales.

Incluso, subrayaron que hubo amenazas en las que se argumentó que la situación social empeorará si no se restringen las exportaciones para proteger el consumo interno.

El aumento de las retenciones sólo acentúa la primarización de las exportaciones

Para el instituto, la idea de que las exportaciones compiten con el consumo interno es muy antigua. Aun así, esta visión entró en desuso hacia finales del siglo pasado en el marco de una mayor diversificación de las exportaciones y de los consumos familiares.

Por lo tanto,  los nuevos paradigmas ahora giran en torno a la idea de que el desarrollo depende de una integración más intensa con el mundo. 

Según datos del Ministerio de Economía, entre los años 2011 y 2021 se observa lo siguiente:

  • Las exportaciones en dólares cayeron un 6%.

  • El salario real en el mismo período cayó un 10%.

  • El Producto Bruto Interno (PBI) per cápita, por su parte, cayó un 13%.

Para los especialistas de IDESA, estos datos muestran que reducir las exportaciones no garantiza mayor consumo interno. "En la última década, menores exportaciones estuvieron acompañadas de caídas en el salario real, principal determinante del consumo interno.", resaltaron.

Uno de cada cuatro pesos que se pagan por la carne, leche y pan son impuestos

Actualmente, uno de los principales limitantes para importar los bienes de capital e insumos que necesita la producción es la escasez de divisas. "Para aumentar la producción, los salarios y el consumo interno se necesita expandir las exportaciones ya que esta es la vía más genuina de generar divisas", explicaban. 

"Restringir las exportaciones acentúa la restricción externa, es decir, la escasez de divisas vitales para financiar las importaciones que se necesitan para movilizar la producción. Por eso, no es exagerado afirmar que el pensamiento de que las exportaciones compiten con el consumo interno es tan vetusto como ilógico", aseveraron.

A modo de conclusión, el informe explicaba que "la solución es exportar más, no menos. Para lograrlo es imprescindible avanzar en un ordenamiento integral del Estado." Para ello, es necesario un sector público financieramente equilibrado que brinde servicios de calidad para asegurar las condiciones para expandir las exportaciones. "Restringir aún más las exportaciones, como plantea un sector del gobierno, acentuará la restricción externa, agravando la recesión y la degradación social", puntualizaron.

 

RM /LR