05 dic 2020
INTERNACIONAL |ENTREVISTA CON TELEVISA
sábado 14 marzo, 2015

Francisco confesó sentirse ‘usado’ por la política argentina

El Papa afirmó que su mandato será breve y aclaró en público por qué utilizó el término “mexicanización”.

Foto: Cedoc
sábado 14 marzo, 2015

El papa Francisco aprovechó ayer el festejo del segundo aniversario como máximo jerarca de la Iglesia Católica Romana para darle una entrevista exclusiva a la cadena televisiva mexicana Televisa, en la que confesó que a veces se siente “usado” por la política argentina, que predice que su mandato no durará más de cuatro años y amigarse públicamente con México, país con quien había quedado en una situación tensa luego de hablar de “la mexicanización” de Argentina frente al auge del narcotráfico.
Durante la charla de una hora y veinticinco minutos con Valentina Alazraki, corresponsal mexicana de Noticieros Televisa, en una sala del Vaticano donde en una de sus paredes está colgada la imagen de la Virgen de Guadalupe, el Papa afirmó: “Yo sé que mucha gente, sin quererlo, la mayoría, algunos queriéndolo, usan su venir acá (por el Vaticano) o una carta mía o un llamado”.
A esta conclusión arribó después de varios minutos que le dedicó a aclarar, por primera vez en público, el escándalo de usar la palabra “mexicanización” en una cadena de correos electrónicos con Gustavo Vera, de la asociación La Alameda. La periodista le explicó que esto había “herido susceptibilidades” en el pueblo y gobierno mexicano, que “pensó que se trataba de una estigmatización del país”. A lo cual Francisco respondió: “Este chico (por Gustavo Vera) es un dirigente, un hombre que ha trabajado por la justicia social y trabaja mucho, amigo mío, viene de las izquierdas, del trotskismo. Me contaba cómo habían logrado descubrir algunas redes de narcotráfico, y que estaban luchando y que habían cerrado también una cadena de prostíbulos. (…). Y entonces me dice ‘bueno, esto, no queremos llegar a la mexicanización de Argentina’. Así me ponía, ¿no? Evidentemente que es un término, permítaseme la palabra, ‘técnico’. No tiene nada que ver ya con la dignidad de México. (…)  Así que yo contesté: rezo, los acompaño, y ojalá no lleguemos a la mexicanización, técnicamente. (…)”. Luego aclaró que el gobierno aceptó sus  explicaciones y “todo en paz”.  

La periodista le preguntó si él no les pide a sus contactos que no lleven al ámbito público lo hablado en el privado. “Lo suelo hacer, normalmente. Pero a veces la gente no se aguanta”, respondió.

Cambio de foco. Luego la conversación dio un giro en el que afirmó sentirse “usado” por los políticos argentinos.
“Pero lo tengo que decir, a veces yo me he sentido usado por la política del país. Políticos argentinos que pedían audiencia (...) Me podría traer algún problema personal, en mi país. Pero simplemente cuento lo que ha pasado. Claro los argentinos cuando vieron un papa argentino se olvidaron de todos los que estaban a favor o en contra del papa argentino. Y los argentinos que no somos humildes, y que somos muy engreídos...”.

Francisco trató de cortar la tensa situación con un poco de humor y le hizo un chiste a la reportera: “¿Usted sabe cómo se suicida un argentino? ¡Se sube arriba de su ego, y de ahí se tira abajo!”.

Antes de terminar, Alazraki le transmitió la preocupación acerca de la prisa con la actúa Francisco, como si pensara en un pontificado breve. “ Yo tengo la sensación que va a ser breve. Cuatro o cinco años. No sé, o dos, tres. Bueno dos ya pasaron. Es como una sensación un poco vaga”, rectificó Jorge Bergoglio, quien el 16 de diciembre de 2016 cumplirá 80 años.

 

Ni Puerto Madero, ni BMW

Otro de los temas que se trataron en el extenso encuentro frente a las cámaras fue la desigualdad económica y la riqueza. Como ejemplo de situaciones de derroche de dinero que lo escandalizan, Francisco utilizó el caso de Puerto Madero: “Me escandalizaba en Buenos Aires la nueva zona de Puerto Madero. Que es preciosa, todo ganado al río. Esos edificios enormes, treinta y seis restaurantes. Si usted va a cenar le cortan la cabeza, ¿no? Porque le hacen pagar... y después la villa miseria. Esas son las cosas de despilfarro de dinero, ¿no? Mi denuncia desde el punto de vista social es siempre a eso”.
Coherente a su discurso, Bergoglio se caracteriza por tomar decisiones como no viajar en Mercedes o en BMW: “Bueno, ahora está este Focus, o no sé cómo se llama, es el que uso, que es un utilitario más o menos al alcance de un empleado bancario. Bueno, entonces estaría bien ¿no?”. Para él ésta no es una postura “consciente”, ni fingida: “Me salen solas esas cosas, no es que pretenda. Trato de ser yo y a veces por ahí exagero en alguna cosa que puede ofender a alguien. No sé, en eso me tengo que cuidar”.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5200

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.