martes 28 de junio de 2022
INTERNACIONAL Tensión en Europa oriental

Cuáles son las verdaderas intenciones de Rusia y con qué se puede defender Ucrania

¿Riesgo inminente de invasión o intimidación para imponer sus puntos de vista a Occidente? Washington dice que el próximo miércoles, 16 de febrero, es el "Día D" señalado por la CIA para que Rusia empiece la guerra.

22-02-2022 16:11

Ucrania y Rusia están enfrentadas desde que el gobierno ruso anexó la península de Crimea en 2014. Los vínculos empeoraron con el conflicto en el este de Ucrania, donde Rusia está acusada de apoyar a los separatistas, algo que el Kremlin niega. 

Rusia, aunque niega cualquier plan de ataque, insiste en que la desescalada requiere garantías escritas para su seguridad, en particular con respecto a la OTAN, que planea reforzar su presencia en esta zona de histórica influencia rusa.

ucrania 12022022

La OTAN advirtió sobre la inminencia de un ataque ruso a "gran escala" contra Ucrania

Ucrania pronto quedará acorralada por las tropas rusas

En las últimas semanas el gobierno de Vladimir Putin desplegó varias decenas de miles de soldados, tanques y artillería cerca de la frontera ucraniana, con la ayuda de recursos militares procedentes del extremo oriental del país.

En paralelo, varios buques rusos de desembarco de tanques y tropas abandonaron el Báltico se dirigieron hacia el Mar Negro. Además, entre el 9 y el 20 de febrero Rusia llevó a cabo un ejercicio militar "a gran escala" en Bielorrusia, adonde trasladó todo tipo de material militar, aviones de combate, misiles antiaéreos, etc.", afirma William Alberque, director de investigación del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

La Unión Europea aprobó nuevas sanciones contra Rusia por la crisis de Ucrania

Como resultado, "Ucrania estará completamente rodeada por casi un centenar de grupos de combate conjuntos rusos", afirma: al norte, Bielorrusia, al sur, la presencia rusa en la península ucraniana de Crimea anexionada en 2014, y al este, el Donbass, sumido en una guerra con los separatistas prorrusos. 

"Desde el punto de vista militar, Rusia se está preparando para toda la gama de eventualidades, desde la agitación psicológica -a través de medios cibernéticos e informativos,- hasta una invasión masiva", señala Mathieu Boulègue, del 'think tank' británico Chatham House

ucrania 12022022

Quiénes son los "superricos" rusos que enfrentarán sanciones por Ucrania

 

"Rusia no tiene interés en invadir Ucrania"

Para Moscú, la cuestión ya no es "si", sino "cuándo" y "cómo" intervenir en Ucrania, dijo el experto, que cree que "Rusia solo está esperando una excusa". 

Sobre todo porque Moscú está bajo la presión del tiempo porque es "difícil mantener a 85.000 o 100.000 soldados lejos de sus bases durante mucho tiempo. Hay que mantener su capacidad operativa y su despliegue tiene un coste logístico importante", señala Boulègue. 

Además, está el factor climático. "En mi opinión, Rusia tiene una ventana de oportunidad ahora y hasta que las temperaturas empiecen a subir de nuevo en Ucrania. A partir de la primavera, los vehículos blindados serían una pesadilla para maniobrar en terrenos empapados", dice William Alberque. 

"Las fuerzas concentradas a lo largo de la frontera ucraniana no son suficientes para una invasión y ocupación masiva del país", dijo Pavel Baev, del Peace Research Institute de Oslo, recordando que "cuando la Unión Soviética invadió Checoslovaquia en 1968, envió al menos el doble de tropas que las que Rusia ha desplegado en la frontera ucraniana". 

Putin afirmó que los acuerdos de paz en Ucrania "ya no existen"

Según el investigador, la escalada adoptará más bien la forma de "ataques aéreos, contra los que Ucrania es vulnerable" debido a la falta de defensas aéreas y fuerzas aéreas fuertes. 

"Rusia no tiene interés en invadir Ucrania. El coste político y militar de ocupar ese territorio sería demasiado grande. Putin no necesita esto para crear una forma de victoria", coincide Mathieu Boulègue. "Podría limitarse a utilizar fuego de artillería y ataques aéreos para decapitar los centros de mando y control ucranianos, para destruir su capacidad de represalia, sin tener que desplazar tropas rusas".

Un análisis que también comparte Keir Giles, del Conflit Studies Research del Reino Unido. "Moscú puede lograr sus objetivos por muchos otros medios que invadiendo Ucrania. Rusia ya ha conseguido su objetivo principal: empujar a Estados Unidos a discutir el futuro de la arquitectura de seguridad europea", afirma.

ucrania 12022022

El ejército de Ucrania, con experiencia en combate tras ocho años de guerra

A principios de 2014 Ucrania perdió Crimea tras una revolución prooccidental y, sin disparar un solo tiro, Rusia se anexionó simplemente el territorio. Después, las fuerzas armadas de Ucrania, debilitadas por años de abandono y corrupción, se vieron desbordadas por el creciente conflicto en el este del país con los separatistas prorrusos. 

Pero tras ocho años de conflicto, reformas y ayuda occidental, las cosas han cambiado mucho. "El ejército había llegado a un punto en el que no podía resistir al enemigo", dijo Pavlo Dolynski, que ahora trabaja para una asociación de veteranos. "Estaba en un estado calamitoso" asegura. 

El vicecanciller de Putin afirmó que Rusia no planea “por ahora” enviar tropas al este de Ucrania

A veces los soldados iban equipados con material obsoleto de fabricación soviética, o tenían problemas para conseguir uniformes, botas y armas en buenas condiciones. Se necesitaron batallones de voluntarios, algunos procedentes de organizaciones ultranacionalistas, para contener el avance del enemigo, que contaba claramente con el apoyo militar de Rusia, a pesar de las negativas de Moscú. 

Desde finales de 2021, la presencia de decenas de miles de soldados rusos en las fronteras ucranianas aumentó la tensión, pero esta vez el ejército es completamente distinto, ya que fue, tras haber sido modernizado y con experiencia tras un conflicto que dejó más de 13.000 muertos, promete estar a la altura.

"Hace ocho años, el ejército ucraniano solo existía en los papeles", afirma Mykola Beleskov, analista militar del Instituto Nacional de Estudios Estratégicos de Kiev. "Ahora Ucrania tiene sus mejores fuerzas armadas desde su independencia hace 30 años", asegura.

ucrania 12022022

Una modernización histórica entre temores de una guerra

El presupuesto militar de Ucrania se triplicó hasta superar los US% 4.200 millones en 2021, y se hicieron reformas para frenar la corrupción y mejorar el mando. Y además, Estados Unidos ofreció US$ 2.500 millones de dólares en ayuda militar desde 2014 y los instructores de países de la OTAN, como Canadá y Reino Unido enseñan cómo prepararse para el combate. 

En el marco de esta modernización, el presidente Volodimir Zelenski firmó a finales de enero un decreto para contratar a 100.000 militares más en tres años, con lo que se llegará a un total de 360.000, y prometió aumentar los salarios y poner fin al servicio militar obligatorio para 2024. 

El ejército también se está beneficiando de una afluencia crucial de armas extranjeras, incluidos los drones de combate TB2 del fabricante turco Bayraktar, que desempeñaron un papel clave en el conflicto de 2020 entre Azerbaiyán y Armenia. A los que se suman también misiles antitanque británicos y estadounidenses. 

A pesar de estos avances, Sam Cranny-Evans, analista del Instituto RUSI de Londres, señala que existen "lagunas clave" en las defensas antiaéreas, las capacidades de ataque de largo alcance y el reconocimiento. Y es que Ucrania perdió el 70% de su flota de barcos cuando Rusia se anexionó la península de Crimea en el Mar Negro, estratégicamente situada, según un reciente informe estadounidense. 

Pese a todo, las capacidades del ejército ucraniano siguen siendo más limitadas que las del ejército ruso, que se modernizó y endurecido bajo el mandato de Vladimir Putin: "No es ningún secreto que el ejército ruso es más grande y más fuerte", dice Mykola Beleskov, que señala que una ofensiva terrestre conduciría a una costosa "guerra de desgaste" para Moscú. 

"Digamos que sería difícil para nosotros, muy difícil", admite el analista ucraniano. "Pero tampoco sería fácil para los rusos".

ds