viernes 10 de julio de 2020 | Suscribite
ECONOMIA / La oferta argentina
martes 30 junio, 2020

Canje: la Asociación Internacional del Mercado de Capitales defendió las cláusulas que propone Guzmán

Son las que rechazan los bonistas. Lo hizo Lelan Goss en un informe que presentó el Club de París sobre renegociaciones de deuda.

Ministerio de Economía Foto: CEDOC

El Club de París presentó un documento donde analiza el marco legal para las deudas soberanas, en medio de un clima donde cada vez más países terminan renegociando con sus acreedores. Más del 60% de los bonos emitidos a nivel mundial no tiene las cláusulas mejoradas para la emisión de deuda que se negociaron en 2014. Es el caso de los títulos emitidos por la Argentina en los canjes de 2005 y 2010 y que están en juego en esta reestructuración. Y es uno de los puntos de choque con los bonistas reestructurados y los fondos de inversión.

Lo hizo en su informe anual, donde recuerda que la deuda Argentina asciende a US$ 2.198 millones más los intereses recientes -los datos son hasta fin de 2019- y suma un análisis sobre la cuestión legal de la negociación de deuda, las cláusulas de acción colectiva.

Una de las opiniones sobre las CACs corre por cuenta de Lelan Goss, director ejecutivo del consejo general de la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA), que diseñó estas cláusulas mejoradas para la reestructuración de deudas soberanas. 

Economía tiene el aval de un grupo de fondos para el canje de deuda pero BlackRock se endurece

Goss señala que son las nuevas “cláusulas standard”. “Este fue un gran esfuerzo grupal con el apoyo del sector privado, así como del G20, el FMI, el Banco de Francia, el Club de París, el Tesoro de los Estados Unidos y otras organizaciones oficiales del sector. Desde entonces, los gobiernos de todo el mundo han adoptado las nuevas cláusulas CAC y pari passu en aproximadamente el 90% de todas las nuevas emisiones de bonos soberanos, un logro significativo”, remarca el director del ICMA. 

“Los nuevos términos del contrato surgieron en respuesta a la acción de los acreedores holdout y su capacidad para frustrar y potencialmente derrotar una reestructuración de deuda soberana que de otra manera sería exitosa”, remarcan. La pelea de Argentina con los holdouts y la crisis de Grecia mostraron el potencial de “problemas entre acreedores que podrían retrasar las reestructuraciones y tener implicaciones sistémicas para el sistema financiero global”, sostiene Goss, que de todas formas reconocen que siguen las deficiencias.

Las reformas a las CACs solo pueden usarse desde el momento de su disponibilidad en nueva deuda: generalmente no es posible modificar retrospectivamente los términos de los bonos emitidos previamente. 

Cuarentena reforzada y pago de aguinaldos hizo bajar $3 al dólar blue

“A medida que la deuda de un soberano se reemplaza por bonos con los nuevos términos, el riesgo de interrupción del holdout se reduce, pero ese riesgo continúa hasta que suficientes bonos nuevos con los nuevos términos reemplacen los bonos antiguos”, advierte. La Argentina busca cambiar los bonos emitidos con los contratos viejos -2005- por los de nueva generación -2016- a los que hace referencia la ICMA.

En medio de una nueva reestructuración de deuda, Goss remarca algo que explica la posición de los bonistas más duros: “cambiar los términos de la deuda soberana casi siempre será voluntario. Si no hay incentivos suficientes para que un soberano se aparte del precedente, no tiene necesidad de cambiar sus términos”.

Los desincentivos para los inversores pueden afectar negativamente al mercado de bonos del gobierno. “Puede haber una línea muy delgada en el intento de optimizar los incentivos entre inversores y prestatarios que es difícil de lograr. Las recientes propuestas de innovación de contratos de deuda soberana incluyen instrumentos de deuda contingente vinculados al PIB o estatales”, agregó el director ejecutivo de la Asociación del Mercado de Capitales. Estos cupones todavía no son atractivos para los inversores para que sean comercializables.

Con la crisis del Covid-19, “se puede abrir un nuevo terreno, sobre la emisión de bonos "sociales" o "pandémicos", posiblemente utilizando términos contractuales innovadores para proporcionar alivio a países y zonas afectados”, remarca Goss.


 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5052

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.