4th de March de 2021
ECONOMIA Opinión
17-03-2020 16:39

El Coronavirus y un acuerdo de deuda menos beneficioso

Ante la falta de dólares, la caída de exportaciones argentinas por el menor crecimiento global presiona en contra a la hora de negociar con los bonistas.

Mariano De Rosa (*)
17-03-2020 16:39

El coronavirus ha demostrado los efectos devastadores que tiene sobre la economía global, y las consecuencias a mediano plazo que puede tener en nuestro país son, como mínimo, preocupantes. 

Cuando se celebraron las elecciones en octubre pasado, sabíamos que quien fuera elegido como presidente no tendría una administración fácil. Necesariamente precisaba un contexto internacional más favorable del que tuvo la gestión de Mauricio Macri. La urgencia de generar dólares y hacer frente a los compromisos de deuda iban hacer (y siguen siendo) los ejes fundamentales para la recuperación argentina. El problema es que cada vez estamos más lejos de poder llegar a un sendero de crecimiento dada la situación global actual.

Para crecer estamos obligados a exportar y en consecuencia generar más dólares, dinamizar la economía que viene en caída hace 3 años y sobre todo poder hacer frente a nuestros compromisos de deuda. El FMI pronostica un menor ritmo de crecimiento de la economía global encabezado por los países que son seriamente afectados por el COVID-19 entre ellos Estados Unidos, Europa y China, donde van la mayor parte de nuestras exportaciones. 

Cómo afecta a la economía argentina el Coronavirus

Por ejemplo, China es destinataria del 90% de las exportaciones de poroto de soja, el 70% de las carnes vacunas y el 22% de la carne porcina. Ante una contracción de la economía asiática nuestra capacidad de generar dólares se ve claramente reducida. No solamente desde la cantidad demandada sino que también desde los precios.

El precio de la soja, la carne de cerdo, vacuna y demás productos primarios exportados por Argentina han tenido una fuerte contracción. Esto se comenzará a reflejar en las exportaciones, dada una baja de las cantidades exportadas y en sus respectivos precios. Ante el grave efecto del COVID-19 en nuestra balanza comercial, Argentina debe arreglar la situación con los acreedores dado que se presenta un panorama aún más complicado del que teníamos.

Para poder hacer frente al panorama de deuda del año 2020 se necesita imperiosamente llegar a un acuerdo. De llegar a agosto sin consolidar un entendimiento, la sangría de dólares se estima que llegará a 22,6 mil millones de dólares, prácticamente la mitad de las reservas del BCRA. 

Cómo afecta la economía global el Coronavirus

En conclusión, en caso de que las dificultades para concretar un acuerdo y los efectos del COVID-19 persistan, el dólar protagonizará una senda alcista de su valor respecto al peso. Dado que si el Central necesitara dólares para pagar la deuda y sostener el tipo de cambio no podrá hacer frente a ambas problemáticas. Deberá optar entonces, por un acuerdo menos beneficioso para Argentina ya que a medida que pase el tiempo, el margen de maniobra para controlar el dólar y la inflación se verán ampliamente disminuidos.

(*) Economista. CEO Fintech Más Inversiones

 

En esta Nota