miércoles 16 de junio de 2021
INTERNACIONAL Patente libres
07-05-2021 11:53

Joe Biden inició la guerra contra un poderoso rival: la industria farmacéutica de Estados Unidos

Su apoyo a las "patentes libres" es el primer combate; el próximo, lograr la ley para que bajen los medicamentos. El lobby millonario de los laboratorios, irritado.

07-05-2021 11:53

El anuncio de Joe Biden de apoyar que se liberen las patentes de las vacunas temporariamente ya tuvo dos oposiciones fuertes. Una, Angela Merkel, en cuyo país funciona BioNtech,el laboratorio que asociado con Pfizer, fabrican una de las vacunas para el coronavirus.

Albert Bourla el CEO de Pfizer que vendió sus acciones tras el anuncio de la vacuna. 

La otra voz contraria a la propuesta de Biden fue, obviamente, la del laboratorio Pfizer. Y su ceo, Albert Bourla quien rechazó la liberalización temporal de las patentes. Y propuso acelerar la producción de vacunas –en sus plantas– para cubrir el faltante mundial de vacunas.

Angela Merkel, en cuyo país está el laboratorio socio de Pfizer, se opuso a las patentes libres.

Para dar una idea de cuántas vacunas para el coronavirus necesita el mundo, las Naciones Unidas informó que los países de bajos ingresos –es decir, todos menos el llamado primer mundo– tuvieron disponibles apenas el 0,2 por ciento del suministro mundial de dosis de vacunas.

Macron y Putin apoyaron la iniciativa de Biden para que se liberen las patentes.

En paralelo a este escenario, Open Secrets, una organización de Estados Unidos que publica informes sobre el financiamiento privado de la política, informó el miércoles que la industria farmacéutica aumentó el dinero para hacer lobby en Washington. Según Open Secrets, en los primeros tres meses de 2021 gastaron 92 millones de dólares para hacer lobby –presionar– a los parlamentarios norteamericanos. Esa cifra representa  un 6,3 por ciento más que en el mismo período de 2020.

bourlaAlbert2021
Albert Bourla, CEO de Pfizer no quiere patentes libres, propuso acelerar la producción de vacunas.

De esos 92 millones de dólares “invertidos” para presionar al gobierno de Biden, Pfizer puso en tres meses 3,7 millones para hacer lobby. Ese gastó la ubicó como la segunda empresa farmacéutica de Estados Unidos en invertir en lobby. Igualmente esa cifra nada comparado con los 3,5 mil millones de dólares que Pfizer ganó con venta de la vacuna para el covid-19 en los primeros tres meses de 2021.

Pero en Estados Unidos, el laboratorio Pfizer no está solo en su cruzada contra Biden. La Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, la asociación de comercio farmacéutico más grande de ese país, y la Cámara de Comercio, respaldan a Pfizer. Stephen Ubl, presidente de la Pharmaceutical dijo que con su apoyo a la liberalización de las patentes “el gobierno de Biden dio un paso que socavará nuestra respuesta global a la pandemia y comprometerá la seguridad. Y creará confusión entre socios públicos y privados, debilitará aún más las cadenas de suministro ya tensas y fomentará la proliferación de vacunas falsificadas ”.

vacunasPfizer2021
Según Naciones Unidas, los países pobres sólo dispusieron del 0,2 por ciento de vacunas anti-covid.

La Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, según informa, representa a más de 800 mil norteamericanos e invierte más de 100 mil millones anuales en investigación y desarrollo. También es quien en los últimos tres meses aumentó el dinero para hacer lobby parlamentario: 8,7 millones de dólares.

Los titulares de BioNTech, el socio de Pfizer, no está de acuerdo con Biden.

Y es que tanto Pfizer, la Cámara de Comercio de Estados Unidos, y la Pharmaceutical Research and Manufacturers of America no sólo están preocupados por este “liberen las patentes” que propone Biden. El aumento del dinero para hacer lobby que gasta y gastarán la multinacionales farmacéutica se debe al anuncio que Biden en su discurso por los 100 días de gobierno: bajar el precio de los medicamentos recetados porque los considero los más altos del mundo.

Biden Discurso Congreso 20210428
La ley para que bajen los medicamentos que impulsó Biden ante el Congreso, preocupa a los laboratorios.

Si Biden logra hacer ley la baja de remedios, el gobierno podría ahorrar más de 450 mil millones de dólares en compras de medicamentos durante la próxima década. Según la ley actual, el Estado pagar ciertos medicamentos, sin importar su costo. Esto permite que las compañías farmacéuticas aumenten los precios de los medicamentos “críticos”.

En tres meses, laboratorios de EE.UU. gastaron US$ 93 millones para hacer lobby parlamentario.

Y ante esto, Stephen Ubl –titular de la Pharmaceutical…– ya se opuso a esa ley con el argumento de que podría dificultar el acceso de los norteamericanos a medicamentos críticos. Además de” destruir aproximadamente un millón de puestos de trabajo, científico y limitará  el desarrollo de nuevos tratamientos (…) Es desafortunado que los líderes de la congreso vuelvan a la carga con este proyecto de ley partidista, sobre todo ahora que estamos luchando contra una pandemia".

A poco de haber cumplido sus primeros cien días de gobierno, Biden se abrió un frente interno de batalla con un rival más que poderoso, las multinacionales farmacéuticas. Ni Obama y en menor medida ni Trump, pudieron lograr que se apruebe la ley que Biden quiere para bajar los precios de los medicamentos.