domingo 03 de julio de 2022
INTERNACIONAL Sobresueldos Brasil

Desnudos, el nuevo capítulo del escándalo de corrupción en Brasil

Una asesora de prensa del PT posó desnuda para “Playboy”. Está involucrada en el escándalo de los sobresueldos que pagaba el oficialismo para asegurarse la mayoría en el Congreso.

16-10-2005 12:09

Los brasileños tienen otro motivo más para interesarse por el escándalo de corrupción que salpica al presidente Luiz Inácio Lula da Silva: el “tema” principal de la última edición de la revista Playboy es Camilla Amaral, 25 años, soltera, 1,68 de altura y 53 kilos muy bien torneados, quien ha quedado consagrada como la “musa del mensalao”, es decir del pago ilegal de mensualidades, de sobresueldos, a diputados aliados.

Amaral trabajaba como asesora de prensa de la senadora del Partido de los Trabajadores, Ideli Salvati, uno de los integrantes de la comisión parlamentaria que investiga las presuntas comisiones ilegales en los Correos. Ella saltó a la fama cuando la revista Veja publicó una nota informando que la bonita asesora dejaba boquiabiertos a los legisladores.

A los pocos días, Amaral recibió una oferta de Playboy y renunció a su cargo

“Es la primera vez que se elige a la musa de un escándalo, aunque en Brasil es común elegir musa para todo: del Carnaval, de las playas, del verano”, dijo a PERFIL Liliana Lavoratti, la editora de Política de Gazeta Mercantil.

Entre las razones de semejante elección, Lavoratti recordó que Brasil “es un país tropical que entre sus principales productos de ‘exportación’ figura la sensualidad. Además, a los brasileños nos gusta hacer bromas e ironías sobre todo. Por último en Brasil se le da mucha importancia a la apariencia de las personas, al hecho de ser ‘bonitas’ o ‘feas’ dentro de un padrón convencional dictado por la moda”.

Para Tereza Cruvinel, redactora estrella de O Globo en Brasilia, la elección de la musa del escándalo “no tiene mayor relevancia. Es la manera que encontró esa revista para aprovechar el interés popular sobre el escándalo

Otra revista, G Magazine, dirigida al público gay, eligió a Bruno Corner, de 22 años, para su tapa. Es el hijo de Jeany Mary Corner, quien fue acusada de haber organizado fiestas para políticos con jóvenes modelos y promotoras.