lunes 26 de julio de 2021
ELESPIA el país en OFF
28-03-2021 03:15

El Espía

28-03-2021 03:15

Se acerca la elección y se mueve el avispero de la oposición

A medida que nos vamos acercando a los comicios legislativos (¿sin PASO?), las diferentes corrientes que integran Juntos por el Cambio entran en un creciente clima de efervescencia que no parece tener vuelta atrás. Amén de las chicanas o metamensajes habituales, no pasaron desapercibidos varios hechos que tendrán inocultables derivaciones político-partidarias. Uno de ellos lo protagonizó Horacio Rodríguez Larreta, quien durante el feriado del 24 de marzo subió a sus redes un emotivo video, en el que contó por primera vez en público cómo su padre fue secuestrado y mantenido en prisión ilegalmente durante unos diez días en la última dictadura militar. “Fue una experiencia que me marcó. Me hizo entender más lo que fueron esos años durísimos para la Argentina”, señaló el jefe de Gobierno porteño. En la interna PRO, el mensaje fue interpretado como un tiro por elevación a Mauricio Macri, quien en su elegido raid mediático por LN+ y Radio Mitre omitió cualquier referencia al 45° aniversario del golpe de Estado, lo mismo que en sus redes sociales. De semejante diferencia se hizo eco Cristina Fernández de Kirchner, quien a través de Twitter manifestó que resulta “reconfortante que uno de los dos principales dirigentes de la oposición comparta sensibilidades, vivencias y mirada similares sobre la tragedia de la dictadura cívico militar”, metiendo el puñal en las entrañas del PRO, que viene convulsionado por la reaparición del ex presidente, el retorno a cuentagotas de María Eugenia Vidal (ver página 4) y las irrefrenablables muestras de ambición de Patricia Bullrich, decidida a jugar muy fuerte como candidata para las elecciones de medio término. Como para intentar acallar las intrigas, Rodríguez Larreta y Macri se mostraron juntos por primera vez en mucho tiempo en una actividad oficial porteña en el Centro Metropolitano de Diseño. Quienes tampoco hallan paz son sus socios del radicalismo. Aún no se acalla el escándalo de los comicios partidarios  en la provincia de Buenos Aires. La lista oficialista encabezada por Maximiliano Abad salió rápido a adjudicarse el triunfo, mientras la lista opositora de Gustavo Posse, intendente de San Isidro que cuenta con el apoyo de Martín Lousteau, invalidó esos resultados provisorios por el estrecho margen de diferencia en el resultado y porque no tenían en cuenta conteos en los que ellos habían invalidado el escrutinio oficial. La pelea no termina y podría terminar en la justicia.

 

Lesión en mal momento

No pega una. Justo cuando María Eugenia Vidal decide levantar su perfil, a partir de su reaparición pública en una conferencia de la cordobesísima Fundación Mediterránea, algún tuit duro contra las críticas recibidas por Mauricio Macri tras su relanzamiento y las filtraciones sobre el libro de aparición inminente que la propia ex gobernadora hizo sobre su gestión, que se titulará “Mi camino”, su principal espada política quedó fuera de combate. Es que Federico Salvai, de él se trata, sufrió un severo esguince de tobillo que lo sacó de las canchas políticas presenciales durante varios días. De todas maneras, el ex jefe de Gabinete bonaerense y marido de la ex ministra Carolina Stanley se las arregló para respaldar cada movimiento de Vidal, gracias a los servicios de comunicación digital que tanto se optimizaron por la pandemia.

En esta Nota