sábado 18 de septiembre de 2021
ECONOMIA Análisis
30-08-2021 09:55

Por qué éste es un buen momento para tomar financiamiento

Es momento de tomar deuda como escudo fiscal ante balances que no se ajustan por inflación

30-08-2021 09:55

El gobierno está incrementando fuertemente la deuda en pesos, tememos que deje al sector privado con menos financiamiento. Es momento de tomar deuda como escudo fiscal ante balances que no se ajustan por inflación. Alberto con más deuda que Mauricio.

Las reservas siguen en torno de los U$S 40.000 millones, pero en su composición notamos ciertas diferencias. Los encajes de los bancos han crecido durante el gobierno de Alberto Fernández, sin embargo, los depósitos en dólares son muy parecidos a noviembre de 2019, cuando se ubicaban en U$S 20.666 millones, y en la actualidad en U$S 18.980 millones. Lo que disminuyeron fueron los préstamos en dólares, lo que derivó en que los bancos realizaran más encajes.

Los créditos que recibe el Banco Central han crecido producto del desembolso del FMI que aportó U$S 4.319 millones no reembolsable al organismo en moneda DEG (Derechos Especiales de Giro).

El oro creció notablemente entre el último mes de gobierno de Mauricio Macri y la actualidad en U$S 676 millones. En resumen, las reservas netas en noviembre de 2019 ascendían a U$S 10.589 millones y en la actualidad apenas llegan a U$S 3.520 millones. Hemos perdido poder de fuego con las reservas.
 

 

¿Qué pasó con la deuda?

 

La deuda total aumentó en U$S 53.297 millones durante el gobierno de Alberto Fernández. La Tesorería aumentó la deuda en U$S 30.532 millones, la deuda en $ ajustada por CER aumentó U$S 28.956 millones, la deuda en pesos sin ajustar por CER U$S 4.173 millones y la deuda en dólares U$S 4.748 millones. La Tesorería, a noviembre de 2019, la deuda en dólares y ajustada por CER representaba el 87,3% y en la actualidad el 89,6%.

Brigo sobre deuda: "Seguiremos profundizando la normalización del mercado en pesos"

La deuda del Banco Central se incrementó 131,3% y en términos absolutos U$S 22.765 millones, a noviembre de 2019 la deuda del Banco Central representaba el 5,3% de toda la deuda, hoy representa el 10,5% del total de la deuda.

Está clarísimo que el gobierno de Alberto Fernández no se está endeudando en dólares, sin embargo, abusa de la toma de financiamiento en pesos que ajusta por inflación, y está tomando deuda en forma descontrolada en el Banco Central, medida que le terminará generando un severo problema de aumento de precios y devaluación de la moneda local.
 


¿Cómo está el mercado cambiario al mes de julio?
 

Hay datos muy interesantes, ya que mostramos los últimos 12 meses y los primeros 7 meses del año. Claramente hay más ingresos de dólares por la balanza comercial, esto está explicado por adelantos de exportaciones y mayores ventas al exterior. Los adelantos de exportaciones alcanzarían a los U$S 2.800 millones aproximadamente.

Por el lado de la demanda, se nota una fuerte salida de dólares en concepto de préstamos que se abonan al exterior, pago de intereses y una balanza de turismo que sigue siendo negativa frente a las restricciones que viven los que desean viajar al exterior. En los últimos 7 meses las compras del Banco Central se ubican en U$S 7.170 millones, una suma muy interesante, pero que será difícil de repetir.

La comparación de los últimos 12 meses y últimos 7 meses busca reflejar que, en esta época del año, comienzan las restricciones en la llegada de dólares y es probable que se acelere la salida de dólares por el efecto electoral.
 


Conclusiones
 

Estos datos revelan que el gobierno no está logrando incrementar las reservas en forma genuina, está abusando del crédito en pesos ajustado por CER que toma la Tesorería, el Banco Central toma deuda en forma descontrolada y, en la primera parte del año 2021, tuvo la gran suerte que la suba de la soja le permitiera un mayor ingreso de dólares al país.

La deuda aumentó en U$S 53.297 millones en los primeros 20 meses de gobierno, lo que implica un ritmo de endeudamiento de U$S 2.664,85 millones por mes, y una variación porcentual del 16,2%, cuando en igual período el PBI cae un 13% aproximadamente. Este endeudamiento fue necesario porque el país tuvo que atravesar una pandemia, no genera confianza en el exterior, y hasta el momento no logró llegar a un acuerdo con el FMI que le abra las puertas al financiamiento externo.

El gobierno no genera confianza para atraer inversiones y que los capitales se queden en el país.

A un año de firmarse el canje de deuda, el riesgo país complica el financiamento


Si el gobierno pretende seguir financiando el presupuesto vía el mercado interno, terminará dejando sin financiamiento al sector privado. La inflación entre julio de 2021 y noviembre de 2019 fue del 82,3%, el financiamiento privado en pesos aumentó el 74,7% por debajo de los niveles de inflación, mientras que el financiamiento en dólares cayó el 51,6%. A este ritmo el sector privado se quedará sin financiamiento.

Las externalidades de esta política monetaria y cambiaria fueron un alto nivel de inflación (82,3% desde que asumió), un dólar oficial que aumentó por debajo de los niveles de inflación (61,5% desde que asumió) y un dólar blue que aumentó el 152,8% en igual período. La tasa de interés fue negativa contra la inflación, lo que le generó un gran quebranto a los ahorristas en pesos, esto benefició a los tomadores de créditos en pesos, es aquí en donde se ven las oportunidades.

En la medida que el gobierno siga manejando la Tesorería con un gran déficit y no consiga financiamiento externo, será inevitable endeudarse en pesos ajustados por inflación y en letras del Banco Central, esto traerá como consecuencia una alta inflación y devaluación del peso. En la medida que no lleguen inversiones, aumenten las reservas, y se corte el financiamiento en pesos al Estado le será difícil crecer, ya que el stock capital existente no es suficiente para crecer, y los emprendedores carecen del crédito necesario para potenciar sus emprendimientos.

En nuestros informes privados brindamos alternativas para manejarse en este contexto que bautizamos I + D, Inflación más Devaluación, en donde resulta necesario hacer planificación fiscal para pagar menos impuestos y dejar más dinero dentro de las empresas.

* Analista y consultor económico. http://www.salvadordistefano.com.ar/